Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El velero español Pros llega a Río 500 años después de Magallanes y Elcano

El velero español Pros, que reproduce cinco siglos después la primera vuelta al mundo comandada por Fernando de Magallanes y Sebastián Elcano, llegó este jueves a Río de Janeiro (Brasil), 500 años (y seis días) después de que lo hicieran los pioneros y, gracias a los buenos vientos, a una velocidad récord.

EFE

Río de Janeiro —

El velero español Pros, que reproduce cinco siglos después la primera vuelta al mundo comandada por Fernando de Magallanes y Sebastián Elcano, llegó este jueves a Río de Janeiro 500 años (y seis días) después de que lo hicieran los pioneros y, gracias a los buenos vientos, a una velocidad récord.

En la tercera etapa del viaje que se propone de 44.000 millas náuticas (81.500 kilómetros) a lo largo de tres años (desde agosto de 2019 hasta septiembre de 2022), el Pros completó en nueve días las 1.100 millas náuticas que separan la también ciudad brasileña de Recife, a la que llegó el 8 de diciembre y que abandonó dos días después, de Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil y que fue la primera escala de Magallanes en América.

Las cinco naos que realizaron hace cinco siglos la epopeya iniciada bajo el comando del portugués Magallanes y concluida por el español Elcano tocaron por primera vez tierra en América, tras haber partido exactos tres meses antes desde Sanlúcar de Barrameda (España), el 13 de diciembre de 1519 en la entonces llamada bahía de Santa Lucía, donde hoy se encuentra Río de Janeiro.

El velero de 21 metros de eslora llegó a Río de Janeiro con seis días de atraso en relación al viaje de Magallanes y Elcano pero en el plazo previsto por los organizadores y pese a que navegó paralelo al litoral brasileño a velocidades récords.

"Ha sido un viaje tranquilo. Hemos tenido un muy buen viento. Un viento a veces un poco excesivo, que nos ha permitido batir récord de velocidad incluso con poco trapo. El viaje ha sido francamente bueno. Tanto es así que, como la fecha de llegada era hoy, tuvimos que fondear en Buzios, en donde pudimos descansar un par de días en la estupenda y linda bahía", relató a Efe el capitán del Pros, Pepe Solá, poco después de poner los pies en el muelle del Club de Yates de Río de Janeiro.

Este veterano navegante destaca que, pese a tratarse también de un velero, las condiciones de navegación de ambos son totalmente diferentes y hoy es posible aprovechar las tecnologías desarrolladas en los últimos 500 años.

"Son condiciones completamente diferentes. Han pasado 500 años. La tecnología ha avanzado, los conocimientos también. Ellos fueron pioneros. Nosotros lo único que hacemos es ir detrás de ellos sabiendo lo que ellos ya descubrieron. El mérito suyo no es para nada comparable. Para nosotros es una aventura, es interesante, es divertido, es emocionante", relató.

El Pros, al contrario, es un queche de dos mástiles que navega con baterías, un generador de electricidad, GPS, radio de largo alcance, antena de satélite y hasta piloto automático,

"Con mucha frecuencia, especialmente en las guardias, recuerdo lo que ellos hicieron, la aventura en que se metieron con los pocos medios tecnológicos que entonces tenían. Nosotros conocemos la meteorología que tenemos por delante, conocemos la geografía donde vamos. Ellos no tenían ni idea. Y eran unas condiciones de navegación incomparables: barcos que en la época eran buenos pero que son nada comparados con los de ahora", agregó.

Sin embargo, admite, que con todas las tecnologías disponibles aún hay que enfrentar retos difíciles y hasta peligrosos.

"Ellos adolecían de una falta de conocimiento tremendo. Nosotros sabemos dónde nos metemos. Y sorpresas siempre podemos encontrarnos pero nada que ver con las de ellos, que desconocían todo", dijo.

"El paso por el Estrecho de Magallanes siempre es complicado. Nosotros vamos a intentar pasarlo en una época buena, que es en el verano austral, pero claro que prevemos dificultades. Nunca es sencillo el paso por el Estrecho", aseguró.

El Pros permanecerá anclado en Río hasta el 8 de enero próximo, cuando zarpará rumbo a Montevideo (17 de enero) y Buenos Aires (19 de enero). Después se dirigirá a Península Valdés, Puerto Deseado y Puerto San Julián, antes de llegar a Punta Arenas (Chile) el 8 de febrero de 2020.

"Después seguiremos hacia Punta Arenas para remontar el Pacífico. Pero a diferencia de lo que ellos hicieron, que cuando salieron del Estrecho de Magallanes arrumbaron hacia el noroeste, nosotros iremos costeando y bordeando la rivera occidental sudamericana", dijo al explicar las escalas en Valparaíso, Callao, Guayaquil y Galápagos.

De los 7 tripulantes del velero, 6 regresarán a España desde Río y el otro permanecerá de guardia en el barco. Una nueva tripulación llegará en enero para proseguir el viaje pero Solá tan solo volverá a unirse a la aventura en Buenos Aires.

El capitán espera que, a diferencia de Magallanes y Elcano, que tuvieron en Río la única escala placentera del viaje antes de que comenzaran los problemas, la "vuelta al mundo del Pros siga siendo tan placentera como hasta ahora".

Carlos A. Moreno

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2019 - 20:49 h

Descubre nuestras apps

stats