Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Cinco años de ofensiva de la ultraderecha en Europa
La amnistía llega a su votación final y Feijóo pide elecciones anticipadas
Opinión - Con la venia, respeten la ley. Por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La Estrategia de Seguridad Nacional cita como un riesgo para España el desafío a la legalidad, en referencia a Cataluña

La Estrategia de Seguridad Nacional cita como un riesgo para España el desafío a la legalidad, en referencia a Cataluña

EUROPA PRESS

MADRID —

La Estrategia de Seguridad Nacional aprobada este viernes por el Consejo de Ministros incluye por primera vez los desafíos internos a la legalidad como un riesgo para la nación, aunque no menciona expresamente el proyecto independentista defendido en Cataluña durante los últimos años.

El documento, de 128 páginas, actualiza el de 2013 y marca a largo plazo la estrategia en materia de seguridad para poner al país “a la vanguardia” y permitir que esté preparado para “hacer frente a las nuevas amenazas y desafíos”, según ha explicado el Gobierno.

Aunque no cita el desafío independentista de Cataluña, sí apunta que España se enfrenta a una serie de amenazas y desafíos tanto internos como externos entre los que incluye la “descohesión territorial” junto al reto demográfico o su “limitada” interconexión energética.

RESPUESTA DESDE EL ESTADO DE DERECHO

“Los desafíos a la legalidad y al interés general de España requieren una respuesta desde el Estado de Derecho con objeto de garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos”, sostiene en un resumen ejecutivo en la parte inicial del documento.

Además, en el capítulo dedicado a describir “el perfil de la España actual”, plasma que se trata de un país en el que se puede defender cualquier proyecto político “siempre que se haga en estricta observancia de la legalidad y con respeto a los derechos y libertades de todos sus ciudadanos”.

Según insiste, España es un Estado “social y democrático de Derecho” que está dotado de un marco constitucional que tiene al ciudadano como “eje central” y unas instituciones “que propugnan y protegen como valores superiores la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional también habla por primera vez de la ciberseguridad dentro de la conocida como 'guerra híbrida'. En concreto, cita los ciberataques, las operaciones de manipulación de la información y elementos de presión económica, que apunta que se han manifestado “especialmente” en procesos electorales.

“La finalidad última que se persigue es la desestabilización, el fomento de movimientos subversivos y la polarización de la opinión pública”, avisa. Este mismo viernes, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha explicado que el Consejo de Ministros ha abordado la “posibilidad” de que haya algún ciberataque en las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre.

Según ha apuntado, se ha puesto énfasis en la protección de los comicios para evitar cualquier interferencia “de tipo informático” y las medidas adoptadas por la empresa encargada del recuento de votos. “Se han puesto de manifiesto todas las precauciones para que la voluntad de los catalanes sea clara, voten en libertad y los resultados sean correctos y evitar posibles intromisiones como se ha visto en otros procesos electorales en otros países”, ha subrayado.

ACCIONES DE INFLUENCIA Y DESINFORMACIÓN

La Estrategia de Seguridad Nacional insiste en que a los tradicionales conflictos armados se añaden ahora formas adicionales de agresión e “influencia” como “la proliferación de armas de destrucción masiva y otras variantes de actos hostiles”. “Sofisticados sistemas de armas de alta precisión se combinan con la letalidad funcional de ciberataques y acciones de influencia y desinformación”, advierte.

El documento hace también alusión a la ambigüedad y la dificultad de atribución de estas acciones, que subraya que son perpetradas tanto por actores estatales como no-estatales con el objetivo de movilizar a la opinión y la desestabilización política.

En este sentido, alude a los espacios comunes --el ciberespacio, el espacio marítimo y el espacio aéreo y ultraterrestre--, que “conectan el mundo y permiten el libre flujo de personas, bienes,información, servicios e ideas”. Pero también apunta a la difícil atribución de acciones delictivas en ellos y “su débil regulación”, por lo que apuesta por la cooperación internacional y la asistencia mutua para hacerles frente.

También repasa las características propias del ciberespacio, como su componente tecnológico, fácil accesibilidad, anonimidad, altaconexión y dinamismo“, y constata que en los últimos tiempos las acciones delictivas en él han aumentado ”notablemente“ en número, alcance y sofisticación.

ESTADOS QUE QUIEREN EXPANDIR SUS INTERESES

“Tales acciones adquieren creciente relevancia para España, un país altamente interconectado y que ocupa una posición de liderazgo en Europa en materia de implantación de redes digitales”, alerta insistiendo en que las ciberamenazas van en ascenso tanto por parte de Estados --“que persiguen la expansión de sus intereses geopolíticos a través de acciones de carácter ofensivo y subversivo”-- como de organizaciones terroristas, grupos de crimen organizado y actores individuales.

“La utilización del ciberespacio como medio para la realización de actividades ilícitas, acciones de desinformación, propaganda o financiación terrorista y actividades de crimen organizado, entre otras, impacta en la Seguridad Nacional, amplificando la complejidad y la incertidumbre, y también pone en riesgo la propia privacidad de los ciudadanos”, enfatiza.

Por ello, marca como objetivo garantizar un uso seguro de las redes y los sistemas de comunicación e información a través del fortalecimiento de las capacidades de “prevención, detección y respuesta a los ciberataques”.

Etiquetas
stats