La Fiscalía revisará las rebajas de penas por la ley del 'solo sí es sí' con “clara prioridad de amparo a las víctimas”

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, en una imagen de archivo. EFE/ Mariscal

El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, ha asegurado este jueves que la Fiscalía revisará aquellas condenas afectadas por la entrada en vigor de la ley del “solo sí es sí” y que lo hará “huyendo de automatismos” y “con una clara prioridad y vocación de amparo a las víctimas”.

Así se ha pronunciado Ortiz en la inauguración del VIII Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, en el que también ha participado la ministra de Igualdad, Irene Montero. Ante el goteo de decisiones judiciales que rebajan condenas por agresiones sexuales, afectadas por la ley del “solo sí es sí”, Ortiz ha dicho que “ha habido una modificación de los tipos penales y ello conlleva una revisión de algunas de las condenas existentes”.

Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la ministra de Igualdad han aludido a la necesidad de que la Fiscalía se pronuncie sobre cómo debe interpretarse la nueva norma en relación a los condenas con penas mínimas, que han sido rebajadas por algunos tribunales debido a que la nueva ley contempla castigos más bajos.

Fuentes de la Fiscalía han indicado a elDiario que se están analizando los casos por si fuera necesaria una circular para unificar criterio, pero que por ahora no se ha tomado una decisión al respecto. Además, de hacerse, esa indicación comparta una serie de pasos –borrador de la Secretaría Técnica, revisión por la junta de fiscales de Sala y vuelta para su redactado final– que hacen prever que ese pronunciamiento, de producirse, tardará aún unas semanas.

Montero alude a las “feroces resistencias”

Montero, por su parte, no se ha referido específicamente a la polémica, pero ha insistido en que hay que asegurarse de que los jueces tienen formación en perspectiva de género para “la correcta aplicación de las leyes”.

La ministra ha incidido en que las leyes aprobadas por el Gobierno conforman “un edificio jurídico sólido para la protección de los derechos humanos de mujeres, niños y niñas frente a la violencia machista”, y ha agradecido a quienes trabajan por ese objetivo “pese a las feroces resistencias que intentarán frenar este imparable cambio”.

Montero, que durante el miércoles cargó contra la “mala interpretación” que han hecho los jueces de la norma, ha insistido en que “los sesgos machistas comprometen la imparcialidad del sistema de justicia” y ha insistido en la necesidad de formación de los operadores jurídicos para “que manejen los casos de una manera sensible al género”.

Rafael Mozo, presidente interino del Consejo General del Poder Judicial, no ha querido entrar a la polémica –el CGPJ ya reprochó ayer a la ministra sus palabras– pero no ha querido terminar su intervención sin destacar que los jueces tienen “un plan de formación excelente”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats