Los hechos probados de la sentencia: Bárcenas manejó donativos en metálico a través de la caja B del PP

El extesorero del PP Luis Bárcenas sale de la Audiencia Nacional en una imagen de archivo. EFE/Chema Moya

La Audiencia Nacional ha condenado al PP y a su extesorero, Luis Bárcenas, por la reforma de la sede de Génova 13 con dinero negro. El primero suma dos años más de prisión a la ristra de sentencias que le mantienen ahora mismo en la cárcel y el partido debe hacer frente al pago de 123.669 euros por el impuesto de Sociedades de Unifica, la empresa que hizo la reforma, de 2007. Pero la parte más relevante de la sentencia es la que da por acreditada, una vez más la existencia de una contabilidad en negro del partido que se nutría de donaciones en metálico.

El PP, sobre su condena en la caja B: "Ya hemos dicho todo lo que teníamos que decir"

El PP, sobre su condena en la caja B: "Ya hemos dicho todo lo que teníamos que decir"

Esa afirmación está contenida en la parte de los hechos probados de la sentencia, las páginas donde los jueces sellan lo que ocurrió sin valoraciones jurídicas. Un relato simple sobre los la corrupción del PP que comienza con una sentencia contundente: Bárcenas "gestionó los fondos en metálico aportados a la formación política Partido Popular como donaciones privadas a través de una contabilidad paralela -contabilidad B- de cuyo ingreso y gasto no se dejó constancia en la contabilidad oficial". Es decir: existió una caja B.

Los papeles de Bárcenas, lo que él mismo reconoció en el juicio de la primera época de Gürtel como una "contabilidad extracontable", recogen una serie de donativos de empresas y particulares al partido que no se canalizaban por los cauces normales y que se cobraban en metálico, en sobre. La sentencia sobre la reforma de la sede incide en que esos montantes siempre se fraccionaban "a fin de no superar los límites establecidos en la Ley de Financiación de los Partidos Políticos vigente en cada momento".

Los jueces señalan que entre 2002 y 2007 fueron identificadas 15 operaciones de traspasos de la caja B a la cuenta oficial de donativos del partido por un importe de 1.269.575 euros. Bárcenas recibía los grandes montantes de dinero y los transfería como pequeñas donaciones a las cuentas del partido para no levantar sospechas. Entre 2007 y 2008, Bárcenas anotó ingresos por valor de 542.000 euros el primera año y de 1.115.000 euros el segundo.

El extesorero del PP manejaba esa doble contabilidad "en unas hojas que cumplimentaba con anotaciones manuscritas y después en hojas Excel, que es a lo que se ha llamado 'papeles de Bárcenas'". Los jueces señalan que contienen errores de saldo y no se apuntaban debidamente todas las entregas, pero no tienen duda de su veracidad: "reflejan acontecimientos cuya realidad ha quedado acreditada, como los traspasos a las cuentas de donativos oficiales, entregas de dinero a determinadas personas vinculadas con el Partido Popular o los pagos por las obras de reforma".

"El dinero, siempre en efectivo y ajeno a todo control del departamento de contabilidad y del cajero del partido, se guardaba en una caja fuerte ubicada en el despacho" de Bárcenas, continúa el relato de los hechos probados, que relata a continuación cómo se pagó la sede en negro con parte de ese dinero. Una parte de pagó por los canales legales, la otra "con los fondos B" para que tanto el PP como la empresa Unifica se ahorraran dinero al no pagar impuestos.

Para ello, entre el PP y Unifica se tejió una red de documentos sobre las obras que no reflejaban la realidad de lo acometido en la sede del PP ni el importe real de las obras. En los documentos oficiales se reflejaba una parte de los pagos; en la contabilidad B de Bárcenas se apuntaban los montantes pagados en negro.

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2021 - 15:23 h

Descubre nuestras apps

stats