El PNV teme a la lluvia y la abstención

Urkullu y su esposa pasea a los perros en la jornada de reflexión. Foto: PNV.

“Sí me preocupa la lluvia”. Iñigo Urkullu descubre así, sin rodeos, las dudas que le suscita una baja participación, y las previsiones meteorológicas anuncian tiempo desapacible para este domingo electoral. Es sabido el principio general de a mayor lluvia, menor presencia de ciudadanos ante las urnas. Y otra advertencia más del candidato del PNV a lehendakari: “Las encuestas no llenan votos”.

Urkullu pretende movilizar de esta manera a su electorado, después de que todas y cada una de las encuestas que se han publicado den como claro ganador al PNV. Admite que es difícil que a su partido se le escape la victoria “si todos los que quieren que el PNV gane estas elecciones van a votar”. Pero a la vez teme el “peligro de relajo”, es decir, que muchos votantes den por hecho la victoria peneuvista y adopten la postura cómoda de quedarse en casa en lugar de desplazarse hasta el colegio electoral. La lluvia que desde este viernes cae de manera incesante sobre la tierra vasca puede ser muy desmotivadora.

Durante toda la campaña, todos los candidatos han animado a los votantes a participar en los comicios, pero ninguno con la urgencia de Urkullu. No obstante, el Partido Popular lleva en su eslogan una advertencia frente a la abstención: “Si tú no vas, ellos ganan”. La cita se refiere a los nacionalistas, en general. En cada uno de los actos electorales su candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, no ha dejado de anunciar que el PNV oculta sus planes de independencia para después del 21N.

Pero no todos temen la abstención. Equo cree que cuenta con serias posibilidades de conseguir que por primera vez la ecología política tenga representación parlamentaria. Basa sus esperanzas en el “enorme nivel de indecisión” entre el electorado vasco y en un previsible alto grado de abstención. El coportavoz de Equo Juantxo Lopez de Uralde vislumbra que la abstención “pasará factura” a PP y PSE-EE en mayor medida. La izquierda abertzale tiene votantes de máxima fidelidad, y UPyD también calcula que podría beneficiarse de una menor presencia de votantes.

En Euskadi están llamados a las urnas este domingo 1.775.336 ciudadanos, de los cuales 56.640 son residentes en el extranjero. En total, son 716 vascos más que en las últimas elecciones autonómicas de 2009. En aquella ocasión, la abstención fue del 35,32%, algo más elevado de lo esperado. Las crónicas periodísticas hablaban de que con un participación por debajo del 70% la ventaja del PNV podría reducirse. Sin embargo, la candidatura de Juan José Ibarretxe obtuvo 30 escaños, frente a los 24 del PSE-EE y los 13 del PP.

La ilegalización de la izquierda abertzale desvirtuó los resultados y la suma de socialistas y populares fue suficiente para designar lehendakari a Patxi López. Esta vez, el peligro mayor para la hegemonía del PNV se llama Bildu.

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2012 - 20:03 h

Descubre nuestras apps

stats