La portada de mañana
Acceder
El PSOE apela a la nueva posición del PP para llegar a pactos en políticas de Estado
La segunda ola, desde dentro de la UCI: "Pasan los meses y no vemos el final"
OPINIÓN | Picoletos novit curia, por Elisa Beni

El PP da el primer paso para reformar el aborto de las menores

El Congreso debate la reforma del aborto del PP.

Gracias a su mayoría absoluta, el PP ha conseguido que su reforma del aborto pase el primer trámite en el Congreso antes de aprobarse definitivamente a finales de mayo. Aunque el objetivo es dificultar o impedir a las menores de 18 años que interrumpan sus embarazos sin el permiso de sus padres, los verdaderos protagonistas de este martes han sido los diputados del PP que amenazan con romper la disciplina de voto. Tres de los autodenominados "provida", Lourdes Méndez, Eugenio Azpiroz y Javier Puente, han recordado que es su propio partido el que incumple su programa electoral.

Rafael Hernando (PP) avisa sobre el aborto: "La libertad es para votar que sí al programa electoral"

Rafael Hernando (PP) avisa sobre el aborto: "La libertad es para votar que sí al programa electoral"

La votación al final del Pleno se ha saldado con 183 votos del PP, UPN y Foro Asturias, así como los de Unió Democràtica de Catalunya. Entre los 324 emitidos se han producido 4 abstenciones. La anécdota la ha protagonizado el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que se ha equivocado y ha votado a favor de la toma en consideración, según fuentes próximas al secretario general de los socialistas. Una diputada del PP también se ha equivocado y ha votado en contra de la propuesta por error.

Los discrepantes en el PP protestan porque su partido se rindió en su aspiración de una reforma más ambiciosa. Los tres defienden que Mariano Rajoy renunció por cálculo electoral a sacar adelante la llamada ley Gallardón a pesar de que formaba parte del programa con el que el PP ganó las elecciones. Los discrepantes recuerdan que su posición no ha cambiado, pero sí la del PP. Y que limitar la reforma a este cambio sobre las menores supone aceptar de hecho la ley en vigor, la del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Rafael Hernando, como portavoz del grupo, ha intentado convencerlos sin éxito durante semanas de que la proposición de ley encajaba con el programa y que hay que esperar a que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso que el PP presentó. Tras la renuncia que costó el puesto al anterior ministro de Justicia, el interés de los conservadores era aparecer como un bloque sin fisuras ante sus votantes más conservadores. El anteproyecto de ley que no llegó a ver la luz no solo contó con la oposición de la sociedad, también quedó claro que dividía en dos bandos al propio partido.  

En el debate sobre la toma en consideración, la portavoz del PP ha sido Marta González, que ha subrayado que es una cuestión de "inmadurez psicológica y emocional" de las menores de 18 y se ha referido a ellas como "niñas". González insistió hasta la saciedad que la reforma era necesaria para protegerlas. Los partidos de la oposición han acusado al PP de "dar marcha atrás en el tiempo por un puñado de votos" en un asunto que afecta al 0,4% de las menores que abortaron en 2013.

La socialista Carmen Montón, como otros portavoces de la izquierda, alertó del peligro que supone para las chicas en situaciones de exclusión, amenazas, desamparo o incluso cuando son víctimas de violaciones dentro de sus familias. "Es una reforma cobarde porque se presenta por la puerta de atrás. Ningún ministro se ha atrevido, ha tenido que ser el grupo parlamentario", les ha recordado. 

Montón también ha insistido en que la ley vigente no solo afecta al aborto sino a la salud sexual y reproductiva de las mujeres y que no se aplica en materia de educación y prevención. "Si fuesen honestos, y con mayoría absoluta como la que tienen, hubiesen planteado su propia ley", ha reprochado al PP.

"Si la modificación que traen es relativa solo a la edad, entiendo que están de acuerdo con el aborto", les ha espetado Joseba Agirretxea. El portavoz del PNV ha incidido en la postura contradictoria del PP y ha sido claro: "Las menores que no quieran informar a sus padres abortarán". El diputado ha calificado de "proyecto cobarde", como también Joan Baldoví, de Compromís-Equo, o Joan Coscubiela, de ICV. El valenciano ha recordado que ser madre "sin quererlo es una condena que no tiene marcha atrás" y ha acusado de hipocresía al PP por "desentenderse del problema". Coscubiela ha acusado al PP y al Gobierno de tratar de "satisfacer a la derecha que lleva dentro".

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2015 - 20:23 h

Descubre nuestras apps

stats