PP y PSOE pugnan por quién debe dar el primer paso para la investidura de Mariano Rajoy

Rajoy recibe al presidente asturiano en Moncloa en 2012. EFE

Mariano Rajoy está más cerca que nunca en los diez meses que han pasado desde el 20D de quedarse en Moncloa. La suma de 170 escaños con Ciudadanos y Coalición Canaria y la crisis que ha abierto en canal al PSOE le dejan a un paso de revalidar su cargo. Pero el PP y los socialistas pugnan ahora por quién debe moverse primero para desbloquear la situación. 

El PP sólo ve ventajas en unas posibles terceras elecciones

El PP sólo ve ventajas en unas posibles terceras elecciones

Los conservadores se ven en una posición de fuerza ante la tensa situación que atraviesa el PSOE. Creen que sus posibilidades de negociación han aumentado: ya nos les sirve que los socialistas permitan que Rajoy siga en Moncloa. Ahora quieren que les garanticen que la legislatura va a durar. Y para empezar, apoyo a los presupuestos.  

Los conservadores ven las ventajas de ir a unas terceras elecciones. Las encuestas pronostican su crecimiento electoral mientras los demás se hunden. El presidente de la gestora del PSOE ha advertido: "Mejor un gobierno de Rajoy en minoría que uno del PP en mayoría". Precisamente por eso el PP no tiene previsto moverse y deja la pelota sobre el tejado de Ferraz. 

El PSOE se ha sumergido en el debate sobre cómo evitar unas terceras elecciones –que es un eufemismo de su abstención– sin ni siquiera haber iniciado conversaciones con el PP. La expresidenta del PSOE, Micaela Navarro, ha emplazado a Rajoy a decir primero si pretende presentarse de nuevo a la investidura o si opta ya por terceras elecciones para que los demás empiecen a posicionarse. 

"Si (Rajoy) se presenta a la investidura, es cuando empezaremos los demás partidos políticos, y primero el PSOE, a ver qué hacemos en el órgano que corresponde –ha dicho la presidenta de los socialistas andaluces–. Si el PP y Rajoy hubieran decidido que quieren ir a terceras, no se someterá de nuevo a la investidura y, si no se somete, no tiene ningún sentido que nosotros valoremos qué hacemos o no".

No obstante, la discusión ya existe. Diputados socialistas han asumido el discurso de Javier Fernández al frente de la gestora en la línea de que las terceras elecciones son lo peor para el PSOE y para España y que deben "hacer pedagogía" para evitar el castigo que conllevaría su abstención. El temor en un sector del PSOE es precisamente que el PP rechace su hipotética abstención. 

El presidente de la gestora quiere retrasar lo máximo posible la toma definitiva de la decisión en parte para ganar tiempo para tratar de recomponer al PSOE tras el shock que sufrió en el "bochornoso" Comité Federal del sábado. 

La última esperanza: el PNV

Pero ese tiempo puede dar al PSOE un balón de oxígeno desde Euskadi. Algunos socialistas aún confían en que el PNV necesite los votos del PP vasco para seguir en Ajuria Enea. Los dirigentes nacionalistas dejaron claro en la campaña y después que no están interesados en buscar ese apoyo, que les obligaría a apoyar a Rajoy en el Congreso.

Fernández evitó pronunciarse sobre esa posibilidad tras la primera reunión de la gestora: "Nada de eso se ha hablado. No sé qué posibilidades se abren". 

"Está todo el mundo en eso, tirando de sus contactos", afirma un dirigente socialista, que apunta a las conversaciones de quienes han ostentado los cargos de máximo nivel en el PSOE en el pasado. "Eso sería perfecto y no está desencaminado porque el PNV no tendría nada que perder. ¿Qué pierde el PNV en Euskadi por apoyar a Rajoy?", reflexiona un diputado próximo a Sánchez. 

Los plazos en que se mueve el Parlamento vasco son diferentes a los del Congreso. El PNV se toma en calma las negociaciones en Euskadi y aspira a tener cerrados los pactos antes de que acabe noviembre. En sus planes más inmediatos, no está ampliar los contactos con el PP, sino con EH Bildu y, fundamentalmente, el PSOE vasco. 

Etiquetas
Publicado el
5 de octubre de 2016 - 20:13 h

Descubre nuestras apps

stats