UPyD pide al juez del caso Bankia que envíe a Rato a prisión

Rodrigo Rato accede a la Audiencia Nacional

La acusación popular del caso Bankia, ejercida por UPyD, ha solicitado este viernes al juez Fernando Andreu que dicte prisión provisional sin fianza para Rodrigo Rato, presidente de la entidad cuando ésta salió a bolsa. UPyD considera que el informe de los peritos del Banco de España apuntala todos los indicios existentes contra Rato y que, además, hay riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

Para apoyar esta última afirmación, el partido magenta apela a los dos viajes realizados por Rato a Suiza después de ser imputado en la pieza separada de las 'tarjetas black', que le valió el pago de una fianza de 3 millones de euros en concepto de responsabilidad civil y posibles multas. El último de esos viajes, realizado a finales de noviembre, fue adelantado por elidiario.es

UPyD considera que el extenso informe de los peritos del Banco de España acreditan indicios más que suficientes de que Rato cometió hasta cuatro delitos en relación con la salida a bolsa de la entidad, posteriormente rescatada con 23.500 millones de euros de dinero público. La eventual decisión de Andreu debería ser adoptada tras la celebración de una vistilla con la presencia de las partes.

El informe de los peritos ha venido a confirmar “sin género de dudas”, los indicios delictivos ya referidos en la querella, que acusa a Rato y al resto de imputados de estafa, falsificación, administración fraudulenta y maquinación para alterar el precio de las cosas, dice UPyD. En dicho informe, los peritos concluyen que "los estados financieros de BFA incluidos en el folleto de emisión (de acciones) no expresaban la imagen fiel de la entidad" y que "tampoco los estados financieros de Bankia expresaban su imagen fiel".

UPyD le dice al juez que esa presunta falsificación de la contabilidad no puede achacarse a la crisis o a la situación macro-financiera general del momento. "Fue parte de una deliberada estrategia de ocultación y falseamiento contable, que se remonta a la propia creación del Grupo BAnkia en diciembre de 2010, mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP)", dice el escrito del partido político.

La petición recupera la práctica evidenciada en el informe pericial, según la cual, Bankia estuvo ocultando un estado de continuas pérdidas en 2011 presentando el estado de la entidad como positivo. De igual manera, actuó BFA con el Banco de Valencia. "Como pudo apreciarse en el refereido informe pericial, lo anterior no fue fruto del azar o la casualidad, sino que parte de una estrategia de 'huida hacia adelante' de la entdiad presidida por el señor Rodrigo Rato, con el objetivo de enmascarar u ocultar la desastrosa situación patrimonial de la entidad". Los motivos: un "pésimo seguimiento del riesgo crediticio", refinanciaciones masivas, operaciones irracionales, defectos en la gobernanza y "una desmesurada política retributiva", entre otras.

Para justificar que tan grave medida cautelar sea solicitada únicamente para Rato y no sus colaboradores, UPyD recurre a las numerosas manifestaciones de otros imputados durante la instrucción, en el sentido de que la gestión del referido tuvo un "carácter eminentemente presidencialista, caracterizada por una enorme opacidad en la toma de decisiones". Todo ello, añade, no exime de responsabilidad al resto de imputados, solo de la petición una medida cautelar tan grave como es la prisión en este momento contra ellos.

En la iniciativa de UPyD no hay "frivolidad", según recoge el propio escrito. "Está plenamente justificada y se formula en el momento procesal oportuno, cuando la instrucción está ya muy avanzada (pero todavía no ha llegado a su fin) y se cuenta con un informe pericial judicial elaborado con independencia y autonomía durante casi dos años", alega.

Además, y como establece la Ley, sirven como motivos adicionales el hecho de que la responsabilidad pecuniaria de los delitos atribuidos a Rato es muy elevada, así como la pena de prisión que solicita para él. UPyD también alude a que a esos cuatro delitos por la salida a bolsa de Bankia deben sumarse otros dos en la pieza separada de las 'tarjetas black', la investigación por el cobro de 6,1 millones del banco de inversión Lazard y a las sospechas de que  oculte dinero en el extranjero. Aquí, el escrito de UPyD hace referencia a los viajes a Suiza revelados por la revista Mongolia y eldiario.es

3.000 millones de pérdidas para los inversores

El  informe de los peritos "acredita la existencia de un engaño masivo en la salida a bolsa de la entidad, susceptible de causar un potencial daño a gran cantidad de perjudicados (más de 4.000 por ahora) por un importe, que los peritos del Banco de España cifran en 3.000 millones de euros", alega UPyD.

Precisamente, y en base a esa cantidad,  la acusación popular exige el pago de una fianza de 4.112 millones de euros a Bankia y a su matriz, BFA, así como al resto de imputados -entre los que están Rato y toda la cúpula de la entidad-, estos con carácter solidario, para asegurar las responsabilidades pecuniarias que puedan derivarse de una posible condena. De acceder Andreu a esta medida y en el caso de que no respondieran los señalados, UPyD pide el embargo de sus bienes.

"A pesar de lo elevado de la cifra, dicha cantidad es, en nuestra opinión, prudente, pues no contempla el perjuicio sufrido por todos aquellos que no concurrieron a la OPS, pero sin embargo compraron acciones con posterioridad, sobre la base de unos estados financieros que se han demostrado falsos", asegura el escrito de UPyD. En el mismo, se recuperan las palabras pronunciadas esta misma semana por el actual presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, en el sentido de que Bankia no necesitará más ayuda aunque se cuestione su salida a bolsa.

El informe de los peritos ha venido a confirmar “sin género de dudas”, los indicios delictivos ya referidos en la querella, que acusa a Rato y al resto de imputados de estafa, falsificación, administración fraudulenta y maquinación para alterar el precio de las cosas. En dicho informe, los peritos concluyen que "los estados financieros de BFA incluidos en el folleto de emisión (de acciones) no expresaban la imagen fiel de la entidad" y que "tampoco los estados financieros de Bankia expresaban su imagen fiel".

UPyD le dice al juez que esa presunta falsificación de la contabilidad no puede achacarse a la crisis o a la situación macro-financiera general del momento. "Fue parte de una deliberada estrategia de ocultación y falseamiento contable, que se remonta a la propia creación del Grupo BAnkia en diciembre de 2010, mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP)", dice el escrito del partido político.

La petición recupera la práctica evidenciada en el informe pericial, según la cual, Bankia estuvo ocultando un estado de continuas pérdidas en 2011 presentando el estado de la entidad como positivo. De igual manera, actuó BFA con el Banco de Valencia. "Como pudo apreciarse en el refereido informe pericial, lo anterior no fue fruto del azar o la casualidad, sino que parte de una estrategia de 'huida hacia adelante' de la entdiad presidida por el señor Rodrigo Rato, con el objetivo de enmascarar u ocultar la desastrosa situación patrimonial de la entidad". Los motivos: un "pésimo seguimiento del riesgo crediticio", refinanciaciones masivas, operaciones irracionales, defectos en la gobernanza y "una desmesurada política retributiva", entre otras.

 

[[OBJECT]

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2014 - 12:50 h

Descubre nuestras apps

stats