Una jueza ordena que se elimine a UPyD del registro de partidos ante su imposibilidad de pagar una deuda

El líder de UPyD, Cristiano Brown, la eurodiputada Maite Pagazaurtundúa y el filósofo y cofundador de UPyD Fernando Savater

La jueza del Juzgado de lo Mercantil nº 9 de Madrid ha dado la orden para que UPyD desaparezca como partido en el registro del Ministerio del Interior y ha declarado su extinción como persona jurídica, ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que mantiene con Beatriz Becerra, que antes de lograr un escaño en el Parlamento Europeo ocupó el cargo de responsable de Comunicación. "Mal que le pese a algunos, UPyD continúa adelante", ha manifestado Cristiano Brown a elDiario.es después de conocer la noticia.

El actual líder de la formación magenta reconoce que él mismo se ha visto sorprendido por el hecho de que se haya dado publicidad al auto judicial antes de que hubiera una decisión en firme, y adelanta que interpondrán un recurso dentro del plazo estipulado de 20 días. "Habrá una solución para poder continuar. No es una deuda estratosférica como la que tienen otros partidos y la resolveremos", afirma Brown, que puntualiza que la formación sobrevive gracias a donativos y cuotas de los afiliados y cuenta aún con su sede central, con un gerente "como estipula la ley", y con algunos trabajadores externos que colaboran con el partido.

Según insiste, su proyecto político sigue siendo "viable y necesario para el conjunto de los españoles". Es más, adelanta que UPyD seguirá trabajando de cara a los comicios de febrero en Catalunya: "Estudiaremos el escenario para buscar la mayor unidad posible del constitucionalismo frente al nacionalismo".

Según la jueza UPyD "carece de bienes" para hacer frente a la deuda

Sin embargo, en el auto, recogido por la agencia Europa Press, la jueza notifica la petición de UPyD para declararse en concurso de acreedores dado su estado de "insolvencia" e imposibilidad de "cumplir regular y puntualmente" con sus obligaciones "por falta de liquidez y desequilibrio patrimonial". Además, subraya que la formación carece de bienes suficientes para hacer frente a la deuda vigente, por lo que señala que la apertura de un procedimiento concursal sería "perjudicial" e "inútil" para resolver la situación. Por ello, da por cerrado este procedimiento administrativo y declara extinguida la sociedad Unión, Progreso y Democracia "con cancelación de su inscripción en el registro de partidos políticos".

El partido asegura que todo este caso se está "sobredimensionando" y que fueron ellos mismo los que recurrieron al concurso de acreedores para hacer frente "de una forma más flexible" a dicha deuda con Becerra que esperan subsanar en breve, y así lo ha puesto el partido en su cuenta oficial de Twitter.

La formación magenta, fundada en 2007 por Rosa Díez junto a un grupo de políticos e intelectuales, está ahora liderada por Cristiano Brown, quien formó parte de las listas electorales de Ciudadanos en las últimas elecciones generales del 10N tras un acuerdo entre ambos partidos. De hecho, Brown, que fue como número 7 por Madrid, sería el próximo candidato en ocupar un escaño en el Congreso si hubiera alguna baja entre los representantes de Ciudadanos por esa circunscripción.

Además de algún concejal en pequeños ayuntamientos, el máximo representante público de UPyD es la eurodiputada Maite Pagazaurtundua, quien también está en el Parlamento Europeo gracias a un pacto en las últimas elecciones europeas con Ciudadanos, el partido liderado por Inés Arrimadas. Brown concurrió como número 11 en esa misma candidatura que encabezó Luis Garicano pero no salió elegido.

Por su parte, Beatriz Becerra anunció en abril de 2016, junto con otros cargos y miembros de UPyD, que abandonaba el partido porque “había dejado de ser útil a la sociedad", pero continuó como eurodiputada independiente dentro del Grupo ALDE.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 18:43 h

Descubre nuestras apps

stats