Agua de mar embotellada: ¿remedio real contra la resaca o márketing sin efectos?

Una zona de la Costa da Morte, de donde extrae el agua la empresa, en A Coruña

El agua de mar embotellada y comercializada como una bebida más está en el centro de controversia. Este enfrentamiento se da entre los responsables de Refix, la empresa que destaca de su producto que puede ser un remedio contra la resaca, y científicos especializados en alimentos, que rechazan sus efectos, desmienten las supuestas virtudes que ofrece y lo consideran una operación de márketing.

La bebida de la polémica no es agua de mar envasada directamente tras obtenerla de la Costa da Morte, de donde sale la materia prima. Como explican desde la empresa, ésta se recoge con bombas extractivas desde un espacio protegido (extraida por una empresa subcontratada que cuenta con los permisos para hacerlo), donde se realiza el primer filtrado.

Luego, se lleva a la planta de embotellado para un segundo filtrado con agua de un manantial de Lugo. Después, se le añade estevia, zumo de limón y aroma del mismo cítrico. El resultado es un agua "mejor que algunos sueros que se comercializan, que no tiene ningún químico y que puede servir para prevenir la resaca", explica Raúl Anta, uno de los tres socios al frente de Refix. Pero los científicos consultados por eldiario.es rechazan estas afirmaciones. Y reducen sus efectos a una estrategia publicitaria sin base científica.

Más sal no es buena

"Lo que promocionan no tiene ningún fundamento. Con dos botellas tomaríamos aún más sal de la que ya ingerimos a diario, que dobla a la recomendación de la OMS. Y no, no quita la resaca: la sal nos deshidrata". Esta es la opinión del científico Miguel Ángel Lurueña, que desde sus redes sociales ha criticado con dureza el producto de Refix. Según el experto, que también la presenten como una bebida que puede sustituir a las isotónicas "es una comparación que no tiene nada que ver".

La cuestión del día después de una noche bebiendo alcohol es la más discutida por los científicos consultados por eldiario.es. Desde Refix recomiendan tomar dos botellas de su bebida para combatirla, como explicaron en esta entrevista en Tentaciones. Para J.M. Mulet, doctor en bioquímica por la Universidad de Valencia y autor de varios libros sobre alimentación, este producto también puede "agravar" esa metabolización del alcohol. "La gente con resaca tiene que beber mucha agua. Y los que saben más, como los médicos, toman suero", explica.

Raúl Anta asegura que lo que comercializan es "mejor que algunos sueros". "Si tu coges el agua de mar y la rebajas, la cantidad de sodio es la misma que en el suero. Pero lo que ofrecemos es aún más completo", asegura el empresario, que remite a este estudio sobre los beneficios del aguar de mar. Anta insiste en que, para saber si lo que dicen es verdad, tienen que probarlo. "A la gente que la toma como decimos, le funciona", asegura. Pero Lurueña lo niega: "Ni siquiera aporta las mismas sales que tenemos en el cuerpo. La del mar es cloruro de sodio".

Los químicos

Desde Refix asegura que su agua está libre de "conservantes y colorantes", además de no llevar "ningún químico". Lurueña desmiente esto último, ya que "todo es química". La stevia es el mejor ejemplo, ya que es un aditivo químico. De hecho, en bebidas de este tipo solo está permitido consumir es el edulcorante que se extrae, el E-960. Usar la planta en consumo o los extractos de las hojas está prohibido en la Unión Europea, aunque existe una excepción para las infusiones. Al ser un ingrediente, no podría acogerse a esta excepción.

"Decir esto no tiene sentido. El agua es química. La sal de mar, también. Parece que quieren quedar bien diciendo que tiene poca sal y por otra diciendo que tiene muchos minerales ", añade Lurueña. Según Mulet, la empresa intenta envolver su agua con "todo lo que suena bien, como que no lleva químicos" o "la felicidad embotellada". Él la define como "una bebida hipster que le han tenido que poner stevia para que sepa a algo".

Anta señala que el edulcorante de stevia que usan es "natural y de toxicidad media", y añade que habría que "investigar la procedencia de los informes que lo catalogan como tóxico, ya que su uso fue prohibido en Europa debido a la presión de las industrias azucareras". "Está claro que lo natural es mejor. No hay más que ver cómo Coca-Cola defiende el aspartamo, que es sintético", añade.

Sabor y seguridad

Con el recuerdo de que ni los náufragos beben agua de mar, otra de las grandes cuestiones es si algo así es seguro para el consumo humano. La bebida de Refix tiene un 0,7% de concentración salina, como explica el empresario. "Todo lo que esté por debajo del 0,9%, que es lo que llevan algunos sueros, se puede consumir sin problema", cuenta J.M. Mulet, que apunta que "no es tóxico, pero tampoco es sano". "Hay hasta una cerveza hecha con agua de mar, que sabe fatal", añade.

Anta denuncia que "se dice que vendemos agua de mar pura, cuando no es cierto", y asegura que ese 0,7% "es la misma salinidad que tiene el cuerpo humano". Algo que Mulet discute. "Siendo muy generoso, y haciendo una interpretación muy laxa, el agua de mar tiene yodo y bromo, que no son tan abundantes en la dieta. En el momento que comes pescado o sal yodada se soluciona", señala. Lurueña incide en esto, al recordar que "cuando tomamos agua de mar, aumenta la concentración de sal en un rango concreto, y cuando es en exceso lo eliminamos con la orina. Pero para eso bebemos agua potable".

Sobre este blog

En algún lugar hay algo que necesitas leer.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2018 - 21:13 h

Descubre nuestras apps

stats