La portada de mañana
Acceder
Feijóo evita el enfrentamiento con Abascal tras la ruptura parcial de PP y Vox
Begoña Gómez vuelve a declarar entre dudas sobre su trabajo en la Complutense
OPINIÓN | 'Aquellos, los que les enterraron en vida', por Esther Palomera

Protesta en un instituto de Sevilla afectado por los cortes de luz: “La situación está llegando al límite”

Asamblea de vecinos a las puertas del IES Diamantino un día antes del apagón en el centro

Sara Rojas

0

“Como un cáncer con metástasis”. Es el símil que utiliza Ángel Carrique, profesor de biología, para explicar cómo los cortes de luz se han ido propagando por el Cerro del Águila hasta alcanzar este jueves al IES Diamantino García Acosta. “No es una avería puntual, sino que es algo que se lleva incubando toda la semana”, advierte al respecto el docente de este instituto que asegura que el alumbrado público de las inmediaciones del instituto “lleva apagado prácticamente desde el lunes”.

Finalmente, ha sido este jueves cuando los integrantes del centro han experimentado lo que “se vive en el barrio desde hace meses” a causa de “las numerables y continuas faltas de suministro eléctrico”, según ha manifestado el claustro en un comunicado al que ha tenido acceso este periódico. Durante esta jornada, al igual que otros vecinos de la zona, no han tenido luz. “Ni para poder ver bien las pizarras, ni para encender la calefacción en las clases, ni para conectarnos a la red ni tomar el desayuno en la cafetería”, se queja el profesorado.

Pero más allá de denunciar los estragos que una avería ha causado en el funcionamiento habitual del centro, alumnos y profesores han aprovechado esta jornada para denunciar la situación “insostenible, denigrante e injusta”, según han apuntado, que padece este barrio sevillano. “Pedimos ya soluciones urgentes y efectivas al Ayuntamiento, a las empresas eléctricas implicadas y a quiénes son responsable de forma directa o indirecta”, exigen en el escrito. Una demanda que también han reivindicado alumnos y alumnas del centro en una asamblea y acto de protesta celebrados durante la hora del recreo con el respaldo del Sindicato de Estudiantes.

Reflejo de la realidad de un barrio

Fuentes de Endesa admiten a este periódico que al filo de la madrugada de este pasado miércoles se ha producido una avería en un centro de transformación que da servicio a unos 600 clientes. La avería ha tenido lugar por una sobrecarga en la línea, según indica la compañía eléctrica. Explican que no tiene que ver con actividades ilícitas y que ha provocado la quema de cinco líneas de baja tensión y una parte del cable de media tensión. Para solucionarlo, añaden desde Endesa, los técnicos han estado horas abriendo zanjas para cambiar el cableado incendiado hasta que han logrado terminar el trabajo en torno a las 14.00 horas, cuando se ha retomado el suministro.

Al margen de la incidencia que ha marcado la jornada de este primer jueves de febrero en el instituto sevillano, lo ocurrido ha reavivado el debate en torno a los apagones y el impacto de los mismos en la vida cotidiana de los ciudadanos afectados. De hecho, entre los vecinos que padecen “constantes” interrupciones de suministro en sus viviendas se encuentran algunos alumnos del centro. Así lo ha reconocido a elDiario.es Andalucía David Rosendo, director del instituto, quien se ha mostrado sensibilizado con el problema al aseverar que se trata de una realidad de la que tienen constancia porque la vienen sufriendo “desde hace muchísimo tiempo” alumnos y alumnas del centro. “Les imposibilita tener una mínimas condiciones  de habitabilidad en sus casas”, lamenta el director.

Lo corrobora Alicia Mourelle, portavoz del Sindicato de Estudiantes, al afirmar que “muchos de los alumnos del centro sufren esa situación en sus casas”. De acuerdo con esta representante del movimiento estudiantil, ellos mismos lo han compartido con el resto de sus compañeros durante la asamblea celebrada en el recreo. “Muchos de ellos vienen al instituto después de ducharse con agua fría y se encuentran con que tampoco hay luz”, denuncia Alicia calificando de “situación límite” la realidad que atraviesan los barrios obreros.

Nuevas movilizaciones de Barrios Hartos

De esta forma, la comunidad educativa del IES Diamantino se suma a las protestas vecinales que se llevan celebrando desde hace meses en barrios obreros de la capital andaluza. La próxima movilización, según informa a este periódico Juan García, portavoz de Barrios Hartos, está convocada para este viernes a las 18.00, precisamente a las puertas de otro centro educativo, el CEIP Valeriano Bécquer. Desde el Sindicato de Estudiantes, se anima a todos los miembros de la comunidad educativa, así como al resto de la ciudadanía a participar en esta manifestación. “Te entran ganas de llorar cuando escuchas las experiencias de la gente”, lamenta instando a las administraciones a actuar.

Al respecto, fuentes del Ayuntamiento hispalense explican que los institutos no son centros municipales, sino de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, con lo que no pueden actuar porque no son de su competencia. En cuanto al problema de los “apagones”, desde el Gobierno local insisten en que es competencia del Ejecutivo andaluz velar por la calidad del suministro eléctrico (es decir, vigilar y sancionar que no se produzcan cortes de luz). “El Ayuntamiento puede actuar, como ha hecho, desde el punto de vista urbanístico, cediendo suelos para infraestructuras eléctricas, pero no puede sancionar una mala calidad del suministro”, ha apuntado en alusión a la cesión este verano de terrenos municipales a Endesa para centros de transformación, que se han ido instalando desde entonces, hasta completar esta semana el noveno. De su lado, la Consejería de Educación achaca lo sucedido en el instituto a una avería en la red, responsabilidad de la compañía eléctrica.

Etiquetas
stats