eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

'Toxic Tour': el recorrido turístico por el Madrid de las empresas contaminantes que patrocinan la COP25

Damos un paseo por Madrid de la mano de varias organizaciones ecologistas que quieren poner el foco en las compañías que patrocinan la Cumbre del Clima y, al mismo tiempo, contribuyen al calentamiento global

El tour parte de la Bolsa de Madrid, un lugar simbólico que "refleja el poder económico y financiero"

Algunas de las paradas han sido una oficina bancaria del Santander o el Museo Naval, donde las activistas han querido denunciar que "la colonización del 'Nuevo Mundo' continúa a través del poder corporativo"

Final del 'Toxic Tour' frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Final del 'Toxic Tour' frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Son las 11.00 de la mañana de este jueves frío en la capital y un grupo de personas espera frente a la Bolsa de Madrid. En el centro, una de ellas agarra una vara alargada a la que le han añadido un cartel que reza 'Toxic Tour'. La señal de que ahí comienza el recorrido se ve desde lejos, pero no se trata de un tour turístico al uso, sino de un paseo de la mano de Ecologistas en Acción, el Observatorio de Multinacionales de América Latina (OMAL) y las organizaciones internacionales The Gastivists, Corporate Europe Observatory (CEO) y BanckTrack. 

Las paradas no son en monumentos importantes de la ciudad, sino en puntos clave con los que las organizaciones quieren poner el foco en varias empresas multinacionales "que con sus actividades en todo el mundo profundizan la crisis climática", explican al inicio. Al mismo tiempo, el objetivo es señalar que algunas de estas empresas, entre ellas las eléctricas Endesa (la compañía que más gases de efecto invernadero emite de España) e Iberdrola o los bancos Santander o BBVA son patrocinadores de la COP25, la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid.

Para las organizaciones ecologistas, las compañías están aprovechando la cita para hacer 'greenwashing', un término que se utiliza para definir las estrategias de marketing empresariales que contribuyen al "lavado de imagen verde". Algunas de estas compañías, de hecho, cuentan con stands propios en la llamada 'zona verde' de la COP, la dedicada a la sociedad civil, y en ellos realizan encuentros y actividades diariamente.

Los activistas frente a una oficina bancaria del Banco Santander.

Los activistas frente a una oficina bancaria del Banco Santander.

Por eso, el 'Toxic Tour' comienza en la Bolsa de Madrid, un espacio que consideran "simbólico" por albergar el Ibex35. "Refleja el poder económico y financiero en la Cumbre del Clima. Para las grandes empresas patrocinadoras es una magnífica oportunidad de 'lavado verde' que oculte su responsabilidad en la emisión de gases de efecto invernadero y en los numerosos conflictos socioambientales que tienen", ha empezado Erika González, de OMAL.

Según el reciente informe del Observatorio de la Sostenibilidad, las 10 empresas que más gases de efecto invernadero emitieron en España en 2018 contribuyeron al 25% de las emisiones totales. A la cabeza se sitúa Endesa, con 30 millones de toneladas de CO2 y le siguen Repsol, Naturgy y EDP. Iberdrola también está en este ranking y emite 3,3 millones. Eso sí, las emisiones totales se han reducido y las eléctricas "han iniciado, por lo general, la senda hacia la descarbonización". Las cementeras y acerías, por su parte, las han aumentado.

Algunos de estos datos han sido nombrados en el paseo turístico, que tras empezar a caminar ha realizado su segunda parada frente a una oficina cercana del banco Santander, el mayor de España. Ahí, los activistas han desplegado una pancarta en la que se podía leer 'Fossil Banks, no thanks' (Bancos fósiles, no gracias, en inglés). En esta intervención, Samuel Martín-Sosa, de Ecologistas en Acción, ha querido hacer hincapié en que las entidades financieras y fondos de inversión "tienen una influencia en el cambio climático en la sombra".

El Santander se comprometió el año pasado a poner fin a la financiación directa de proyectos relacionados con el carbón en todo el mundo, un paso celebrado por las organizaciones ecologistas, pero tachado de "insuficiente". "La inversión en combustibles fósiles debe frenar del todo", ha añadido Martín-Sosa, que ha recordado que, aunque no haya financiación directa de proyectos los flujos al sector del carbón "tienen lugar de forma indirecta" a través de la financiación de empresas. En 2018, el Santander formó parte de un grupo de bancos que otorgó un préstamo a PGE, compañía polaca del sector del carbón.

El grupo, en un momento del tour. Al fondo, el Paseo del Prado.

El grupo, en un momento del tour. Al fondo, el Paseo del Prado.

Del Museo Naval al Museo del Prado

El tour ha seguido sus pasos para detenerse frente al Cuartel General de la Armada, un edificio que alberga el Museo Naval. Allí, una gran bandera de España ha presidido el discurso de María Alejandra Escalante, activista de Tierra Activa Colonia. El lugar elegido no ha sido casual porque su objetivo era poner de manifiesto "que la colonización del 'Nuevo Mundo' continúa a través del poder corporativo y las explotaciones de petróleo, gas, carbón y minerales", algo que suele llevar aparejado "el desplazamiento de comunidades rurales e indígenas". 

La activista ha nombrado las llamadas "zonas de sacrificio" de Chile, que son el nombre que le dan en el país a aquellos espacios con una concentración masiva de industrias contaminantes pegadas a la población, y da paso posteriormente a su compañera Claudia Campero, de la Alianza Mexicana contra el Fracking. Campero ha nombrado la reforma energética que aprobó su país en 2013 y que, asegura, "supuso una liberalización del mercado, lo que era una demanda clara de las empresas internacionales del sector".

La inversión española en México, señaló, "es uno de los motores que nos está encerrando en la dependencia del gas natural y a costa de los derechos de las comunidades y el clima". Entre otros ejemplos, la activista nombró el Proyecto Integral Morelos, en el que participan empresas como Abengoa y que incluye la construcción de dos centrales termoeléctricas y un gasoducto a los que se ha opuesto reiteradamente las comunidades que viven en la zona. 

Un pequeño paseo ha servido al grupo para llegar a la penúltima parada: el Museo del Prado. Aunque podría ser uno de los puntos de un recorrido turístico cualquiera, la pinacoteca ha sido el escenario elegido por las organizaciones ecologistas para hablar de Endesa porque también ha patrocinado visitas guiadas a, por ejemplo, el Salón de los Reinos del museo. En ese momento, los activistas han desplegado una lámina del famoso cuadro de Velázquez 'Las meninas' acompañado del logo de la compañía energética.

Algo más de una hora después del inicio del recorrido en la Bolsa de Madrid, llegamos a la última parada: el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Allí han querido denunciar "los conflictos de intereses" que, en ocasiones, existen entre política y empresa y han puesto como ejemplo al exministro Miguel Arias Cañete, ahora Comisario Europeo de Energía y Acción por el Cambio Climático. "Cañete mantuvo el 70% de sus encuentros con la industria fósil", ha concluido Pascoe Sabido, miembro del Corporate Europe Observatory.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha