Amputaciones, patadas y muerte sin aturdir: una organización denuncia las prácticas de un matadero

Un operario salta sobre corderos en una imagen del vídeo / Equalia.

Corderos sin atudir camino del matarife. Arrojados de corral en corral o pateados para moverlos. Vacas a las que se les amputan las patas “aun conscientes”. Es lo que muestran las imágenes captadas por una serie de cámaras colocadas en el interior de un matadero de Ávila y que la asociación Equalia ha llevado a los tribunales.

Así maniobró la industria cárnica en España para contrarrestar el informe sobre el cáncer de la OMS

Así maniobró la industria cárnica en España para contrarrestar el informe sobre el cáncer de la OMS

La ONG ha denunciado las presuntas irregularidades de estas instalaciones el pasado 25 de marzo, según el justificante de registro, por “haber tenido conocimiento de sucesos que ostentan apariencia delictiva”. Los hechos a los que se refiere vienen reflejados en un vídeo publicado por la organización sobre prácticas en el matadero.

Los corderos son arrojados, a modo de fardos, por encima de la valla del corral interno o hacia la puerta que conduce al siguiente habitáculo. También se observa a un operario aporreando a los animales en su tránsito de una zona del matadero a la siguiente. Alguno es pateado, según muestran las imágenes: un trabajador se eleva agarrado a la valla para dejarse caer de pie sobre los ejemplares mientras se oyen balidos. En el vídeo se ve que hay corderos que llegan a “la línea de matanza” sin haber sido aturdido y pateando.

Para las vacas, Equalia subraya que se ha empleado una vara de descargas eléctricas aplicada al rostro del animal en lugar del preceptivo uso en los cuartos traseros aunque matiza que “podría existir alguna circunstancia específica en ese episodio para que se hiciera eso”.

La denuncia cierra con la amputación de las patas de algunas vacas mientras cuelgan tras el degüello. La organización entiende que esa operación se estaba realizando con el animal todavía consciente. Aduce que un veterinario experto en el sector “confirma que la res está consciente” y que los movimientos que se perciben en las imágenes “no son fruto de espasmos o actos reflejos” ya que “se ve que las retira varia veces” durante el momento en el que se las amputan.

Cámaras para evitar irregularidades

Esta ONG considera que “la instalación de cámaras” en lo mataderos industriales sirve para evitar que se reproduzcan prácticas irregulares en un sector que, según su patronal ANICE, suma una cifra de negocio total de 24.000 millones de euros y 3.000 empresas. De hecho, las cifras de sacrificio de ganado en España han crecido en los último cinco años, según la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Ministerio de Agricultura: en 2018 se mataron 2,5 millones de reses de ganado bovino (un 19% más que en 2014), en el ovino fueron 10 millones de ejemplares (un 1% más) y en el porcino llegaron a 52,4 millones de cerdos sacrificados (un 20% más que un lustro antes).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats