La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

España será desde enero el primer país europeo en contabilizar oficialmente todos los feminicidios

Archivo - La ministra de Igualdad, Irene Montero, en una imagen de archivo.

En apenas unas semanas, cuando entre 2022, España se convertirá en el primer país europeo en contabilizar oficialmente todos los feminicidios. Será entonces cuando el Gobierno despliegue una nueva estadística en la que, además de los casos mortales de violencia de género dentro de la pareja o la expareja, se registrarán también los feminicidios sexuales, familiares, sociales o vicarios. Lo hace después de un proceso de definición de las categorías en el que han consultado con diferentes organismos, entre ellos, al CGPJ o el Instituto Europeo de Igualdad de Género.

El concepto feminicidio engloba todos los asesinatos de mujeres cometidos por hombres por razones de machismo o misoginia, es decir, por el hecho de ser mujeres. Varias teóricas feministas lo acuñaron en la década de los 70, y en las últimas décadas ha sido especialmente utilizado en América Latina. Varios países, como México o Argentina, incorporaron este término a sus legislaciones para referirse a la violencia machista no solo dentro de la pareja sino en otros contextos.

Ahora será España quien lidere la operación estadística en Europa. Lo hace cumpliendo lo acordado en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y también atendiendo al contenido del Convenio de Estambul, el marco internacional de referencia en la materia. En los últimos años, casos como los de Marta del Castillo, Diana Quer o Laura Luelmo evidenciaron la necesidad de registrar crímenes con una clara naturaleza machista aunque se produjeran fuera del ámbito de la pareja. También el caso de Marina y Laura, asesinadas por Sergio Morate, exnovio de la primera, cuando fueron a recoger sus cosas de la casa que compartía la hasta entonces pareja: Laura, sin vinculación sentimental con el criminal, quedó fuera de la estadística.

Eso cambiará a partir de enero. La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género contará con un Observatorio de Feminicidios que desglosará todos los casos en función de varias tipologías: feminicidios en la pareja o expareja, feminicidios familiares, feminicidios sexuales, feminicidios sociales y feminicidios vicarios. Cada uno de estos tipos contará con un epígrafe específico, en el que también se desgranarán otras categorías.

Cinco tipos de feminicidios

El feminicidio en la pareja o expareja será la misma estadística que ya existe actualmente y que desde 2003 contabiliza estos asesinatos. No habrá, por tanto, ningún cambio estadístico y las series serán comparables. El feminicidio familiar será el asesinato de una mujer por hombres de su entorno familiar y habrá dos categorías: feminicidio familiar general y feminicidio por crimen de honor, el "asesinato de una mujer por parte de un hombre de su familia, debido a la creencia de que la mujer habría causado desprestigio a la misma".

Se considerará feminicidio sexual el asesinato de una mujer sin relación de pareja ni familiar vinculado a las violencias sexuales recogidas en la ley. Se dividirán en feminicidios por agresión sexual -cuando existe una agresión sexual por parte de un hombre hacia una mujer con la que no tiene relación íntima ni familiar, y posterior asesinato-; feminicidio vinculado a la trata con fines de explotación sexual, explotación sexual, prostitución u otras actividades con connotación sexual estigmatizadas por género; feminicidio vinculado a mutilación genital femenina; y feminicidio vinculado a matrimonio forzado.

Otro de los tipos será el feminicidio social: el asesinato de una mujer por una agresión, de carácter no sexual, por parte de un hombre con el que no se tenía una relación de pareja ni era familiar, por ejemplo, un desconocido, un compañero de trabajo, un vecino, un amigo, un empleador etc.

La última categoría será el feminicidio vicario, "el asesinato de una mujer o de los hijos e hijas menores de edad, por parte de un hombre como instrumento para causar perjuicio o daño a otra mujer". Habrá dos grandes subtipos: el que se produce en el ámbito de la pareja o la expareja y que el sucede fuera de ese ámbito. El que sucede dentro de la pareja o expareja incluirá hijos e hijas menores, pero también otros menores y mujeres mayores de edad que sean allegadas: sobrinos, amigas, hermanas... El feminicidio vicario fuera de la pareja o expareja será el asesinato de menores o mujeres con intención de hacer daño a otra mujer.

Serán las unidades de violencia sobre la mujer de las delegaciones y subdelegaciones del gobierno repartidas por todos los territorios las que recopilarán los datos y los harán llegar a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, que revisará la información y se encargará de confirmar los casos. Fuentes del Ministerio de Igualdad explican que se trata de una nueva forma de contabilizar que requiere de "exquisitez técnica" y de coordinación con el Ministerio del Interior. Por eso, los datos no serán, de momento, comunicados con la agilidad que sucede con la estadística de los casos dentro de la pareja o la expareja.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats