La mayoría de las localidades españolas con incidencia acumulada de más de 500 casos han adoptado ya medidas restrictivas contra la COVID

Personas hacen uso de las mascarillas frente al virus COVID-19 donde en el día de hoy son obligatorias llevarlas en espacios públicos en Málaga a 21 de mayo 2020

Uno de los motivos de conflicto entre la Comunidad de Madrid (y en general el PP) y el Gobierno central a cuenta de las medidas que deben adoptarse en la región ha tenido que ver con la incidencia acumulada (IA) de casos de COVID (los detectados en los últimos 14 días entre 100.000 habitantes). Para el Ministerio de Sanidad debía ser 500 el umbral, pero era de 1.000 para el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. Finalmente, el gobierno regional ha cedido en el umbral, pero solo si se aplica igual en toda España. Además de superarse una incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, ha de registrarse más del 10% de positivos en PCR y una ocupación del 35% de las plazas de UCI.

Por qué Madrid no es igual que el resto de España y el número de contagios de coronavirus no es la única razón para endurecer las medidas

Por qué Madrid no es igual que el resto de España y el número de contagios de coronavirus no es la única razón para endurecer las medidas

En realidad las restricciones especiales ya se vienen aplicando en toda España, con pocas excepciones, e incluso en ciudades más pequeñas, ante escaladas preocupantes del virus. De entre los municipios de más de 40.000 habitantes con más de 500 casos de IA, solo las madrileñas y Pamplona tienen más de 100.000 habitantes, si bien la capital navarra escaparía a las medidas por no cumplir el criterio de ocupación de UCI.



Hasta este acuerdo, que aún está por concretarse y ratificarse por el resto de las CCAA, Madrid (6,6 millones de habitantes en toda la comunidad, 3,2 en la capital) ha aprobado medidas restrictivas en 45 zonas con más de 1.000 casos de IA en las que se restringe la entrada y salida, aunque se permite que los ciudadanos salgan del perímetro por desplazamientos que cuenten con una justificación como la asistencia sanitaria, cumplimiento obligaciones laborales, asistencia a centros docentes y educativos, retorno a residencia habitual, cuidar a personas mayores y dependientes discapacidad o vulnerables. También se permite abandonar esta sección sanitaria para desplazarse a entidades financieras, acudir a citaciones urgentes en órganos judiciales, renovar permisos oficiales, presentarse a exámenes oficiales inaplazables o argumentar motivos de causa mayor, así como situación de necesidad.

Además de las restricciones a la movilidad en estas zonas, el Gobierno de la Comunidad de Madrid cierra todos los parques y jardines en las zonas afectadas. Los velatorios únicamente podrán contar con 15 personas en el exterior y 10 en el interior. Por su parte, las comitivas presentes en enterramientos y cremaciones se reducirán a quince personas. Los establecimientos abiertos al público y los locales comerciales cierran a las 22.00 y tienen un aforo limitado al 50%, con la excepción de farmacias, centros médicos, veterinarios, gasolineras y otros servicios considerados esenciales. Las reuniones sociales se limitan a seis personas.

En realidad, por dimensiones y características, Madrid solo sería comparable, relativamente, a Barcelona (1,6 millones) o Valencia (794.288), como destaca el epidemiólogo Jonay Ojeda, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública. Tanto por su número de habitantes, como por su densidad de población, y sobre todo, por su movilidad. "En las ciudades más grandes, lo más habitual es que no tengas el trabajo en el mismo barrio en el que en el que vives, u otras actividades básicas, o cotidianas". También es más frecuente la desigualdad, que implica que el teletrabajo es menos frecuente y que incluso un enfermo se vea abocado a prescindir de guardar cuarentena por cuestiones de precariedad económica y laboral.

Igualmente, hemos repasado las medidas en vigor en las ciudades de más de 40.000 habitantes y una incidencia acumulada de al menos 500 casos que estén fuera del ámbito de actuación del gobierno madrileño: Lorca (Murcia); Lucena (Córdoba); Talavera de la Reina (Toledo); Eivissa (Baleares); Guadalajara; Pamplona; Linares (Jaén); Ciudad Real y Palencia. Están ordenadas por su incidencia acumulada de COVID.

En Lorca (Murcia, 94.404 habitantes) se ampliaron este lunes por tercera semana medidas de restricción similares a las de la fase 1 de la desescalada en el casco urbano, pero flexibilizada: para acceder a la zona de restricciones es necesario una suerte de salvoconducto o un permiso de trabajo, los comercios tienen un aforo restringido al 50% y las terrazas están al 75%, pero permanecen abiertas. Los colegios siguen dando clase online.

En Lucena (Córdoba, 42.605) se ha reducido al 50% el número de mesas y sillas autorizadas para bares y restaurantes, y se ha decretado el cierre de todos los parques, plazas y jardines públicos, entre las 23.00 y las 7.00 horas, y la suspensión de los dos mercadillos, público y privado, que se vienen celebrando los miércoles y domingos en la ciudad. Además se ha hecho un cribado extraordinario voluntario de test rápidos de antígenos a 921 personas, el 48% de la población seleccionada, con resultado negativo en 918 casos.

Talavera de la Reina (Toledo, 83.417) y 78 municipios de su área (un total de 146.000 personas) han visto suprimido el servicio de barra de bares, ha reducido el aforo en el interior al 50% y al 75% en las terrazas. También ha cerrado cines, teatros, audiorios, bibliotecas y museos. Los hoteles pueden funcionar al 75% de su capacidad. Por otro lado, se suprimen los espectáculos taurinos, mercadillos y mercados al aire libre.

En Eivissa (Baleares, 49.783) desde el 18 de septiembre está vigente el confinamiento perimetral de Ibiza capital (áreas de salud de l’Eixample y Es Viver), con la prohibición de entrada y salida excepto por casos justificados (ir al médico, a trabajar, a la escuela...); cierre de locales a las 22.00 y 50% de aforo; reuniones sociales de máximo 5 personas; cierre de barra y máximo 5 personas por mesa en los locales. También están cerrados parques, jardines y locales de ocio infantil.

Para Guadalajara (85.871 habitantes), está vigente el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales. Respecto a bares, restaurantes y establecimientos de hostelería similares, el aforo está reducido al 50% del máximo que tuvieran establecido previamente para consumo en el interior del local. Por su parte, las terrazas de bares y restaurantes tienen su aforo al 75%.

En Pamplona (201.653 habitantes) se han ampliado 15 días las medidas restrictivas aprobadas hace dos semanas y que afectan sobre todo a los aforos en las reuniones en el ámbito público, que no pueden sobre pasar las seis personas, y a la hostelería, en la que está prohibido el consumo en barra a partir de las 12 del mediodía, entre otras cosas. Está reducido a seis el número máximo de personas que pueden reunirse en el ámbito público y en establecimientos hosteleros y se limita al 50% el aforo de las actividades sociales como ceremonias, velatorios y entierros, culto, mercadillos o centros de formación no reglada y al 60% en los eventos culturales.

En Linares (Jaén, 57.414), junto a otras localidades, la Junta va a realizar un cribado masivo de test de antígenos para detectar la COVID-19, pero no hay otras medidas especiales adoptadas. Están en vigor las que rigen para el resto de Andalucía. En el caso de la hostelería se establece que los salones de celebraciones tendrán un máximo del 75% del aforo, con celebraciones que no superarán las 150 personas al aire libre y 100 en espacios cerrados y que deben cumplir con los horarios previstos para hostelería. Asimismo, el consumo de bebida y comida se hará exclusivamente en mesa.

En Ciudad Real (74.746), se mantienen en vigor medidas especiales entre las que destacan el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales. En bares, restaurantes y establecimientos de hostelería similares, el aforo se redujo al 50% del máximo que tuvieran establecido previamente para consumo en el interior del local. Las terrazas de bares y restaurantes redujeron su aforo al 75%. Se limita también al 50% el aforo de las actividades religiosas de ámbito social, así como de cines, teatros, auditorios, bibliotecas y museos.

Para el caso de Palencia (78.412) se aplican medidas que se equiparan "prácticamente" a las de la fase 1 de la desescalada, aunque sí existen diferencias, porque no se restringe la movilidad, por ejemplo. Las reuniones públicas o privadas son de un máximo de 10 personas salvo que se trate de personas convivientes. Se prohíbe la consumición en barra y se limita a seis personas en mesas y terrazas.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 23:50 h

Descubre nuestras apps

stats