El Papa sopesa recibir a Joe Biden un día antes de que los obispos de EEUU debatan sobre su posible excomunión

El presidente de EEUU, Joe Biden. EFE/EPA/TASOS KATOPODIS / Archivo

Jesús Bastante

en religiondigital.com —

26

Los obispos norteamericanos desafían al Papa, y Francisco responde. El pasado 7 de mayo, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el español Luis Ladaria, pedía expresamente al presidente del episcopado USA, José Gómez, que frenara el debate de un documento sobre “la dignidad de los políticos católicos de recibir la comunión”, auspiciado por el sector más conservador de la cúpula de la iglesia estadounidense y que serviría para promover la excomunión de Joe Biden por apoyar el aborto.

Biden consultó al Papa antes de anunciar su apoyo a suspender las patentes de las vacunas contra la COVID

Biden consultó al Papa antes de anunciar su apoyo a suspender las patentes de las vacunas contra la COVID

Lejos de obedecer a Roma, los prelados norteamericanos abordarán esta cuestión –aunque no se prevé un voto definitivo sobre la materia– en la plenaria que celebrarán del 16 al 18 de junio. ¿Cuál puede ser la respuesta de Francisco? Ni más ni menos que recibir al segundo presidente católico de la historia de EEUU, Joe Biden, quien en esas mismas fechas estará reunido con el presidente ruso Vladimir Putin en Ginebra (el 16 de junio mantienen su primera bilateral). Fuentes vaticanas apuntan a la posibilidad, todavía no confirmada oficialmente, de una primera entrevista el día 15, víspera de la reunión de los díscolos obispos norteamericanos.

Como ya adelantó elDiario.es, Ladaria recordaba al arzobispo de Los Ángeles que antes de redactar un documento así, los obispos deben hacer “todo lo posible para dialogar con otras conferencias episcopales al formular esta posición, con el fin de aprender unos de otros y preservar la unidad de la Iglesia universal”. Sería “engañoso si [diera] la impresión de que el aborto y la eutanasia constituyen por sí solos los únicos asuntos graves de la doctrina social católica que exigen el máximo nivel de responsabilidad por parte de los católicos”, se leía en la carta de Doctrina de la Fe, a la que se ha sumado la petición de 70 cardenales y obispos del país (entre ellos, algunos de los considerados más cercanos a Francisco: los cardenales Gregory y Cupich, así como los arzobispos Joseph Tobin de Newark y Robert McElroy de San Diego) de frenar este debate por el riesgo de división entre los católicos de la potencia americana.

Política disfrazada de doctrina

“Es una diferencia política enmascarada de doctrinal”, lamentan fuentes vaticanas, refiriéndose al intento de buena parte del episcopado norteamericano de condenar a Biden por su postura frente al aborto. Por el momento, el Papa sólo ha contestado de manera indirecta. Así, hace dos semanas, Bergoglio recibía en el Vaticano al enviado especial de Biden para el cambio climático, el exsecretario de Estado John Kerry, otro de los políticos abiertamente católicos y favorable al derecho al aborto que está en el centro de las críticas de los conservadores.

A su vez, la pasada semana, el Papa criticaba a aquellos que estaba en contra de dar la comunión a políticos católicos que no se alinearan con las tesis íntegras de los grupos pro vida, o se opusieran (como ha ocurrido en Alemania) a las bendiciones de parejas gay, pero no pusieran pegas a la hora de bendecir armas. “Me hace mal al corazón cuando veo que algunos sacerdotes bendicen armas. Los instrumentos de armas no deben ser bendecidos”, aseguró Francisco, quien ha encontrado en Joe Biden un importante aliado tras cuatro años de relaciones tensas con la Administración Trump, especialmente en lo tocante a la lucha contra el coronavirus.

De hecho, ambos líderes son dos de los principales impulsores de la liberalización de las patentes para asegurar un acceso universal a las vacunas para toda la Humanidad. De hecho, este mismo lunes, Bergoglio clamaba en público por que “todos, sin exclusión de ningún tipo, tengan pronto la posibilidad de protegerse mediante la vacuna”. Sin lugar a dudas, la primera entrevista entre los dos católicos más poderosos de la Tierra sería histórica. Y podría darse en apenas dos semanas.

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats