La portada de mañana
Acceder
El Gobierno de Ayuso se resquebraja por su gestión de la pandemia
Villarejo intentó vender material para "anular" los casos Gürtel, Pujol y procés
OPINIÓN | Estado de sindiós, por Elisa Beni

España afronta una nueva etapa de la epidemia de coronavirus tras confirmarse el primer contagio local

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en una imagen de archivo.

El paciente diagnosticado este miércoles de coronavirus en Sevilla es el primer contagio autóctono en España, lo que inicia una nueva fase en la gestión de la enfermedad que, hasta ahora, contaba solo casos importados de otros países.

Los casos de coronavirus superan la veintena en España, con tres contagios locales y una persona en estado grave

Sanidad confirma dos nuevos casos de coronavirus en Madrid sin contacto con zonas de riesgo, uno de ellos grave

Según la Consejería de Salud andaluza, el hombre no había viajado en las últimas dos semanas a ninguna de las zonas de riesgo: China, cuatro regiones del norte de Italia, Irán, Corea del Sur, Singapur y Japón. Por tanto, la infección se tiene que haber producido dentro de las fronteras españolas. Hasta este diagnóstico, se tenían localizados nueve casos activos previos (cuatro en Tenerife, dos en Madrid, dos en Barcelona y otro en Castellón) y, a posteriori, se ha confirmado una más en La Gomera, otro en València, dos más en Madrid -estos dos casos madrileños tampoco estuvieron en zonas de riesgo- y uno en Barcelona.

El paciente de Sevilla es un hombre de 62 años y se encuentra ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza. "No había viajado a los lugares de riesgo, pero había tenido una reunión profesional que se está estudiando", ha informado la Consejería. No refiere "contacto ninguno con una persona enferma" conocida, han indicado. Es decir, no está identificada la persona que pudo haberle transmitido el virus.

El Ministerio de Sanidad daba hasta ahora mucha relevancia a que todas las personas confirmadas con coronavirus desde el lunes hubiesen viajado a Italia y por tanto fuesen casos importados. Eso significaba que el virus estaba "controlado" en España, pero, como ha avanzado esta misma mañana el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, si se daba un contagio autóctono "el escenario cambia" y deberán ser tomadas otras medidas específicas.

La Consejería ha informado de que el hombre de Sevilla llevaba "días" ingresado en el Hospital Virgen del Rocío con una afección respiratoria. Ha sido detectado gracias al cambio de protocolo que pactó ayer el Ministerio con las comunidades autónomas: ya no solo son potenciales casos las personas que presenten síntomas leves y hayan viajado a alguna de las zonas de riesgo, sino también aquellas que estén padeciendo alguna infección respiratoria grave o neumonía de origen desconocido. En esos casos hay que hacer pruebas para descartar o confirmar. Este supuesto es el que se ha cumplido en Sevilla el miércoles.

Según la cronología que recoge ABC Sevilla, el hombre, natural de la provincia de Huelva, se comenzó a encontrar mal y con fiebre el día 12 de febrero. Al no remitir, acudió a su médico de cabecera y finalmente fue ingresado el día 19, una semana después de comenzar a presentar síntomas parecido a los de una neumonía. Durante esa semana, recibió con normalidad visitas de sus familiares.

El domingo 23, sigue contando ABC, ya no tuvo fiebre, pero en el centro hospitalario decidieron aislarlo de forma parcial el lunes 24 porque los análisis no daban un diagnóstico claro de neumonía. Finalmente, debido al cambio de protocolo que anunció el ministro, se le han hecho las pruebas este martes y, al recibir el positivo, se ha procedido a aislarle. Sus personas allegadas no han presentado síntomas.

Este jueves los técnicos Ministerio de Sanidad vuelven a reunirse con Fernando Simón y el ministro Salvador Illa a la cabeza en la comisión evaluadora diaria.

Mientras, en Catalunya, se ha aislado en sus domicilios de Barcelona a 33 personas que estuvieron en contacto con la mujer italiana de 36 años cuyo contagio se conoció el pasado martes. Se trata de su entorno más cercano y algunas personas que compartieron el vuelo de vuelta desde el norte de Italia a la capital catalana el pasado 22 de febrero. El equipo de epidemiología de la Generalitat los mantiene bajo supervisión con entre dos y tres controles diarios para ver si presentan síntomas. "Es una fase de contención para evitar transmisiones dentro de la comunidad", expresaba el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Joan Guix.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats