La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Vecinos rescatan del olvido barrio hispano de ciudad del sur de Colorado

Fotografía de 1963 cedida por Leah Davis Witherow, historiadora del Museo Pioneer en Colorado Springs, donde se muestra a unos Niños mientras juegan en el patio de recreo de una escuela en un barrio de Colorado Springs. El parque America The Beautiful en Colorado Springs, la tercera ciudad más populosa de Colorado, encierra un secreto poco conocido que ahora vecinos latinos quieren sacar del olvido: allí hubo un barrio hispano durante más de un siglo.

EFE

Denver (CO) —

0

El parque America The Beautiful en Colorado Springs, la tercera ciudad más populosa de Colorado, encierra un secreto poco conocido que ahora vecinos latinos quieren sacar del olvido: allí hubo un barrio hispano durante más de un siglo.

Ese barrio comenzó a gestarse en 1880 con la llegada de mexicanos y hacia principios del siglo pasado ya era una “verdadera fortaleza hispana” que, en unas pocas cuadras, incluía viviendas, negocios, escuelas y hasta una iglesia, según la historiadora Leah Davis Witherow del Museo Pioneer en Colorado Springs.

Luego, a principios del siglo pasado, llegaron a la zona familias del sur de Colorado, específicamente del Valle de San Luis y del Condado Conejos.

Eventualmente, la calle principal del vecindario se llamó Conejos y, en poco tiempo, ese fue el nombre con el que se conoció el lugar. Pero todo terminó a principios de la década de 1990.

“Antes que nos diésemos cuenta el vecindario entero despareció y ya nunca más se lo mencionó. Se olvidaron de nosotros”, dijo en declaraciones preparadas Josephine “Jossie” Ontiveros, 81 y maestra jubilada, quien nació, creció, estudió y trabajó como profesora por 49 años en el barrio Conejos.

En 1992, Colorado Springs adoptó el llamado Plan de Acción para el Centro de la Ciudad, cuyo componente central era la creación del parque America The Beautiful, en referencia a una canción patriótica del mismo nombre escrita por Katharine Lee Bates en 1895, tras visitar Colorado Springs.

El parque, dispuso la municipalidad local, sería construido al sur del centro de la ciudad, es decir, precisamente donde se encontraba el barrio Conejos.

En poco tiempo, las autoridades expropiaron las viviendas de las 16 familias hispanas que aún residían en ese barrio y poco después todos los edificios del vecindario fueron demolidos.

Sólo se salvó la Iglesia Chadbourn, construida por la Asociación Ministerial de Colorado Springs en 1928 como una “misión del evangelio en español” para los latinos que trabajaban en el Ferrocarril Denver-Río Grande (DRGR).

Cuando el parque se inauguró el 30 de septiembre de 2005 “pocos, quizá nadie, en Colorado Springs sabían que antes había un barrio hispano en ese lugar”, aseveró Witherow.

De hecho, los nombres de las calles que antes definían los límites del barrio se cambiaron y dejaron de ser nombres en español.

La comunidad hispana se dispersó. Incluso en la actualidad, al contrario de lo que sucede en muchas otras ciudades, Colorado Springs no cuenta con un barrio latino.

Hace cinco años, Ontiveros y sus familiares decidieron que ellos debían “rescatar” la historia del “olvidado” barrio, en homenaje al trabajo de aquellas familias que “ayudaron a construir a Colorado Springs”. Y hace poco más de dos años, con la ayuda del Museo Pioneer, ese proyecto comenzó a concretarse.

Este sábado el Museo Pioneer presentará la exhibición “La Familia Grande”, que, por medio de fotografías, objetos y narraciones, presenta la historia del barrio Conejos “para que nunca más sea olvidada”, dijo Witherow.

La fiesta se enfocará en un solo momento, el de la visita de Ontiveros a la Iglesia Chadbourn, ahora restaurada, a la que ella asistió durante décadas.

“Va a ser hermoso porque la gente va a ir y yo les podré decir: Aquí es de donde viene mi familia y así eran las cosas antes. Yo no lo cambio por nada del mundo”, comentó Ontiveros.

“Antes no nos trataban como extranjeros. Nos llevábamos bien”, añadió.

En ese sentido Witherow recalca que “la gente debe verse a sí misma en la historia que nosotros contamos de nuestra ciudad. Es una manera en que la gente permanezca junta. Somos una familia. Una familia grande con madres y padres, y cocinas y trabajos, y escuelas y grandes sueños”, comentó.

Del barrio Conejos, excepto por la iglesia, solo queda una pequeña placa en el parque que menciona el barrio.

Pero eso no es suficiente, recalca Witherow, para recordar a aquellos “que fueron y son una parte importante de nuestra historia y de nuestra comunidad”, especialmente para recordárselo a las generaciones jóvenes y a también quienes no viven en Colorado Springs.

Francisco Miraval

Etiquetas

Descubre nuestras apps