Una campaña opaca de anuncios en Facebook y carteles en la calle promueve la abstención entre votantes de PSOE y Podemos

Carteles pegados en Usera, un barrio obrero de Madrid

"Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: no contéis conmigo!". Una campaña pide desde el pasado viernes la abstención específicamente a los votantes del PSOE y Unidas Podemos en las elecciones generales del 10 de noviembre. Se vale de dos vías para hacer llegar su mensaje: por un lado, miles de carteles que han aparecido en los últimos días en las calles de barrios que apoyan tradicionalmente a partidos de izquierda, colocados en Madrid y varias ciudades andaluzas. Por otro, una campaña de anuncios pagados en Facebook que han llegado a unos dos millones de usuarios en menos de cinco días.

En esta red social la operación que llama a los votantes de izquierda a no acudir a las urnas tiene su origen en una página creada el pasado viernes que ha adoptado una identidad y un discurso de apoyo a Íñigo Errejón. Emplea el nombre de 'Yo con Íñigo' y ha invertido en tres anuncios para promover la abstención, además de en promocionar un vídeo que recoge un discurso del candidato de Más País en el que se dirige explícitamente a los votantes de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Desde la candidatura de Íñigo Errejón niegan rotundamente cualquier relación con esta campaña. "Lo negamos tajantemente. Nunca hemos seguido estrategias de ese estilo. No es en absoluto nuestra forma de hacer política. Somos una candidatura transparente que no emplea ese tipo de juego sucio", afirma Rita Maestre, responsable de la campaña de Más País, a eldiario.es.

El gasto para promocionar los anuncios que han circulado en la red social se encuentra entre los 2.500 y los 4.500 euros. Es la horquilla que arroja la herramienta de Facebook para la transparencia en la publicidad política, que también deja constancia del nombre de la persona que los pagó: se trata de Josep Lanuza, consultor político, que ha asegurado a eldiario.es que "la página es una iniciativa meramente personal".

Lanuza también desliga de sus acciones a la agencia de comunicación política donde trabaja, Sanmartin Politics. Esta consultora fue responsable de diseñar "la estrategia que hizo presidente de Andalucía a Juan Manuel Moreno", afirma en su página web, y también ha trabajado con el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; con el de la Región de Murcia, Fernando López Miras; y el de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig.

Aleix Sanmartín, el máximo responsable de la agencia, también ha negado que su empresa tenga cualquier tipo de relación con esta campaña. En conversación con esta redacción, encuadra en la "vida personal" de Lanuza su inversión para pedir la abstención de la izquierda empleando una identidad de apoyo a Íñigo Errejón.

Lanuza asegura que "la iniciativa nace del cabreo con los otros dos partidos de izquierdas que no supieron llegar a un acuerdo por una lucha de egos. Errejón me parece el político más inteligente de la escena española, soy un gran admirador de su tesis doctoral, la cual releo con frecuencia", afirma a través de un correo electrónico. "El gasto lo pago yo, con mi dinero", asegura.

Antes de dedicarse a la consultoría, Lanuza intentó abrirse camino en política. Encabezó una lista del PSPV en las elecciones municipales de 2007 en Alboraia (población muy cercana a Valencia) pero tras discrepancias con el resto del grupo socialista, acabó fuera de este junto a otros tres concejales. A partir de entonces siguió cerca de la vida pública, pero ya como asesor.

La creación de la página 'Yo con Íñigo' coincide con la pegada de la cartelería, según ha podido saber eldiario.es. La página se lanzó el viernes 25 de octubre, momento en el que empezaron a aparecer los carteles en las calles. Ese mismo día 25 lanza dos de los cuatro anuncios que ha promocionado, ambos con el mensaje "no contéis conmigo" contra Sánchez e Iglesias. El sábado 26 publica los dos restantes: el que incluye el discurso de Errejón y otro más con ese mismo eslogan que comparte con la campaña de cartelería. Este último es el único de los cuatro que ya ha quedado inactivo en el momento de la publicación de esta información.

Ante las preguntas de eldiario.es, el consultor político dice que no hay relación entre su iniciativa en Facebook y los carteles aparecidos en varias ciudades españolas, con los que comparte fecha de lanzamiento, mensaje y estilo creativo. Asegura que el material audiovisual que ha empleado le llegó a través de WhatsApp. eldiario.es ha introducido las imágenes y el vídeo empleados por Lanuza en varias herramientas de análisis y verificación digital y el resultado ha sido el mismo en todas ellas: no se encuentran en ningún otro lugar de Internet además de en la página que el consultor ha denominado 'Yo con Íñigo'.

La página apenas supera el centenar de seguidores y tiene unos 80 'me gusta'. Estas cifras, unidas a que 'Yo con Íñigo' ha sido creada específicamente para promocionar entre millones de usuarios de Facebook un mensaje que intenta desincentivar el voto de un sector concreto de población a través una inversión opaca, se asemejan al patrón que han utilizado otras campañas de intoxicación del debate político online orquestadas por páginas que consiguieron pasar bajo el radar e influir de forma decisiva en la opinión pública en otros comicios. Los casos extremos de Cambridge Analytica en EEUU o Reino Unido han sido especialmente escandalosos.

#yonovoto

Los anuncios de Facebook pagados por Lanuza ya se mueven en cifras en torno a los dos millones de impresiones. Mientras, la presencia de carteles con el eslogan "10-N: No contéis conmigo" impreso sobre las caras de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es masiva en los barrios en los que han sido colocados. eldiario.es ha podido comprobar que, en Madrid, han sido pegados en los barrios de Vallecas y Usera, que suelen apoyar mayoritariamente a fuerzas de izquierda. No se encuentran en otras zonas donde el voto está más repartido o el PSOE y Unidas Podemos no recaban tantos apoyos.

Fuentes del sector han explicado a este medio que el coste de una campaña de pegada de carteles de este tipo tiene un coste de unos 40 céntimos por cartel. El pedido mínimo son mil carteles. "Para tener una presencia fuerte en un distrito de Madrid se necesitan unos 2.000 carteles", especifican las mismas fuentes.

Aunque en la campaña de Facebook se utiliza una identidad de apoyo a Íñigo Errejón para lanzar los anuncios –la red social no permite que sean anónimos y obliga a incluir información sobre quién realiza el desembolso, aunque no ha facilitado a este medio la labor de identificar y contactar a Lanuza–, no ocurre lo mismo en el caso de la cartelería. Además de su eslogan, los carteles solo incluyen el hashtag #yonovoto, llamando activamente a la abstención. Varios investigadores independientes han facilitado a eldiario.es diversos análisis de la conversación en torno a dicho hashtag en Twitter, así como de los usuarios que lo han utilizado. No han detectado señales de comportamiento automatizado o bots.

Tras una consulta de eldiario.es, Facebook ha iniciado una investigación sobre si la campaña puede formar parte de un intento de intoxicación que incumpla sus normas de uso. La Junta Electoral Central, por su parte, analizará la legalidad esta campaña en su reunión de este miércoles, han adelantado fuentes de este organismo.

¿Tienes más datos sobre esta información? Escríbenos a pistas@eldiario.es o contacta con nosotros aquícontacta con nosotros aquí

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2019 - 21:26 h

Descubre nuestras apps

stats