Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los aliados dejan de señalar a Netanyahu por Gaza pero temen su respuesta a Irán
El PP reduce dos puntos su ventaja sobre el PSOE desde enero y Vox adelanta a Sumar
Opinión - El oasis habita hoy en Euskadi. Por Esther Palomera

Los despedidos de las tecnológicas rozan ya los 250.000: ¿en qué situación quedan?

Oficina de una empresa tecnológica

Carlos del Castillo

12

El final del 2022 fue negro para el empleo tecnológico. Comenzó una oleada de despidos que dejó el marcador en más de 150.000 puestos de trabajo destruidos. El problema es que el 2023 ha empezado mucho peor: enero ha batido todos los récords de recortes de plantilla, con otros 88.000 despidos en un solo mes. Casi un cuarto de millón de personas han perdido su empleo en unos pocos meses y la pregunta ahora es cómo y en cuánto tiempo se producirá la reincorporación total de una suma tan gran de personas al mercado de trabajo.

Las fuentes consultadas explican que hay un respuesta corta y otra larga. La corta es que sus perspectivas son mucho mejores que las de la mayoría de trabajadores. “No pensamos que estos profesionales vayan a tener muchas dificultades para encontrar un nuevo empleo. Obviamente, dependerá del tipo de función a cubrir y la casuística de las empresas que sí están demandando ese talento digital y de las propias expectativas laborales de estas personas, pero hay trabajo, es un sector deficitario en talento”, dice Mónica Pérez, directora de Estudios de Infojobs.



La versión larga es también un poco menos optimista. “Aunque se afirma constantemente que son profesionales muy buscados, la realidad es que esa demanda de empleo no es homogénea. Por ejemplo, son mucho más demandados los puestos relacionados con la Ciberseguridad y la IA, que programadores de Javacript o diseñadores gráficos”, desglosa José Varela, responsable de Digitalización de UGT. “En contra de los que nos quiso convencer en los últimos meses, estamos viendo cómo las grandes tecnológicas se están deshaciendo de una gran parte de sus equipos relacionados con la Realidad Virtual y el Metaverso, lo que también ocasionará un excedente inmediato de empleo en esta especialidad”, añade.

Según los datos del portal especializado Layoffs.fyi, que viene recogiendo los datos de despidos en el sector tecnológico desde la pandemia, la destrucción del empleo entre 2022 y las primeras semanas de 2023 alcanza los 246.650 empleos. Todos los gigantes digitales excepto Apple han recortado al menos 10.000 empleos (Amazon, 18.000, casi todos en puestos técnicos; Google, 12.000; Meta, 11.000; y Microsoft, 10.000), una política de reducción de costes a la que han arrastrado a la práctica totalidad de empresas de sus respectivas áreas de negocio.

Salida a empresas no tecnológicas y reducción de ventajas laborales

Los despidos masivos en las tecnológicas van a suponer una gran oportunidad para que empresas no especializadas accedan a profesionales de alta cualificación y especialización, explican varias fuentes consultadas. La digitalización hace que prácticamente cualquier tipo de empresa pueda necesitar trabajadores de este perfil y la crisis de empleo en los gigantes tecnológicos facilitará que el mercado laboral haya personas con un alto grado de especialización y experiencia hasta ahora copados casi por completo por esas grandes multinacionales.

“La abrumadora mayoría de las empresas de nuestro mercado de trabajo son pequeñas y medianas empresas y hasta ahora les resultaba difícil contratar un perfil de estas características. Quizás se abra así una nueva oportunidad”, destaca Varela. Por contra, esa salida a otros sectores puede suponer también que los trabajadores pierdan las buenas condiciones laborales de las que disfrutaban en sus anteriores empleos. “Muy probablemente tengan que reducir sus condiciones”, reconoce.



“Las leyes de oferta y demanda serán las que marquen la pauta. Sino se produce una demanda de este empleo por parte startups y pymes, la tendencia será a reducir salarios, a dar menos beneficios sociales y a minar la flexibilidad (por ejemplo, ofreciendo menos teletrabajo)”, añade el responsable de UGT.

“Sí es probable que buena parte de estos profesionales tengan que ver reducidas algunas de sus condiciones”, coinciden desde Infojobs: “Es conocida la espiral salarial al alza que ha provocado en los últimos años la ”lucha“ por el talento tecnológico y, por otro lado, los paquetes retributivos del sector suelen incluir muchos beneficios extra que no son tan habituales en otras industrias”.

Se ha despedido mucho pero se contrató más

Los despidos en los gigantes tecnológicos rondan el 5% o el 6% de Microsoft o Google, pasando por el 13% de Meta hasta llegar al 50% de empresas más pequeñas como Twitter, donde además hay que tener en cuenta el fenómeno Elon Musk. No obstante, durante la pandemia las tecnológicas habían ampliado sus plantillas mucho más de lo que ahora decrecen. De 2021 a 2022 Microsoft por ejemplo había aumentado un 22% su número de empleados, Amazon un 62% y Meta un 30%.

La justificación que han dado todas ellas para llevar a cabo estos despidos es que no se ha consolidado el crecimiento que esperaban. “Los despidos parecen ser más una corrección de los planes de negocio (provocados por una serie de excesos en las contrataciones ante perspectivas que no contemplaban el actual escenario de incertidumbre y ralentización) que una situación general de aquellas empresas e instituciones que están apostando actualmente por la transformación digital. Y así lo han justificado los líderes de estas grandes empresas”, afirma Pérez, de Infojobs.

El panorama que ha dejado 2022 ha sido muy diferente a lo esperado

Infojobs

“Durante los últimos años, estas compañías no pararon de crecer y la pandemia provocó un giro radical en los hábitos de consumo y compra digital, multiplicando la actividad del sector en un tiempo récord, sobre todo en lo relacionado con el ocio, el entretenimiento y el comercio electrónico. Sin embargo, el panorama que ha dejado 2022 ha sido muy diferente a lo esperado: la guerra de Ucrania ha desatado la crisis energética y ha agravado la escasez de suministros con la consiguiente inflación… El escenario de incertidumbre sí ha frenado la economía y el desarrollo previsto”, añade.

Pese a los despidos, en la inmensa mayoría de los casos las plantillas siguen siendo mayores de lo que eran a principios de 2021. A eso se suma que algunas a la vez que informaban de los recortes notificaban que seguirán contratando en algunos puestos clave, como en los relacionados con la inteligencia artificial.

La perspectiva de futuro sigue siendo buena en España

“En el mercado laboral sigue habiendo una gran demanda de trabajadores tech. De hecho, hay informes que apuntan a que solo en España hay más de 120.000 vacantes tecnológicas y de nuevas profesiones por cubrir”, señalan desde la patronal de empresas tecnológicas Adigital. “Pese a los reajustes que han tenido lugar de forma puntual, debido al actual contexto de coyuntura económica, la tendencia general en las empresas tecnológicas va a seguir siendo la contratación”, explica una portavoz.

España tiene importantes fortalezas para seguir progresando en este 2023 como un territorio generador y de atracción de empleo

Patronal tecnológica Adigital

“España tiene importantes fortalezas para seguir progresando en este 2023 como un territorio generador y de atracción de empleo”, continúan desde la asociación, a la que pertenecen más de 500 empresas. “Entre otros, gracias a su calidad de vida y atractivo inversor, que unido a un marco regulatorio, como la recientemente aprobada Ley de Startups, la nueva normativa de formación profesional o el plan nacional de competencias digitales, hacen que España tenga el potencial para consolidarse como hub de talento digital”, desglosan.

Etiquetas
stats