La portada de mañana
Acceder
La vacunación irregular de políticos alerta sobre el plan de inmunización
Los primeros 100 días de Biden, entre la pandemia y la crisis económica
Opinión - Ego non te absolvo, por Elisa Beni

6 de cada 10 personas que compartan este artículo en Twitter no lo habrán abierto

6 de cada 10 personas que compartan este artículo en Twitter no lo habrán abierto

El titular es la clave. Esa podría ser una de las líneas maestras que se desprenda de un estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de Columbia en EEUU, en colaboración con el Instituto Nacional Francés (Inria). La investigación, titulada ¿Qué y quién es leído en Twitter?, concluyó que las menciones de los lectores en la red social constituían el 61% de cerca de un total de 10 millones de clicks. Los resultados fueron obtenidos a partir de una muestra aleatoria de noticias publicadas en Twitter.

Acortar una URL puede exponer tus archivos en la nube

Acortar una URL puede exponer tus archivos en la nube

"Los lectores saben muy bien qué es lo que sus seguidores quieren", asegura el profesor de ciencias de la computación de la Universidad de Columbia y conductor del estudio, Augustin Chaintreau. Junto a él, Arnaud Legout, Maksym Gabielkov y Arthi Ramachandran se han encargado de recopilar, durante un mes, los clicks que obtenían los tweets de cinco de los sitios webs de noticias más importantes de Twitter: la BBC, el Huffington Post, CNN, New York Times y Fox News. "El conjunto de los datos recopilados asciende hasta los 2,8 millones de compartidos que, sumados, son los responsables de 75.000 millones de visitas potenciales en Twitter, y 9,6 millones de clicks que conducen a 59.088 medios únicos", cuentan los investigadores.

Basándose en la mayúscula cifra de datos, Chaintreau y su equipo determinó que el 59% de los usuarios que comparte los tuits de esos medios nunca hizo click en esas URLs, por lo que tampoco fueron leídos. Y hay algo más: el estudio considera que este peer to peer a ciegas determina qué circulación tendrá una noticia en el futuro en la red social y cuál se hundirá en los confines de Internet. "La gente está más dispuesta a compartir un artículo que a leerlo", indica Legout. "Esto es típico del consumo moderno de información", añade el investigador.

Recopilando datos de 280 millones de perfiles

Compartimos mucho en Twitter, pero ni entramos a la web que difundimos ni leemos la información que tuiteamos, según recoge el estudio. El equipo recopiló todo los datos públicos que pudo, como los tuits de más de 280 millones de personas que habitualmente ven y comparten links acortados desde Bit.ly, así como el número de clicks que recibían. Después, rastrearon cuántos de esos tuits llevaban a URLs de los medios de noticias antes mencionados.

En otras palabras, dividieron el conjunto de datos en dos categorías: por un lado, los metadatos de los tuits que contienen enlaces acortados de Bit.ly y que dirigen a los medios de noticias, recopilados durante un mes del verano pasado. Por otro, todos los clicks que recibieron esos enlaces. Una vez analizados los datos, Chaintreau y su equipo demostró que las noticias virales lo son porque se comparten mucho, no así porque se lean tanto.

El equipo de investigadores de la Universidad de Columbia también extrajo más conclusiones. Por ejemplo, la mayoría de tuits que llevaban a páginas de noticias estaban previamente retuiteados por algún usuario y no por el medio en cuestión que difundía el contenido. Los links a los que los usuarios acceden a través de estos retuits son, generalmente, más antiguos de lo que se piensa. "Nuestros resultados demuestran que compartir contenido y leerlo está pésimamente relacionado", afirma Legout.

Larga vida en Twitter

Otra de las conclusiones del estudio es que las historias en Twitter tienen una "vida propia relativa". Mientras que más del 90% de los links del estudio fueron compartidos en unas pocas horas, la mayoría fueron clickados y, probablemente, leídos mucho después. Explican que el 70% de los clicks ocurrió después de la primera hora y el 18% de ellos, en la segunda semana.

"Los likes y el número de compartidos no son una medida válida para saber la popularidad de un contenido. Esto significa que los estándares de la industria necesitan ser repensados", concluye Legout. Como si de una premonición se tratase, la web satírica The Science Post, algo parecido a El mundo today en España, publicaba una noticia a principios de este cuyo titular anunciaba: "El 70% de los usuarios de Facebook solo leen el titular de las historias de ciencia antes de comentarlas". Ya lleva más de 47.800 compartidos entre las dos redes sociales, pero ¿alguien la ha leído? Si nos fiamos de este estudio, seguro que menos de los que el número refleja.

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2016 - 20:18 h

Descubre nuestras apps

stats