eldiario.es

9

INTERNACIONAL

Salvini convoca a la extrema derecha europea en Milán para erigirse como su líder de cara a las elecciones europeas

El ministro de Interior de Italia ha convocado este lunes en Milán una reunión a la que acudirán formaciones de extrema derecha de más de 20 países, según informan medios italianos

"La diferencia entre nosotros y los demás es que ellos tienen que salir de su país para buscar alianzas. En cambio, la Liga invita a otros movimientos europeos a Italia. Nuestro país es ahora central", afirmó Salvini tras anunciar el evento

Salvini espera que Aquarius no sea la única nave humanitaria que España acoja

Matteo Salvini, ministro de Interior de Italia. EFE

Matteo Salvini, vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia y líder de la Liga, formación de extrema derecha, será el anfitrión de un encuentro de partidos europeos de extrema derecha que se realizará la semana que viene en Milán con el objetivo de formar una alianza antes de las elecciones de mayo a la Eurocámara.

Salvini busca posicionarse como líder informal de los partidos populistas y euroescépticos de la UE, pero aún no está claro si una alianza formal funcionaría, dadas las diferencias en sus programas y la complicada red de alianzas que ya está en juego dentro del Parlamento Europeo.

Formaciones populistas de derechas están en el poder en Italia, Austria y Polonia, y están avanzando en varios países como Francia y los Países Bajos. Según los sondeos, en las elecciones de mayo lograrán crecer mucho en el Parlamento Europeo. Sin embargo, no se espera que logren una mayoría y muchos analistas creen que les costará presentar un frente unido.

Los medios de comunicación italianos informan que están invitados al evento, que se realizará el lunes en un hotel de lujo de Milán, los partidos de extrema derecha de 20 países. Un portavoz de la Liga se ha negado a dar información sobre los asistentes afirmando que "se darán más detalles en los próximos días".

Un portavoz de Alternativa para Alemania ha asegurado que el partido enviará a un representante al evento, pero no ha dado más detalles.

La semana pasada, Salvini dijo que socios de otros países de la UE le estaban "llamando" para que organizara una cooperación. "La diferencia entre nosotros y los demás es que ellos tienen que salir de su país para buscar alianzas. En cambio, la Liga invita a otros movimientos europeos a Italia. Nuestro país es ahora central, gracias a este Gobierno", afirmó tras anunciar el encuentro de la próxima semana.

Salvini es vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia desde el verano pasado y su coalición de derechas sigue avanzando. La semana pasada, ganaron las elecciones en la región de Basilicata, al sur del país, poniendo fin a 24 años de gobierno de izquierdas. "Adiós a la izquierda. Ahora cambiaremos Europa", tuiteó Salvini tras la victoria electoral.

El manifiesto de la Liga para las elecciones europeas señala que la formación "destacará y reafirmará las raíces cristianas en común, defenderá la identidad nacional y la supremacía de la Constitución italiana por sobre las leyes y normativas europeas". También se opone firmemente a la inmigración, a incrementar la integración europea y a las políticas de austeridad.

Salvini ha realizado varios intentos de llevar su mensaje más allá de las fronteras italianas. En enero viajó a Varsovia, donde se reunió con Jarosław Kaczyński, líder de Ley y Justicia, y con otros miembros del partido de derechas que está en el poder. Salvini afirmó que los dos países lanzarán una "primavera europea" que pondrá fin al "eje franco-alemán" de dominación del continente.

Sin embargo, estas conversaciones tienen que avanzar para convertirse en una cooperación formal. Las dificultades para ponerse de acuerdo en torno a algunas cuestiones, como por ejemplo Rusia, podrían poner en riesgo la alianza. Salvini ha elogiado al presidente Vladimir Putin, mientras que el partido que gobierna Polonia tiene una línea dura respecto a Rusia. "Me cuesta mucho imaginarme a estos dos partidos sentándose en la misma mesa en Bruselas como parte del mismo grupo", señala Agata Gostyńska-Jakubowska del Center for European Reform.

En el pasado, la líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, ha apoyado la idea de expandir la aparente alianza entre el Frente Nacional que ella preside y la Liga de Salvini dentro de una "gran coalición" de fuerzas nacionalistas capaces de ejercer una influencia real en el Parlamento Europeo. Los carteles del partido francés de extrema derecha para las elecciones muestran a Le Pen y Salvini juntos bajo el lema: "Nuestras ideas están llegando al poder".

Ambos líderes se han reunido este viernes en París para consolidar su alianza de cara a las elecciones. "En plena forma y listos para ganar las elecciones europeas", ha afirmado Le Pen. Por su parte, Salvini ha indicado: "Comprometidos a ampliar la alianza de aquellos que quieren cambiar y traer un poco de sentido común a Europa".

El grupo de Le Pen en la Eurocámara, Europa de Naciones y Libertad, tiene actualmente 36 escaños de los 751 del Parlamento y es el grupo más pequeño de la cámara, ya que otros partidos de derechas lo rechazaron por considerarlo demasiado extremo. Un portavoz del Frente Nacional ha asegurado que Le Pen no asistirá al encuentro de Milán, pero se ha negado a dar más detalles o decir si el partido enviará otro representante.

Otra posibilidad es una alianza formal entre Salvini y Viktor Orbán, el primer ministro de extrema derecha de Hungría, que ve a Salvini como "un héroe" y que celebró la visita del italiano a Varsovia a principios de este año.

Fidesz, el partido de Orbán, todavía es miembro del grupo de centro-derecha Partido Popular Europeo del Pueblo en Bruselas, a pesar de que recientemente fue suspendido del bloque por su retórica contra la UE y las preocupaciones por el Estado de derecho en el país. Miembros del partido creen que es poco probable que Orbán viaje a Milán la semana que viene, ya que eso significaría romper definitivamente con el PPE. Hasta ahora, Orbán parece querer dilatar esa decisión, pero ha jugado con la posibilidad de una alianza con Salvini después de las elecciones.

"Después de las elecciones europeas, en Fidesz decidiremos qué es lo mejor para Hungría: si seguiremos dentro del Partido Popular o si en cambio formaremos una alianza nueva", indicó Orbán el mes pasado.

Orbán dijo que Italia era el único gran país europeo que tiene un gobierno que también lucha para detener la inmigración. "Quizá esto explica la esperanza que tenemos en los italianos", remarcó.

Los líderes europeos de extrema derecha se han reunido en varias ocasiones en los últimos años. En 2018 Le Pen organizó un encuentro en Niza que incluyó al holandés Geert Wilders del Partido por la Libertad de Holanda y al nacionalista checo Tomio Okamura. Todavía no hay confirmación de si Wilders o su rival holandés de extrema derecha, Thierry Baudet del Foro por la Democracia, irán al encuentro en Milán.

Información adicional de Kate Connolly en Berlín.

Traducido por Lucía Balducci

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha