eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿Quién era José María Pemán, el nombre de la polémica judicial en Jerez de la Frontera?

La concejal de IU en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), Ana Fernández de Cosa, declaró este jueves como imputada por tildar al escritor de "fascista, misógino y asesino".

La familia denunció a la edil por un presunto delito de injurias y calumnias contra el que fue un prócer literario del régimen dictatorial que animó en sus escritos al "exterminio" del rival ideológico.

Historiadores como Paul Preston señalan que el personaje "celebraba la represión", alimentando así la "matanza fundacional del franquismo" que define Francisco Espinosa.

23 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Imputada la edil de IU de Jerez que llamó "fascista y asesino" a Pemán

José María Pemán. EFE

"La idea de turno o juego político, ha sido sustituida para siempre, por la idea de exterminio y expulsión". La frase es de una alocución de José María Pemán (Cádiz, 1897-1981) en Radio Jerez el 24 de julio de 1936. A una semana del golpe de Estado. ¿Era entonces un personaje "fascista, misógino y asesino"? ¿Quién era Pemán, el nombre de la polémica?

Dicen historiadores como Paul Preston que el que fuera uno de los próceres literarios del franquismo apoyó sin contemplaciones el estallido militar. Y luego animó con textos y discursos la "matanza fundacional del franquismo", subraya Francisco Espinosa. Que fue un incitador al genocidio. A la sanguinaria represión que dejó España sembrada de fosas comunes.

Ocurre que la concejal de IU en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, Ana Fernández de Cosa, llamó "fascista, misógino y asesino" a Pemán en un pleno que debatía la retirada de un busto suyo en el Teatro Villamarta. Los descendientes del poeta gaditano  presentaron denuncia por un presunto delito de injurias y calumnias. Tras la querella criminal, la edil  ha declarado como imputada ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez.

Poca duda cabe sobre la inclinación ideológica de José María Pemán y Pemartín. ¿Fascista? Obvio. Las pruebas documentales son contundentes. ¿Misógino? Sí. Ultracatólico y fiel defensor del patriarcado, dejó negro sobre blanco una visión de la mujer como ser inferior y vulnerable. ¿Asesino? Nadie puede probar que matase a alguien. Sí, en cambio, que incitó a hacerlo.

Responsable de la 'depuración de los maestros'

Como pluma de las fuerzas sublevadas animó la "labor de limpieza" que acarrearía la guerra civil española. El "exterminio y expulsión", decía, del enemigo político y social. "No creo que personalmente asesinara a nadie", señala el hispanista Paul Preston a eldiario.es Andalucía. "Era miembro del grupo monárquico Acción Española que justificaba y financiaba la conspiración militar del 36. Luego, celebraba la represión en Andalucía".

Si hace falta confirmación, apunta, "tienes que leer" el libro ¡Atención!… ¡Atención!... Arengas y crónicas de guerra, de Pemán, publicado en Cádiz en 1937. El propio Preston trató la figura del poeta en su obra El holocausto español.

José María Pemán fue uno de los grandes responsables de la 'depuración de los maestros'. Todo aquel que tuviera relación con la apuesta pedagógica republicana quedó expedientado en el primer franquismo. Unos 60.000 profesores. Muchos de ellos ejecutados, en una suerte de inquisición contra la Institución Libre de Enseñanza.

José María Pemán, en pleno discurso ante Queipo y Carranza, entre otros. / Francisco Espinosa

José María Pemán, en pleno discurso ante Queipo y Carranza, entre otros. FRANCISCO ESPINOSA

Poeta, escritor, periodista, músico… tiene una biografía marcada por un puñado de vertientes artísticas. Y no faltan voces para criticar el supuesto valor de gran parte del legado de Pemán. Máxime en una España que perdía por aquellos verdugos las voces de Federico García Lorca, Antonio Machado o Miguel Hernández.

Pemán fue político en varias fases: en la dictadura de Primo de Rivera, durante la Segunda República –en la coalición derechista que ganó las elecciones del 33– y en la etapa franquista. En el régimen cimentado sobre las cenizas de la guerra ejerció una machacona labor propagandística. Procurador en Cortes, subdirector de la Real Academia de la Lengua, presidente de la Asamblea Cervantina de la Lengua Española, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia... El rey Juan Carlos I le condecoró con el Gran Collar de la Orden del Toisón de Oro, en 1981.

"¿Cómo una figura como Pemán pudiera dar nombre a un colegio en Italia, Alemania o Francia?", pregunta el historiador José Luis Gutiérrez Molina. "Porque el fascismo español es la única dictadura de los años 30 que no ha sido derrotada". Es la memoria viva "de los pilares sangrientos sobre los que se construyó el régimen franquista".

"Pemán era fascista y misógino"

"Es evidente que Pemán era fascista y misógino, muchos escritos y discursos lo demuestran", según Francisco Espinosa, uno de los más prolíficos investigadores de la represión golpista. "¿Asesino? No hizo falta que matara a nadie, su papel era claro y a partir del golpe de Estado llama a hacer una limpieza profunda". Alentó lo que el propio Espinosa define como la "matanza fundacional del franquismo".

"Lo que ocurre en Jerez con la figura de Pemán es un reflejo de la pervivencia del sentimiento de victoria por parte de los golpistas del 36", añade Gutiérrez Molina. Para la familia del poeta, sin embargo, que Ana Fernández de Cosa lo califique con aquellos adjetivos supone una "imputación absolutamente falsa". Piden "restaurar públicamente" su "memoria", según la demanda.

La Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) también defendió al político franquista. La retirada del busto obedece al "desconocimiento" de la figura de Pemán, "escritor de gran relevancia" y caracterizado "por trabajar incansablemente en favor de la reconciliación de todos los españoles", alegan. "Ha sido y será de forma indeleble uno de los mayores representantes de las letras gaditanas", terció el actual alcalde de Cádiz, José María González (Por Cádiz Sí Se Puede).

" Después de derrotado y deshecho queda enemigo conviviendo receloso a nuestro lado, huido en el monte, emboscado en el disimulo", escribía Pemán en 1937. Época de guerra caliente en medio país. De represión y carnicería en la otra mitad sobre quienes "tiñeran España de las propias ideas que estamos con tanta sangre ahuyentando y venciendo".

El testimonio del terror golpista deja un mapa de fosas comunes que salpica España con más de 2.000 enterramientos ilegales y 114.000 víctimas de desapariciones forzadas. Crímenes de lesa humanidad que continúan impunes. Andalucía acoge unas 600 de estas fosas. Y Cádiz un centenar donde yacen "como perros" cerca de 3.000 personas. Que resuenen de nuevo las palabras de Pemán: labor de limpieza, exterminio, enemigo emboscado en el disimulo, ideas con tanta sangre ahuyentando y venciendo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha