eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Alquileres por Internet: una estafa silenciosa

- PUBLICIDAD -
Propietarios de Matalascañas critican "el engaño" del Ministerio y "el abandono" de la playa

Playa de Matalascañas

Ahora que se acerca el verano, los alquileres son una actividad habitual para una buena parte de los españoles. Esta situación es particularmente acentuada en la costa andaluza, con miles de inmuebles en alquiler para el verano que ya se acerca. De hecho, la búsqueda "alquiler de apartamento" recibe hasta 5 veces más consultas a comienzos de verano que durante el resto del año.

Como no podía ser de otra manera, Internet es el medio preferente para localizar un apartamento, chalet o casa rural que alquilar para el período vacacional. Por término medio se trata de estancias inferiores a las dos semanas. Esto ha hecho florecer una gran cantidad de portales que se dedican a ofrecer diferentes tipos de inmuebles como son los casos de toprural.org, tucasa.com, fotocasa.es, niumba.com, enalquiler.com, rentalia.com, idealista.com, etc. La forma de funcionar de estas webs varía y va desde el gratis total para todos hasta pequeñas cantidades que paga el propietario por figurar en los listados de las webs de forma preferente.

El negocio, por regla general, funciona de una manera poco estructurada y organizada. La relación entre el propietario de la casa y el web donde se anuncia pasa, con contadas excepciones, por ser ninguna. Esto ha generado un enorme foco de estafas casi desconocidas por el usuario común de Internet y poco documentadas en general, pero en las que es muy fácil caer.

El sistema es tan sencillo que parece mentira que nadie haya hecho nada por frenarlo de alguna manera salvo algunos portales que comprueban la identidad de los propietarios.

La mecánica es la siguiente. La persona que realiza la estafa pone un anuncio en cualquiera de estos portales, siempre los gratuitos, o en varios a la vez, anunciando un fantástico chalet o apartamento a un precio que parece increíble pero que el desesperado turista atribuye a la crisis actual. Es muy fácil poner un anuncio de estos. Basta con abrir una dirección de correo en Yahoo! o Gmail, cargar los datos de una casa fantástica de la que se han podido recopilar algunas fotos por Internet, y publicar el precio bajo ese correo electrónico. A partir de ahí sólo queda esperar. Una vez que se realiza el contacto por parte del turista, se responde desde la dirección de correo confirmando el sorprendente precio, la disponibilidad de las fechas y pidiendo un 50% de anticipo en concepto de reserva. Este anticipo se debe ingresar en una cuenta corriente o a través de algún sistema de pago vía Internet tipo MoneyGram o similares. Realizada la transferencia, no se vuelve a saber nada más ni de la dirección de correo, que generalmente es dada de baja al poco tiempo, ni del alquiler, que puede permanecer en el web por tiempo indefinido. El confiado turista puede llegar a presentarse en el chalet o apartamento de turno el día convenido llevándose un disgusto terrible. Conozco el caso de un conocido que estaba tranquilamente en su casa de Costa Ballena el pasado verano y se le presentaron tres familias con el justificante de transferencia realizada a una cuenta corriente que él no conocía de nada. Fue imposible averiguar la identidad del propietario fantasma.

Hace poco he sido testigo de un caso similar. Chalet de 340m2 en la Playa de los Alemanes en Tarifa, con 5 habitaciones, piscina y acceso directo a la playa. 1200 €/semana. Un chollo que no se podía rechazar. Se escribió a la dirección de correo que figuraba en el web donde se anunciaba. Tras la dirección de correo respondía una chica a la que se pidió la identificación y número de cuenta corriente para realizar la transferencia. Con estos datos lo primero que se pudo saber a través del Registro de la Propiedad es que la chica no era la propietaria de la casa. Por otra parte, se pudo saber posteriormente que la cuenta corriente y el nombre de la chica estaban correctamente inscritos en una sucursal bancaria en Gerona, y que dicha cuenta  recibía con cierta regularidad ingresos por cantidades que oscilaban entre los 400 y los 700 euros, que se sacaban inmediatamente desde un cajero situado en Antequera dejando la cuenta de nuevo a cero. Un estafa difícil de perseguir por la identidad de la persona (no española) y porque, aunque en conjunto pueda suponer una cifra importante, de forma individual son pequeñas cantidades y los afectados no se conocen entre sí como para iniciar una reclamación conjunta. Es tan fácil de hacer que resulta increíble que no haya algún tipo de regulación que acabe con esto.

¿Qué se puede hacer para evitar caer en una estafa de este tipo? Varias cosas pueden evitarlo:

  • Ante todo desconfiar de los chollos. Si vemos una oportunidad espectacular, puede ser verdad, pero debemos ser precavidos y pensar desde un primer momento que nos están intentando estafar.
  • Visitar la casa de forma personal o a través de algún conocido es evidentemente la mejor solución, aunque esto no es siempre posible.
  • Hay casas o apartamentos que disponen de páginas webs propias aparte de anunciarse en los portales. Aunque no se podría considerar definitivo, constituye una primera garantía.
  • No aceptar nunca transferencias de dinero a sistemas de pago de Internet o a cuentas ubicadas fuera de España. Aceptar sólo reservas a cuentas corrientes españolas.
  • No hacerlo todo a través de direcciones de correo electrónico. Solicitar algún teléfono de contacto y dirección postal que sirva para tener claramente identificado al propietario.
  • Realizar un contrato de alquiler donde se pueda identificar claramente a la persona propietaria del inmueble.

Realizando alguno de los puntos comentados con anterioridad será fácil evitar ser estafados ya que el estafador interrumpirá la comunicación rápidamente cuando empecemos a exigir documentación y pruebas.

¿Qué pueden hacer las autoridades competentes en el tema? En mi opinión, regular el sector de alguna manera. Siempre existirá un mercado no controlado, pero cuanto más se fijen las normas y se exija a las webs que prestan servicios, más protegidos estarán los turistas que tan necesarios son en la actualidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha