Opinión y blogs

eldiario.es

Zugzwang

- PUBLICIDAD -
Ajedrez

Ajedrez

En ajedrez existe un término maravilloso para designar a esa situación en la que estás obligado a mover ficha aunque sabes que hagas el movimiento que hagas vas a perder: zugzwang. Esta  palabra alemana significa eso, obligación de mover, pero en el caso del ajedrez se usa para cuando esa obligación de mover te lleva, inevitablemente, a perder la partida o a tablas. Por ejemplo, en la siguiente figura, si es el turno para las negras, cualquier movimiento que haga, le hará perder la partida.

Zugzwang º1 /Fuente: wikipedia

Zugzwang º1 /Fuente: wikipedia

Se dice que, como hemos dicho, las negras están en zugzwang. Supongo que aunque no jueguen habitualmente al ajedrez les sonará esta situación. Supongo que en alguna ocasión se han encontrado en una tesitura en la que han tenido que mover ficha sabiendo que, hagan el movimiento que hagan, van a perder la partida contra la vida o contra alguien en particular.

En el caso de la figura anterior, si fuese el turno de las blancas, estas no están condenadas a perder si mueven, pero sí que cualquier movimiento de las mismas conduce a tablas, o sea, a una situación ingobernable, por usar un símil político. Eso sí, existen situaciones en la que ambos contrincantes están en un zuzgwang chungo: cualquier movimiento les hace perder la partida, como en la siguiente ilustración:

Ilustración zugzwang_2.jpg

Zugzwang 2/ Fuente Wikipedia

Zugzwang 2/ Fuente Wikipedia

El que mueva perderá su peón, su contrincante coronará al suyo y ganará la partida. A esta situación de zugzwang mutuo extremo (si mueves, pierdes) se le llama también trébuchet. Trébuchet es una palabra francesa que en español se traduciría por trabuquete que a su vez se puede referir a un arma de asedio medieval o a una red de pesca pequeña. Supongo que al referirnos a la situación del ajedrez con ese nombre, la acepción sería la de arma medieval, por lo destructivo de la situación. El trabuquete medieval (también llamado fundíbulo o almajaneque) era una pequeña catapulta que se usaba para derribar muros o lanzar proyectiles sobre ellos. Y se cree que pudo ser usado, durante la peste negra que arrasó Europa en el siglo XIV, para lanzar, no se lo pierdan, a personas o animales que hubiesen muerto a causa de la enfermedad por encima de los muros al interior de los castillos enemigos para infectar a los que estaban dentro. Ellos eran así. En cualquier caso, supongo, no lo sé con certeza, que a esta situación de zugzwang mutuo en el ajedrez se le llama así porque si te mueves te cae encima el peso del trabuquete. No sé, tiene sentido para mí.

Por otra parte, existe un concepto en matemáticas que define, no exactamente esta, pero si una situación parecida: la de no poder mejorar la situación porque cualquier movimiento la empeora. Nos referimos ahora a lo que se conoce como óptimos de Pareto. Como digo, no es la misma situación, porque cuando nos encontramos en un óptimo de Pareto no estamos obligados a mover, simplemente, no podemos seguir mejorando en un aspecto porque perderíamos en otro. Esta parece una situación menos dramática, se puede uno quedar quieto, pero eso ocurre, en general, pocas veces en la vida.  Por lo general, por muy óptima de Pareto que sea nuestra situación, nuestra  ambición, nuestra inquietud o el amor, que lo puede todo, nos hace movernos sacrificando con ello algunos bienes, materiales o no.

Fíjense que ahora no recuerdo por qué les estoy hablando de zugzwang, trabuquetes y óptimos de Pareto; por qué les estoy hablando de situaciones en las que cualquier movimiento que hagas te va a joder la vida. Ah, sí, ya. Porque acabo de ver a Pedro Sánchez en la tele y he pensado que, haga el movimiento que haga para intentar formar gobierno, el PSOE va a perder esta partida y puede ser lanzado, con mucho gusto por parte de algunos, fuera de los muros del castillo.

Y todo esto mientras en otro rincón del reino, en medio del mar Mediterráneo, una legión de peones está dándolo todo hasta el ridículo para salvar al rey, o a su hermana, en otra esperpéntica partida. Ay.

 

 

 

 

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha