eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

Donald Trump contra las 'Spanish olives'

El primer enemigo de la política proteccionista de EEUU ya tiene nombre: la aceituna negra

El 20 de noviembre se conocerá el dictamen preliminar de la investigación encargada por EEUU por la supuesta "competencia desleal" de la aceituna negra exportada por España

De imponerse aranceles supondría un duro mazazo para las cooperativas, de las que las cuatro principales están radicadas en Andalucía, y que venden cada año más de 30.000 toneladas en ese país

- PUBLICIDAD -
Aceituna negras

Agro Sevilla

Si tiene ocasión de comerse una pizza en Nueva York, es bastante probable que las aceitunas negras que lleve hayan llegado de La Roda de Andalucía, un pueblo de Sevilla que no llega a 5.000 habitantes y donde se localiza la principal exportadora mundial de un producto que se ha convertido  en el primer enemigo de la política proteccionista de Donald Trump. 

El 20 de noviembre es un día decisivo para la aceituna de mesa negra, de la que Andalucía -como en el caso de la verde- es la principal productora del mundo,  porque se conocerá el dictamen preliminar de la investigación encargada por el Gobierno de EEUU sobre las importaciones de las primeras desde España para determinar si debilitan con su precio la producción doméstica y si suponen una "competencia desleal" porque reciben ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Es decir, la guerra se ha declarado porque las Spanish olives son más baratas y, según sus productores, de más calidad; dos factores que las hacen más competitivas. 

Sin embargo, de argumentar el Departamento de Comercio que existe esa competencia desleal, se impondrían derechos compensatorios a esas importaciones "en la cantidad de dumping y/o subvenciones injustas que se han encontrado". La investigación se inició tras una petición presentada en junio por la Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Maduras, cuyos miembros son las dos únicas empresas californianas que venden aceitunas negras:  Bell-Carter Foods y Musco Family Olive.

En Andalucía, el negocio se lo reparten básicamente cuatro grupos: las cooperativas de Ángel Camacho Alimentación y Aceitunas del Guadalquivir, en Morón de la Frontera (Sevilla);  DCOOP, con sede en Antequera (Málaga); y  Agro Sevilla, que agrupa a una docena de cooperativas, la mayoría de la Sierra Sur, y tiene base en La Roda de Andalucía. Esta última lleva más de dos décadas encabezando el ranking de exportadoras de aceituna de mesa de nuestro país, lo que la convierte en la primera del mundo en la materia. Pero  Gabriel Redondo, presidente de Agro Sevilla, subraya que si se imponen estos aranceles sería "inviable" la exportación a EEUU.

Y es que las exportaciones de este producto a EEUU en 2016 supusieron 70 millones de euros, es decir más del 35% del total vendido en el extranjero. Este  tipo de penalizaciones, si es que se aprueban, suelen decretarse por cinco años, prorrogables a otros cinco, lo que pone en riesgo más de 700 millones de euros en una década.

En este sentido, pese a que su consumo en nuestro país es significativamente menor que el de las verdes, en las exportaciones están casi igualadas. Las verdes representan un 52% del total de las exportaciones de aceituna de mesa de España y las negras, el 48%, según  el último informe de situación de este producto elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente. Y EEUU es el principal destino de la aceituna negra producida en España: se exportan cada año más de 30.000 toneladas, básicamente deshuesadas y en rodajas, que sirven de condimento a muchos productos precocinados en este país y son protagonistas absolutas de sus pizzas.

Los productores europeos, representados por el Comité de organizaciones agrarias y cooperativas comunitarias (Copa-Cogeca), enviaron una carta a la Comisión Europea (CE) para alertar sobre las medidas proteccionistas que EEUU podría imponer a la aceituna negra. Recuerdan que la "única razón" por la que exportan a precios "tan competitivos" se debe a "sus esfuerzos por reducir costes" a través de la inversión en "factores clave como la tecnología y la calidad".

Recuerdan que las ayudas están dentro de los criterios de la PAC y son compatibles con los de la Organización Mundial del Comercio (OMC), organismo en el que podría terminar este conflicto si EEUU decide imponer medidas contra lo que considera "dumping". El objetivo de los productores españoles es demostrar que las dificultades que las dos empresas estadounidenses dicen haberse topado para su producción no tiene nada que ver con la competencia del exterior.

Rechazan las acusaciones

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) también rechaza las acusaciones. El secretario general de la patronal, Antonio de Mora, ha garantizado que se rebatirán estas acusaciones. "Desde  el primer momento estamos trabajando en esta primera fase en total coordinación con la UE y con el Gobierno de España en la preparación y contestación de la voluminosa y exhaustiva información que nos ha solicitado el Departamento de Comercio de EEUU", expone.

En la misma línea, apunta que las de defensa serán "demostrar que las ayudas que reciben todos los productos europeos no tienen relación con el precio". Recuerda que no son ayudas a la exportación y no son específicas. También pretenden demostrar no hay dumping. "Los precios a los que venden son consecuencia de su alta eficiencia", puntualiza. En tercer lugar, quieren demostrar que estas importaciones "no causan daño a la industria californiana".

Pero ¿tanta es la diferencia de precio entre las Spanish olives y las californianas? Antonio de Mora no da una cifra que sirva para comparar. "Existe una gran cantidad tanto de formatos como de formas de presentación en los que se vende la aceituna negra en EEUU, por lo que es imposible dar un dato que sea válido. Precisamente la comparación de precios producto por producto forma parte del trabajo de defensa que se está llevando a cabo", matiza.

Movilización de los políticos

En este contexto, los diputados andaluces ya han registrado preguntas en este sentido e incluso una proposición no de ley desde el grupo del PSOE en la que instan a que el Gobierno de España reclame a las autoridades de EEUU que cesen en esta interpretación.

El secretario de Mundo Rural, Política Agraria y Pesca del PSOE de Andalucía y diputado por Sevilla, Antonio Pradas, ha exigido una "reacción inmediata" por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. "Se trata de de una interpretación unilateral que hace EEUU y que perjudica a un subsector clave de la economía y agricultura en Andalucía", subraya.

Por su parte, el también diputado por Sevilla Miguel Ángel Bustamente (IU) ha registrado en este sentido una pregunta en el Congreso de los Diputados. Su objetivo es conocer "¿qué medidas piensa adoptar el Gobierno de España y cuál sería su respuesta si EEUU impone algún tipo de arancel?". Recuerda que con esta investigación, EEUU "pone en duda la política de subvenciones de la UE". 

Para IU, está claro que "la finalidad de la demanda no es otra que la imposición de aranceles" hacia el principal exportador a EEUU. Sólo eso explica que no se haya usado el mismo argumento para denunciar las exportaciones desde otros países de la UE, por ejemplo Grecia, cuya presencia en el mercado es mucho menor pero se beneficia igualmente de las políticas de la PAC cuestionadas por EEUU. Es por ello un ataque a una de las líneas de flotación de la Marca España.

Por su parte, el  consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reclamado la "máxima coordinación" entre las administraciones para defender a este sector de unas acusaciones "injustas" que "por ejemplo, obvian que este producto ya afronta el pago de los aranceles más altos para entrar en EEUU". 

Cabe recordar que  en Andalucía se produce más del 85% de la aceituna de mesa de toda España, concentrada básicamente en la provincia de Sevilla. En la comunidad autónoma hay más de 200 entamadoras y 112 envasadoras y empresas auxiliares, que dan empleo a más de 8.500 personas. Sólo en los días de verdeo, participan más de 30.000 jornaleros en estas tareas. El 55% de la producción está concentrado en cooperativas que por sí solas mueven una facturación superior a los 350 millones de euros cada ejercicio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha