eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Susana Díaz incorpora 20 caras nuevas a la ejecutiva regional

La secretaria general insiste en la autocrítica y en analizar por qué el PSOE-A perdió las últimas elecciones autonómicas.

Francisco Cornejo continúa como secretario de Organización y se convierte a todos los efectos en el número 2.

En el congreso extraordinario se han lanzado claros mensajes de renovación a Alfredo Pérez Rubalcaba.

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz ha sido proclamada secretaria general del PSOE-A sin votos en contra.

Susana Díaz ha sido proclamada secretaria general del PSOE-A sin votos en contra.

La nueva secretaria general del PSOE-A, una Susana Díaz elegida este sábado por el 98,6% de los votos de los 732 emitidos en el cónclave en Granada (10 han sido en blanco y ninguno en contra), ha pedido a su formación "unidad" para sostener "un partido con 134 años de historia, que se levanta con fuerza y coraje". Satisfecha por un resultado que roza la cifra de  respaldo conseguida en el congreso extraordinario de 2010 por José Antonio Griñán (99,8%), se ha mostrado orgullosa de un cometido en el que se va a "dejar la piel" con el objetivo de volver a conseguir la mayoría absoluta en Andalucía. "Hay que ganar en Andalucía para ganar en España", ha recalcado tras su proclamación poco después de las 20.00 horas y sin que, como estaba previsto, se hubiera presentado otra candidatura.

En las próximas horas presentará su propuesta para la ejecutiva regional, que aunque fue negociada hasta la medianoche estaba en la cabeza de Susana Díaz antes de ser votada. De hecho, como estaba anunciado, en el organigrama desaparece la vicesecretaría general que ostentaba Mario Jiménez, quien vuelve a la portavocía del PSOE-A en el Parlamento de Andalucía. Mientras, Juan Cornejo repetirá como secretario de Organización, cargo que viene a ser a todos los efectos el de número 2 y además asume las responsabilidades de comunicación que llevaba Mario Jiménez. Por su parte, Francisco Conejo se coloca en el tercer puesto como secretario de Política Institucional.

La agrupación de Sevilla, con ocho miembros incluida Susana Díaz, es la que más representantes ostenta, seguida de Granada y Almería, con cuatro cada uno, mientras Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén y Málaga cuentan con tres. Con la exconsejera Micaela Navarro como presidenta, la ejecutiva se completa en los primeros puestos con la alcaldesa de La Carlota (Córdoba), Rafaela Crespín, en Política Municipal; el vicesecretario general del PSOE de Sevilla, Carmelo Gómez, en Formación y Nuevos Afiliados; el alcalde de Baza (Granada), Pedro Fernández,  en Ordenación del Territorio y Vivienda; el de Albox (Almería), Rogelio Mena, en Estudios y Programas; y la portavoz municipal del PSOE en La Palma del Condado (Huelva), Elena Ruiz, en Igualdad y Equidad. En total, 20 caras nuevas aunque además de los citados que repiten, continúan Antonio Pradas y José Caballos en Sostenibilidad y Medio Ambiente y Economía, respectivamente; Esther Ruiz, en Educación y Universidad; Clara Aguilera, en Ciudadanía; Inés Plaza, en Redes Sociales e Innovación Tecnológica; y Rosario Andújar, en Movimientos Sociales. También continúan los que fueran vocales Antonio Conde y Marisa Bustinduy que se colocan al frente de las secretarías de Estrategia Electoral y Turismo, respectivamente.

La proclamación de la nueva ejecutiva regional será este domingo, tras lo cual volverá a intervenir la líder de la formación y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien desde Granada se le han 00enviado este sábado claros mensajes de renovación, por parte del secretario general saliente José Antonio Griñán, quien ha reclamado su mérito por "dar este paso atrás para que Andalucía vaya hacia delante"; Manuel Chaves, quien ha recalcado que no puede haber "tapones" contra el relevo; e incluso de José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha recordado que "el cambio es ley de vida".

También la vicesecretaria general del  PSOE, Elena Valenciano, ha hablado de la necesidad de cambio. "La renovación del PSOE se está gestando en Andalucía", ha dicho tajante. No obstante, el debate de las primarias ha quedado aparcado, a la espera de que se celebren las elecciones europeas, tal y como se fijó en la reciente conferencia política. La propia Susana Díaz se descartó para esta aspiración -"mi sitio ahora está en Andalucía"- pero no son pocos los que creen que será un paso que no tardará en dar.

La presidenta ha abogado por la "unidad" y ha reivindicado la "fortaleza" del socialismo para volver a conquistar la mayoría absoluta en Andalucía, como trampolín para conseguirlo en España. "No debe ser un tabú por qué perdimos las elecciones en Andalucía. Fue en medio de una crisis brutal, salvaje, medidas con las que no nos identificamos y comportamientos que nos alejan de la mayoría social. Habrá que analizar porqué un partido tan poco comprometido, tan insensible y que da la espalda a Andalucía nos ganó. Sin miedo a reconocerlo, nosotros podemos cambiar las cosas. Hay una amplia mayoría de ciudadanos que no se sienten identificados. Piensan que todos somos iguales porque cada vez que un dirigente en una campaña electoral se compromete con los ciudadanos y no cumple está faltando a la voluntad de las urnas", ha incidido.

Reconocimiento de errores

En el marco de un discurso en el que ha alternado muestras de satisfacción con dosis de humildad para reconocer los errores de los suyos, también ha incidido en que hay que atajar el principal problema de Andalucía, que es el desempleo. Ha admitido que hay "razones estructurales", pero recalcando que, dado el diferencial del paro en la región con respecto al resto del país, "seguramente" los socialistas no han hecho lo suficiente. "Reconozcámoslo y digámosle a los ciudadanos que vamos a ser capaces de crear empleo en Andalucía. No podemos asumir que siempre tiene que ser así, que el paro en Andalucía tiene que ser siempre superior a la media de España. Cuando más ha bajado el paro en España ha sido cuando más empleo se ha creado en Andalucía", ha enfatizado, dejando claro que ésta es su "ambición".

"Ay si tuviéramos un gobierno que pensara más en las familias y menos en los bancos. Nunca imaginé que mi generación tendría que salir a la calle a defender el derecho a manifestarse y a la libertad de opinión. La ley de la mordaza, te lo quito todo. La ley de la reforma local que mutila la democracia, la de educación que segrega a los jóvenes, leyes que mutilan los derechos", ha continuado dejando claro que "serán derogadas" cuando el PSOE "gane las elecciones generales". En la misma línea, ha reiterado su intención de luchar de manera "implacable" contra la corrupción para recuperar la confianza de la ciudadanía al frente de un partido "que tiene que ser ejemplar".

La nueva líder del PSOE-A ha sido ovacionada en varias ocasiones en un Palacio de Congreso de Granada repleto, como cuando ha recalcado que su intención es convertirse en la secretaria general de las casas del pueblo y las agrupaciones locales de Andalucía. Igual que ha prometido ser la presidenta de los alcaldes de Andalucía, en permanentes referencias a su compromiso con el municipalismo en el que inició su carrera institucional.



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha