eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La línea Monzón-Lyon: esperanza para un servicio sin usuarios y en un estado “lamentable”

“Ya no hablo solo del tipo de máquina, que es lamentable, sino que el estado de deterioro de la vía va a peor", apunta Miguel Aso, presidente de la comarca del Cinca Medio

La mejora del apartadero de Selgua y del trayecto entre Zaragoza y la Ciudad Condal a través de la localidad altoaragonesa se incluyen en el proyecto tras años de reclamaciones

Las comunicaciones comerciales por tren en Aragón solo abarcan el 1 % del total

El gran ‘sueño’ transfronterizo que reclama Aragón, la reapertura del Canfranc, no cuenta actualmente con el apoyo del Ejecutivo central

- PUBLICIDAD -
Apartadero de Selgua.

Apartadero de Selgua. Asociación Altoaragonesa de Amigos del Ferrocarril

El anuncio de una nueva conexión ferroviaria de mercancías que conectará Monzón y Lyon entre finales de este año y comienzos del próximo, ubica en el primer orden de la actualidad el papel del tren como motor de desarrollo de la provincia de Huesca. La apuesta del Ministerio de Fomento, además, traslada a un plano central el resto de reivindicaciones históricas, con la reapertura del Canfranc a la cabeza y la mejora de las líneas de pasajeros en unos servicios cada vez con menos usuarios como objetivo inaplazable.

El anuncio, hecho la semana pasada, de la línea Monzón-Barcelona-Lyon pilló por sorpresa a todos aquellos que no participan de este proyecto. El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, dio los detalles. Se tratará de una conexión semanal entre la capital mediocinqueña y el puerto de la Ciudad Condal para, una vez allí, cargarse de más contenedores y continuar el trayecto más allá de la frontera francesa. En los próximos meses tendrá que salvar escollos como el diferente ancho de vía, ibérico en la parte española e internacional al otro lado del túnel del Pertús, un ‘tubo’ de ocho kilómetros y medio que une los dos países por La Junquera.

Monzón no se ha escogido al azar. Cuenta desde 2011 con una terminal intermodal en el polígono industrial de La Armentera de la que parte a diario un tren hacia Barcelona y otro semanal a Bilbao. Mueve 400.000 toneladas de mercancías al año y 600 trenes y está gestionada por el Grupo Samca. Invirtió 9 millones de euros en esta obra para dar una salida sobre raíles a la logística de las empresas Brilen y Novapet, de poliéster industrial y con sede en Barbastro. La nueva línea obliga a reformar y ampliar el apartadero de Selgua para adaptarse entre otros factores a la mayor longitud de los trenes y la línea férrea Zaragoza-Monzón-Barcelona, en lo que podría participar el propio Puerto de Barcelona.

Solo el 1 % de las comunicaciones comerciales se hacen por tren

El proyecto, bien recibido en el ámbito institucional, ha servido para poner sobre la mesa reivindicaciones que vienen de lejos. Las comunicaciones comerciales por tren en Aragón solo abarcan el 1 % del total. Pese a ello, o quizá por este motivo, se quiere adecentar y reimpulsar la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto y acelerar la reapertura del túnel del Canfranc. Son las dos principales apuestas que, en este sentido, lanza la consejera de Economía e Industria del Gobierno de Aragón, Marta Gastón. Cuestiones que entroncan y chocan a su vez con la gran apuesta del Gobierno central en infraestructuras ferroviarias: el Corredor Mediterráneo.

Unirá Cataluña con la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía y se conectaría además con el Cantábrico. El ramal de la línea Monzón-Lyon cobraría importancia en este sentido. Otro Corredor, el Central, involucra a Aragón. El presidente, Javier Lambán, firmó con su homóloga en Andalucía, Susana Díaz, un protocolo de colaboración para instar al Ejecutivo de Mariano Rajoy a poner en marcha este ramal Algeciras-Antequera-Madrid-Zaragoza-Tarragona.

Ambos proyectos, todavía en un momento muy temprano de sus ejecuciones, dejan en un plano menor otros dos que se vienen reclamando desde ámbitos diferenciados y que parecen lejos: la Travesía Central del Pirineo (TCP) y la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau.

Sin noticias de Canfranc en los Presupuestos Generales

La TCP y Canfranc chocan. La primera ha desaparecido de los planes inmediatos de Rajoy y ni siquiera la victoria de Enmanuel Macron ha movido un centímetro los postulados del Partido Popular al respecto. En cuanto al Canfranc (enlace), es la historia de un regreso para el que periódicamente se da un paso adelante y dos atrás. Sin noticias al respecto en los últimos Presupuestos Generales del Estado, la recuperación de esta conexión ferroviaria da tímidos pasos. El último, el proyecto de rehabilitación de la emblemática estación, que contempla el traslado de vías y la edificación de viviendas entre otras medidas que potencien su carácter turístico y la hagan útil para un futurible uso a gran escala.

La Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) entiende que “no son incompatibles el paso a Francia que se iniciará en Monzón con el que atravesaría el Pirineo aragonés” y, yendo al extremo del optimismo, capta “una cierta sensibilidad del Gobierno central hacia el papel que puede desarrollar la comunidad autónoma en cuanto a eje central de las comunicaciones entre España y Francia”. En la comarca del Cinca Medio, mientras, se asiste a la aparición de noticias con esperanza y ganas de que se solucionen problemas de siempre en la línea de pasajeros Zaragoza-Monzón-Barcelona.

“El estado de los trenes a Zaragoza es lamentable”

El presidente de la comarca, Miguel Aso, la empleó durante cuatro años, el periodo en que fue diputado por Izquierda Unida en las Cortes de Aragón. Ni entonces ni ahora se ha cansado de reivindicar el final de los retrasos y de la falta de personal para atender a los viajeros dentro y fuera de los trenes. “Ya no hablo solo del tipo de máquina, que es lamentable, sino que el estado de deterioro de la vía va a peor y por ello se tiene que ir a menos velocidad”, denuncia.

La línea Zaragoza-Barcelona por Monzón “debería ser una prioridad y mantenerse en las mejores condiciones. Entiendo que el nuevo proyecto mejorará los aspectos técnicos y el apartadero de Selgua. La salida razonable es el Pirineo por Canfranc, que puede hacerse realidad de una manera sostenible. Hay que poner dinero sobre la mesa y mejoras en infraestructuras con Aragón”. Proyectos que son complementarios y que chocan con los números. Según publicó el lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE), el transporte ferroviario fue utilizado en abril por 49,36 millones de viajeros, un 4,9 % menos que en abril del año pasado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha