eldiario.es

Menú

Ada Colau: "Nos han pegado. Nos han hecho daño. Necesitamos vuestro apoyo"

La alcaldesa de Barcelona pide en un mensaje compartido a través de Facebook "a las personas fuera de Catalunya" que analicen "el conflicto sin prejuicios" 

"Hablan de totalitarismo, de convivencia rota, de una población amedrentada por violentos. Son términos descriptivos cargados de un imaginario perverso"

Tras la negativa del Gobierno a la vía de mediación propuesta por Unidos Podemos, afirma que "quien tiene responsabilidad de Estado debe escuchar"

124 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Colau insiste en que "ni DUI ni 155", "mediación y referéndum acordado"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE

La alcaldesa de Barcelona compartió en la tarde del miércoles un mensaje en su cuenta de Facebook que denuncia "la imagen falsa y distorsionada" que ha creado "la derecha española de lo que pasa en Catalunya". "Hablan de totalitarismo, de convivencia rota, de una población amedrentada por violentos "separatistas". No son términos descriptivos sino cargados de un imaginario perverso", apunta Colau en referencia a las palabras del portavoz del PP Rafael Hernando, que afirmó que la huelga del martes era de "corte nazi".

Colau admite que teme  que se acaben "rompiendo los lazos de fraternidad y de cariño que nos unen por abajo, a las persona". "No lo podemos permitir. Nos han pegado. Nos han hecho daño. No será fácil olvidar eso. Necesitamos vuestro apoyo", afirma. Y pide a "todas aquellas personas fuera de Catalunya" que intenten "analizar este conflicto sin prejuicios", "que os atreváis a cuestionar lo que nos están diciendo los portavoces del Gobierno".

La regidora aclara que no se define como independentista y se reitera en que no comparte "la vía unilateral". " Soy muy crítica con el gobierno de Puigdemont y no me gusta cómo se han hecho las cosas", asegura, lo cual no implica, dice ella, dejar de condenar que la actuación policial durante el 1-O "vulnera derechos y libertades fundamentales de todos: catalanes, españoles, europeos... hoy es Catalunya, mañana puede ser en cualquier otro sitio si lo normalizamos y queda impune. Si lo justificamos, estamos perdidos".

La alcaldesa publicó este mensaje unas horas después de que el Gobierno  rechazara la oferta de mediación  lanzada por Unidos Podemos con el apoyo de ERC y PDeCat porque, justifica el Ejecutivo, "no se puede tratar con quienes plantean un chantaje tan brutal al Estado".

En este sentido, Colau exige que  "quien tiene responsabilidad de estado debe escuchar, respetar a la población, hacer propuestas en positivo y ofrecer alternativas. Jamás reprimir a población indefensa". 

El mensaje completo de Ada Colau

El Gobierno del PP insiste en su gran mentira. Siguen negando lo que es evidente para la prensa internacional y para todo el que haya visto las imágenes de las cargas policiales del 1 de octubre en Catalunya: que hubo violencia, brutalidad, ensañamiento.

Hace mucho tiempo que la derecha española ha creado una imagen falsa y distorsionada de lo que pasa en Catalunya. Hablan de totalitarismo, de convivencia rota, de una población amedrentada por violentos “separatistas”. Ni siquiera las palabras que utilizan son neutras. “Sediciosos” ,“separatistas”, no son términos descriptivos sino cargados de un imaginario perverso. Se empieza deshumanizando al otro a través de las palabras… y se acaba ordenando que aporreen a ancianas en la puerta de las escuelas, y llamando a eso “profesionalidad”, “proporcionalidad”, “defensa de la democracia”.
Cuando hay dos versiones tan diferentes para explicar la realidad, lo mejor es analizar los hechos.

Es un hecho que el 1 de octubre hubo 844 personas heridas. Una de ellas ha perdido un ojo… ¿proporcionalidad? ¿Qué es proporcional a un ojo? ¿Qué es proporcional a empujar a una mujer por las escaleras? ¿A agarrar a ancianas por los pelos? ¿Al miedo que sintieron y sienten los niños al ver sus escuelas destrozadas?

Yo no soy independentista, no comparto la vía unilateral. Lo he dicho muchas veces y lo repito. Soy muy crítica con el gobierno de Puigdemont y no me gusta cómo se han hecho las cosas. Pero hay algo que está por encima de lo que opinemos unos u otros y que debería unirnos a todos los que creemos y defendemos los derechos, las libertades y la democracia: el uso de la violencia de estado contra población pacífica es inadmisible.

Hoy el portavoz del gobierno llamaba “nazis” a los catalanes y catalanas que se manifiestan contra la represión policial. De nuevo las palabras… ¿nazi? ¿Es consciente el señor Hernando de lo que hicieron los nazis? ¿Se manifestaron los nazis pacíficamente durante años para reclamar el derecho a votar? ¿Defendieron las familias nazis las escuelas mientras cientos de policías los aporreaban? ¿En serio son “nazis” miles de ancianos, mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas que hoy llenan las calles cantando “Somos gente de paz”? Usar la palabra “nazi” con esa frivolidad es un insulto a las víctimas del nazismo y debería darle vergüenza.

Si esto que escribo consigue atravesar barreras informativas, si lo leen todas aquellas personas fuera de Catalunya que quieren saber qué pasa, os pediría, por favor, que intentéis analizar este conflicto sin prejuicios, que os atreváis a cuestionar lo que nos están diciendo los portavoces del gobierno. Lo que están negando o, aún peor, justificando.

Nos encontramos ante una crisis de estado sin precedentes y me preocupa el bloqueo total de las relaciones entre los gobiernos catalán y español. Pero lo realmente triste sería que se acabaran rompiendo los lazos de fraternidad y de cariño que nos unen por abajo, a las personas. No lo podemos permitir.

Nos han pegado. Nos han hecho daño. No será fácil olvidar eso. Necesitamos vuestro apoyo.
Lo que ha ocurrido vulnera derechos y libertades fundamentales de todos: catalanes, españoles, europeos... hoy es Catalunya, mañana puede ser en cualquier otro sitio si lo normalizamos y queda impune. Si lo justificamos, estamos perdidos. Perdemos todos. Pierde la Democracia.

Nuestros padres, madres, abuelos y abuelas que lucharon juntos por conquistarla, no nos lo perdonarían.
Por ellos y ellas, por su legado, juntémonos para salvar la democracia, para echar a quien ha ordenado este despropósito y es incapaz de encontrar una solución política y pacífica. Quien tiene responsabilidad de estado debe escuchar, respetar a la población, hacer propuestas en positivo y ofrecer alternativas. Jamás reprimir a población indefensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha