eldiario.es

Menú

Ada Colau ya no puede impedir que el debate sobre la independencia llegue al pleno de Barcelona

El grupo de Ciudadanos en Barcelona exigirá en un ruego que la alcaldesa se posicione sobre la declaración unilateral de independencia

En otra pregunta o propuesta relacionada con el 1-O, el Grup Municipal Demòcrata y ERC pedirán la dimisión de Rajoy y su Gobierno

El Gobierno de Barcelona ya intentó evitar que el debate municipal se viese afectado por la política nacional posponiendo el pasado pleno

- PUBLICIDAD -
El Ayuntamiento de Barcelona compra un edificio para evitar la expulsión de los vecinos

La alcaldesa de Barcelona se mantiene en el equilibrio: "Ni DUI ni 155" EFE

Pasa en casi todos los bares, las calles y los trabajos catalanes en los últimos días. El referéndum del pasado domingo, las cargas policiales para evitarlo y la declaración unilateral de independencia (DUI) están en cada conversación. Y también lo estarán en el pleno ordinario del Ayuntamiento de Barcelona, pese a la voluntad del Gobierno de Barcelona de alejar el debate nacional de la política municipal.

El grupo de Ciutadans hará un ruego a la alcaldesa para que se posicione sobre la DUI. Si bien la alcaldesa de la ciudad ha insistido este mismo miércoles en el equilibrio, alegando que "ni DUI, ni 155", afrontar debates nacionales en el pleno local es algo que no gusta al Ejecutivo de Colau.

Esquivar cuestiones acerca del referéndum –o de la acción del Gobierno español para evitarlo– es algo que ya logró la alcaldesa posponiendo el pleno del pasado 22 de setiembre. Lo hizo alegando que las detenciones –dos días antes– de altos cargos de la Generalitat no debían afectar al desarrollo del pleno.

La pregunta de Ciutadans, uno de los grupos –junto al PP– que reprobó el cambio de fecha del anterior pleno, busca todo lo contrario a lo que persigue el Gobierno municipal: instalar el debate sobre el conflicto Catalunya-España también en el pleno. El Grupo Popular de Barcelona, alineado con los naranjas en las cuestiones referentes al 1-O, también está interesado en avivar dicho debate y comprometer a la alcaldesa y el Ayuntamiento de Barcelona en relación a las cuestiones soberanistas.

El referéndum es un arma arrojadiza que ya ha provocado situaciones convulsas en el pleno de Barcelona. Bien lo saben los populares, que ya en un pleno anterior al verano, consiguieron que el Gobierno de Barcelona se dividiera ante el 1-O: BComú rechazó la proposición del PP para que el Ayuntamiento de Barcelona se negara a "prestar medios y personal" para el 1-O. El PSC votó a favor, junto a Ciutadans.

Según ha podido saber este medio, el PP, además de implicarse en el debate por la DUI, cuestionará a la alcaldesa sobre la cesión de locales municipales al Govern de Carles Puigdemont para la votación del pasado domingo.

Petición de dimisiones

Los partidos no independentistas no serán los únicos que teñirán de política nacional el pleno de este viernes. El Grup Municipal Demòcrata (antigua Convergència), ERC y la CUP aprovecharán la cita municipal para denunciar al Gobierno de Mariano Rajoy y su despliegue para evitar el referéndum del pasado domingo. 

El grupo liderado por Xavier Trias llevará a votación del pleno la condena de la represión policial del 1-O y la petición de dimisión de Rajoy, el ministro Zoido, el delegado del Gobierno Millo y el coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos. Además, los convergentes pedirán al Gobierno de Ada Colau que rompa el pacto local con el PSC por los apoyos de su homólogo español al Gobierno de Mariano Rajoy en las actuaciones de este domingo en Catalunya, algo que los mismos socialistas ya han descartado.

En la propuesta sobre las dimisiones del Gobierno español, el partido de Trias no estará solo. Tendrá la colaboración de ERC, que sumará una petición similar. Además, los republicanos centrarán todas sus proposiciones en el pleno en el referéndum, la actuación policial durante el 1-O o el reconocimiento de la soberanía catalana.

Condena de la represión el 1-O

En el turno de ruegos, el grupo liderado por Alfred Bosch pedirá que se retiren las medallas de honor de la ciudad a la Guardia Urbana, la Policía Nacional y la Guardia Civil por la actuación que el pasado domingo dejó casi centenares de heridos en toda Catalunya. La CUP dará apoyo a todas las propuestas que tengan que ver con condenar la violencia policial.

"Nuestro grupo también llevará una medida antirrepresiva, la misma que en el anterior pleno que no se pudo celebrar", han destacado fuentes de la CUP a este medio. Los anticapitalistas deberán reunirse en las próximas horas para acordar el resto de proposiciones que lancen al pleno de este viernes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha