eldiario.es

Menú

El Parc Taulí ha derivado en seis meses 1.607 intervenciones quirúrgicas a una clínica privada

Las derivaciones se han hecho a la Clínica del Vallès, del grupo IDCsalud, mientras el hospital público mantiene quirófanos cerrados

Si un paciente se niega a desplazarse sale del sistema y vuelve a empezar la espera, explica el comité de empresa del Taulí

- PUBLICIDAD -
Entrada principal de l'Hospital Parc Taulí de Sabadell / SANDRA LÁZARO

Entrada principal del Hospital Parc Taulí de Sabadell / SANDRA LÁZARO

El Hospital Parc Taulí de Sabadell a través del contrato del CatSalut con la Clínica del Vallès, un centro privado gestionado por IDCsalud, ha derivado en el primer semestre de 2015 un total de 1.607 operaciones quirúrgicas, según datos facilitados por el Departament de Salut de la Generalitat a Catalunya Plural. Una medida que, según el pacto firmado entre el CatSalut y el centro privado, se hace con el fin de "dar respuesta a la demanda asistencial en materia de procedimientos quirúrgicos para aliviar la lista de espera de la actividad contratada por el CatSalut".

Si bien es cierto, como constatan desde el comité de empresa y del departamento de comunicación del Hospital Parc Taulí, que las listas de espera han disminuido gracias a estas derivaciones, el centro público mantiene quirófanos cerrados mientras sigue haciendo estas derivaciones. Así consta en los documentos enviados por la dirección del Parc Taulí a los trabajadores y a los que ha tenido acceso este diario, donde queda patente que durante el verano se han cerrado todos los quirófanos durante la tarde excepto los de urgencias y que por las mañanas ha habido de media cuatro salas de operaciones inutilizadas. Además, el quirófano ambulatorio ha sido cerrado todo el agosto. Desde el comité de empresa aseguran también que durante el año hay salas de operaciones que se mantienen cerradas por la tarde y que se podrían abrir.

"El CatSalut tiene un contrato con los centros y a nosotros nos dicen qué es lo que podemos ir a hacer allí", justifican fuentes del departamento de comunicación del Taulí para explicar que la decisión es del CatSalut y no suya.

Los pacientes que no quieren ser derivados

Podría ser que el paciente se negase a desplazarse a la Clínica del Vallès para ser intervenido, pero ¿qué pasa en estos casos? "Si un paciente se niega a ir allí lo sacan de la lista y debe volver al ambulatorio", explican desde el comité de empresa. Esto significa que si un paciente dice que no, queda fuera del sistema y tiene que volver a empezar la espera de nuevo, explican desde el comité de empresa del Parc Taulí.

A pesar de que el Departament de Salut no ha facilitado a este diario cuántas operaciones se han derivado al Hospital General de Catalunya, otro de los centros de IDCsalud, queda recogida la derivación de pacientes e intervenciones en este centro, sin especificar la cuantía ni la frecuencia, en el contrato asistencial firmado entre el CatSalut y el Hospital General, al que ha tenido acceso Catalunya Plural.

¿Puede ser más barata la privada?

En los contratos del CatSalut con los dos centros privados de IDCsalud con quien el Taulí mantiene relación consta el precio que el departamento de la Generalitat deberá pagar a los dos centros privados para cada intervención. Por ejemplo, a la Clínica del Vallès, para cirugía menor ambulatoria se paga 112,04 euros por intervención, por una operación de cataratas 1.088,68 euros por caso, para una prótesis de cadera 3.559,22 euros la intervención y por una de rodilla 5.681,71 euros por operación.

Si es cierto, como explica Josep Martí, miembro de Marea Blanca y fundador del Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS), en declaraciones a Catalunya Plural que lo que debe pagar el CatSalut por una intervención en una de las clínicas privadas podría ser menor a lo que pagaría al Taulí, esto se debe a la forma en que se calcula este precio, que depende de una cantidad fija y una variable que depende de la complejidad del centro. Es decir, un centro con unidad de quemados y UCI siempre cobrará más que un centro sin estas unidades porque se considera de "menor complejidad".

La Clínica del Vallés, por ejemplo, no tiene unidad de cuidados intensivos y es un centro menos equipado que el mismo Taulí. "Este sistema de precio va en contra de la calidad, ya que que el CatSalut dice a la Clínica Vallès, te pagaré 10 por esta intervención y con estos 10 entra; preoperatorio, material, postoperatorio, hospitalización, etc. Entonces, la Clínica comprará y utilizará todo -material, etc- lo que le salga más económico porque la operación le salga a cuenta", denuncia Josep Martí. Y añade: "el centro privado puede tener la tentación de abaratar costes, bien precarizando condiciones laborales o disminuyendo la calidad de materiales".

Con todo, desde el comité de empresa recuerdan que las visitas previas y posteriores a la operación se hacen desde el Taulí, y que si surgen complicaciones el paciente es derivado al hospital de Sabadell para ser tratado, y que por tanto, los costes extras de la cirugía son absorbidos por este centro público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha