eldiario.es

Menú

La Generalitat se mantiene inactiva ante la catástrofe de Filipinas

A diferencia del Estado o del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya no ha destinado todavía ninguna partida de ayuda a las víctimas del tifón

Las ONG denuncian la "inoperatividad" del Comité Catalán de Ayuda Humanitaria de Emergencias, aunque desde la Agencia Catalana de Cooperación dicen que se convocará una reunión en los próximos días

- PUBLICIDAD -
Los equipos de emergencia trabajan contrarreloj en Filipinas

Vista aérea del desastre ocasionado por el tifón en Filipinas.

Cuatro días después del paso del tifón Haiyan por Filipinas, que ha causado al menos 10.000 muertos, la Generalitat de Catalunya todavía no se ha decidido a destinar ninguna partida para ayudar para ayudar a sus víctimas, a diferencia de otras administraciones como la estatal, que ha enviado un millón de euros, o el Ayuntamiento de Barcelona, que ha aportado 30.000 euros. "Tenemos dificultades presupuestarias, procuramos hacer lo posible", asegura Carles Llorens, director de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo. "Estamos viendo si podemos hacer algo con los presupuestos de 2014", explica Llorens.

La Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) ni siquiera ha convocado al Comité Catalán de Ayuda Humanitaria de Emergencias, el organismo previsto para actuar en estos casos, aunque Llorens ha asegurado a CatalunyaPlural.cat que lo hará en los próximos días.

Este comité se creó en el año 2005 para coordinar la acción de la ACCD, el Fondo catalán de cooperación al desarrollo, el Ayuntamiento de Barcelona y varias ONG convocadas en función del caso. Pero las ONG denuncian su "inoperatividad". Se realizó una reunión a finales de octubre para hablar de Siria, pero no terminó con ningún compromiso concreto por parte de la administración catalana. De momento, la aportación catalana a las víctimas del conflicto sirio es de dos ambulancias. Las ONG explican que la última reunión del comité en la que se aprobaron ayudas de emergencias fue en 2011, durante las inundaciones en Paquistán.

Falta de prespuesto y de "voluntad"

El presupuesto de la Generalitat destinado a la ayuda al desarrollo ha disminuido considerablemente desde hace unos años: de 42 millones de euros en 2010 ha pasado a 7 millones en 2013. Y las perspectivas para 2014 son aún peores, ya que el anteproyecto de ley de presupuestos prevé una reducción de 800.000 euros en esta partida. "Hay un problema de voluntad política", denuncia Natalia Anguera, directora de Acción contra el hambre en Cataluña. Las organizaciones denuncian también desde hace meses la "falta de diálogo" por parte del director de la ACCD y ya han pedido su dimisión.

Las entidades critican que los recortes a programas de cooperación son nefastos, ya que creen firmemente que estos podrían evitar víctimas mortales. "Ha habido muchas víctimas debido a este tifón, pero podría haber sido peor si el gobierno de Filipinas no hubiera invertido en prevención de desastres. Estos programas son necesarios", apunta Anguera.

A pesar de la falta de apoyo de la Administración, varias ONG catalanas están trabajando actualmente en Filipinas. Mans Unides, que lleva a cabo actividades de prevención del desastre, ha lanzado una campaña de recogida de fondos que servirán para paliar los efectos del tifón y ayudar a reconstruir el país. Desde las delegaciones de Acción contra el hambre en Francia y España, se han enviado 21 toneladas de material de emergencia, principalmente para garantizar el acceso al agua y al saneamiento. Las organizaciones explican, sin embargo, que tienen dificultades de acceso a ello ya que algunos aeropuertos están impracticables.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha