eldiario.es

Menú

Las ayudas contra la pobreza energética sufren de una "falta de visión integral"

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético asegura que pagar 150 euros a familias es “mejor que nada”, pero que no se abordan “problemas de fondo”

Recuerda que las eléctricas no han asumido responsabilidad alguna y que debe combatirse la pobreza económica generalizada y defender el derecho a la energía como “bien común”

- PUBLICIDAD -
Pobreza energética

Pobreza energética

El plan contra la pobreza energética que ha anunciado la Junta de Castilla-La Mancha,  en virtud de un acuerdo con Podemos, es “mejor que nada” en comparación al Ejecutivo anterior de María Dolores de Cospedal que “ignoró y despreció” este problema. Así lo considera la Plataforma regional por un Nuevo Modelo Energético, colectivo que valora en positivo este avance pero que alerta de que son ayudas “para que nada cambie” ya que el proyecto no incluye los “problemas de fondo” de las familias que habitan viviendas en condiciones indignas y que sufren de pobreza económica generalizada.

Son ayudas de 150 euros que otorgará el Gobierno de Castilla-La Mancha para unas 10.000 familias, que son las que se prevé se encuentran en una situación grave a la hora de pagar las facturas relacionadas con la energía. Cruz Roja será la encargada de ayudar en la tramitación de estas subvenciones.

“Es una solución de emergencia social, que está bien, pero que arroja muchas dudas, como el hecho de preguntarse si los servicios sociales municipales están preparados en Castilla-La Mancha, con su dispersión de territorio, para detectar a las familias más afectadas, después de los cuatro años de gobierno anteriores”, explica Paco Gómez de la Cruz, del colectivo por un Nuevo Modelo Energético.

Su argumentación se basa principalmente en que una ayuda directa no soluciona la pobreza y la exclusión social, ya que para ello “habría que implementar las condiciones de esas viviendas y si las familias que viven en esas malas condiciones tienen alternativas de poder tener ingresos estables”. Por eso la Plataforma pide una “visión más integral”, poniendo como ejemplo los proyectos llevados a cabo en Zaragoza y Barcelona donde ya se han puesto en marcha planes para garantizar la buena climatización y el suministro de luz y agua caliente de viviendas.

“Como foto fija se ve todo muy parcial, ya que hay muchos problemas que se entrelazan”, como la mala edificación y la la exclusión social, factores que van más allá de la pobreza energética. Gómez de la Cruz considera que con 150 euros se soluciona poco. Se cubre el gasto de la luz, pero de esa forma las empresas energéticas “no asumen su parte de responsabilidad” ya que tienen asegurado su ingreso a través del pago de la Junta, es decir, de las arcas públicas. Todo ello sin que se asuma la petición básica contra la pobreza energética, que es “reconocer la energía como un bien común, un derecho humano a proteger”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha