eldiario.es

Menú

La Generalitat Valenciana frenará los privilegios de la educación concertada permitidos por el PP

El PP denuncia el perjuicio a las familias por no dar libertad de elección, y el conseller afirma que eran los centros los que elegían a las familias

- PUBLICIDAD -
Vicent Marzà (Compromís), y su predecesora en el cargo María José Catalá (PP)

Vicent Marzà (Compromís), y su predecesora en el cargo María José Catalá (PP)

El conseller de Educación, Cultura, Deportes e Investigación, Vicent Marzà (Compromís) ha comparecido este viernes ante las Corts Valencianes para explicar las líneas maestras de su departamento para los próximos cuatro años de legislatura. En su intervención inicial de una hora ha tocado temas como la construcción de centros y la bajada de ratios, los diferentes tipos de ayuda al estudio, tasas universitarias, impulso de la investigación y reorganización de la política cultural y deportiva. No obstante con la posterior intervención del PP el debate se ha centrado especialmente en el papel de los colegios concertados en la Comunitat Valenciana.

Entre sus primeras palabras Marzà ha denunciado la "red clientelar" que habría impulsado el PP en el sector educativo, denunciando los recortes "ideológicos" del anterior gobierno 'popular' que acababan favoreciendo a los intereses del sector privado. Así ha puesto como guía fundamental el modelo de la educación obligatoria gratuita y la igualdad de oportunidades, adviertiendo que todos los centros con fondos públicos "deben tener los mismos criterios" y, añadiendo que los concertados deben ser "verdaderamente gratuitos".

En el turno de la intervención de la portavoz del PP, la exconsellera de Educación María José Catalá, ha denunciado que el nuevo gobierno PSPV-Compromís está impidendo la libertad de elegir de las familias. A su vez ha defendido su gestión asegurando que "no se concierta por concertar, sino porque los niños crecen", señalando que se da continuidad a los conciertos iniciales a lo largo de los siguientes cursos académicos. Además Catalá ha afirmado que con la actual política de la Generalitat Valenciana se destruirán 25.000 puestos de trabajo y se privará de su elección a 200.000 familias.

Durante la segunda intervención Vicent Marzà ya se ha explayado más en este sector y ha hablado de los resultados del apoyo a la educación concertada asegurando que "son los centros los que escogen a las familias, no las familias a los centros". Para ello ha indicado que un 40% del alumnado de la educación pública son de familias con riesgo de pobreza, mientras que en las concertadas este nivel baja al 9,5%; por el contrario por lo que respecta a las familias "bienestantes" estas representan el 19% de los niños de la educación pública, mientras que en los concertados este nivel se dispara hasta el 60,6%.

Por otro lado Vicent Marzà también ha denunciado el coste del concierto en la Comunitat Valenciana, asegurando que se elevaba a 60.683 euros por unidad, mientras en las Illes Balears (también gobernadas por el PP) el precio se quedaba en 38.000 euros. A modo de conclusión el conseller ha afirmado que el gobierno valenciano valora el trabajo social de los centros concertados, "pero la igualdad de oportunidades y la eficiencia de los recursos públicos tiene que estar por encima".

Educación, Universidades, Cultura y Deporte

En otros aspectos de la intervención de Marzà el conseller ha anunciado que para este curso habrá un total de 1.060 aulas menos con el nivel máximo de ratio permitida. Mientras el conseller afirmaba que esto se debe a un mejor uso del presupuesto existente, el PP lo ha atribuído a que hay una bajada en la población infantil que lo ha permitido.

Sobre las críticas del PP a la falta de información para los ayuntamientos sobre el plan Xarxa Llibres para ofrecer libros gratis a las familias, Marzà ha anunciado que precisamente este viernes se ha informado a los consistorios sobre el contenido de este programa.

También en educación el conseller ha apuntado al trilingüismo (valenciano, castellano e inglés), mientras que desde Ciudadanos se ha pedido que este se divida a un 33% en cada una de las lenguas y el PP acusaba al conseller de impulsar un "monolingüismo autoritario". Marzà ha respondido que más que basarse en cuotas porcentuales, se deben tener en cuenta los contenidos y criterios pedagógicos. Además ha añadido que actualmente sólo el 2,76% del profesorado está capacitado para impartir materias en inglés debido a la falta de inversión de la anterior etapa del PP. Finalmente también ha pedido evitar la lengua como una arma arrojadiza.

En cuanto a universidades Marzà ha justificado que no se hayan bajado las tasas para este curso afirmando que, con la actual situación de infrafinanciación autonómica, si se hubiese rebajado en 80-100 euros la tasa "un precio que no notan los estudiantes" se hubiese creado un agujero de 13 millones a las universidades. Por el contrario ha explicado que se han reorganizado "prioridades" para conseguir 1,1 millones de euros para incrementar las becas y facilitar su acceso bajando la nota media mínima de 5,5 a únicamente 5.

En Cultura y Deporte Vicent Marzá ha anunciado que se dejará de hacer una planificación "elitista", dejando atrás los "grandes eventos. Así en Cultura asegura que se dejará de marginar al sector valenciano y se impulsará un código de buenas prácticas para la gestión cultural; mientras que para el deporte ha apostado por el deporte de base, la igualdad y la salud.

Pero uno de los momentos más duros del debate ha sido el desencuentro que ha tenido el conseller con los profesores de los conservatorios de música valencianos. Así el PP le ha acusado de haber protagonizado "el mayor ataque" a este sector, por el cual le ha pedido la dimisión, porque "ha insultado a los músicos y les ha calumniado". Incluso desde Podemos se le ha pedido que hable con los docentes afectados. Por su parte el conseller ha rechazado la acusación de no tener sensibilidad con el sector y ha manifestado que para el próximo año se convocarán oposiciones, mientras que el actual será un año "de transición".

"Independentista"

Hasta la tercera intervención en las Corts, la de la diputada de Ciudadanos, no se ha hablado sobre la ideología del conseller, a quien ha acusado de tener "pensamiento independentista", aunque defendía su libertad de pensamiento porque "no se debe censurar". Además la diputada ha criticado que en la cámara valenciana no se hablara del "desafío independentista" de las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

En el mismo sentido en su segundo turno la diputada del PP ha pedido a Marzà que se pronuncie en público sobre su ideología porque "importan las opiniones del conseller porque ustedes tienden 'un pelín' a adoctrinar el sistema educativo".

La respuesta del conseller ha sido que "cuaneo los valencianos escuchan hablar de banderas se llevan  la mano a la cartera, porque es lo que ha pasado estos tiempos en nuestro país".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha