eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

El Ayuntamiento de Madrid recula en su plan contra los manteros y refuerza las "medidas sociales"

Las críticas han llevado al consistorio a recalcar un abordaje "de inclusión y derechos" humanos frente a uno "meramente policial"

Ganemos, partido que forma parte de Ahora Madrid, promovió una campaña de apoyo a los manteros y criticó duramente el plan del gobierno de Carmena

Entre las posibles medidas anunciadas destaca la creación de un carnet de ciudadanía madrileña para los manteros y la implementación de medidas sociolaborales

- PUBLICIDAD -
Ante la llegada de la Policía, varios manteros recogen su mercancía y se marchan de donde estaban vendiendo | FOTO: P.R.

Ante la llegada de la Policía, varios manteros recogen su mercancía y se marchan de donde estaban vendiendo | FOTO: P.R.

Ante las críticas recibidas por parte de manteros, colectivos sociales y Ganemos (partido miembro de Ahora Madrid), el Ayuntamiento de la Capital ha recalcado este lunes la intención de potenciar "medidas sociales" en su plan para acabar con la venta ambulante callejera en el distrito Centro.

Entre las medidas anunciadas destacan el refuerzo de las funciones de la Oficina de Atención a la Población Migrante, la existencia de un carnet de ciudadanía madrileña que de acceso a los recursos del ayuntamiento, o la puesta en marcha de alternativas sociolaborales. 

Como adelantaban en un comunicado la semana pasada –en el que el consistorio respondía a la noticia filtrada por El Mundo–, el  refuerzo del dispositivo policial iría acompañado de "alternativas laborales y búsqueda de alternativas" para los trabajadores del top-manta. El anuncio, sin embargo, fue recibido con reticencia por manteros, ONG y algunos grupos políticos porque consideraban que el aumento de las redadas y la presión policial contra los vendedores ambulantes "no era la vía correcta". 

El proceso de "implementación" del plan no se ha abandonado, pero las críticas han llevado al consistorio a recalcar un abordaje "de inclusión y derechos" humanos frente a uno "meramente policial". "La experiencia dice que un abordaje exclusivamente punitivo está llamado al fracaso. Es imprescindible encontrar respuestas complejas a realidades que también lo son", ha dicho el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero. 

Críticas internas

El cambio de postura del equipo de gobierno de Carmena ha sido aplaudido por Ganemos –parte de Ahora Madrid junto con Podemos y Equo– en su cuenta oficial de Twitter, tras las duras críticas que el partido político emitió contra la iniciativa del Ayuntamiento.

Nada más conocerse la noticia, Ganemos Madrid acusó al ejecutivo de Carmena de "anteponer los intereses comerciales" a los derechos humanos, al tiempo que Ana Barba, miembro del partido, criticaba públicamente la decisión del plan: "Las medidas policiales no son la forma correcta de encarar este tema", afirmó. 

La Asociación Sin Papeles de Madrid (ASPM) también desconfiaba ante la "vaguedad" de los compromisos que inicialmente anunció el Ayuntamiento. Denuncian la falta de alternativas laborales a la que se enfrentan los migrantes: "Es un problema de empleo digno y de la vinculación que hay entre estar en situación regular y poder tener un contrato. Así se favorece la discriminación. Si no están en las calles estarán en Murcia por tres euros la hora", advierten.

Los manteros desconfían

Las promesas iniciales, sin embargo, no convencen al colectivo de manteros de la capital, que desconfía porque aseguran que "no hay inserción laboral". Los jóvenes en situación irregular no pueden acceder a un permiso de trabajo, mientras el panorama tampoco mejora para los que sí tienen papeles: "Nos costó mucho conseguirlos para que ahora pudieran contratarnos, la mayoría aquí estamos 'regulares', pero no hay nada", dice Abdou.

El joven senegalés trabaja vendiendo gafas en la calle todo el verano para ahorrar algo de dinero que le permita emplear menos horas en el top manta durante el curso escolar. Quiere seguir estudiando y dedicarse a la jardinería. "Algo de lo mío, a esto no", asegura. 

Explica que a uno de sus compañeros le requisaron la mercancía y se lo llevaron. "No le volví a ver más", recuerda. Sospecha que se lo llevaron a un CIE para proceder a su deportación porque no tenía la documentación en regla. 

Por su parte, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento asegura que, con la nueva perspectiva del plan, exigirán "medidas de regularización extraordinaria que permitan que personas que llevan conviviendo con nosotros muchos años puedan normalizar su situación administrativa para poder convivir sin esconderse".  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha