eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

El recuerdo de Pau Pérez por la ONG con la que colaboraba: "Le sobraba humanidad y humildad"

Pau Pérez, víctima mortal número 15 de los atentados en Barcelona, era ingeniero y había trabajado como cooperante en Haití tras el terremoto de 2010

"Era una de las personas más trabajadoras y perseverantes que hemos conocido. Cruzaba fronteras para dar ilusión, esperanza y futuro. Así vivía su vida", recuerdan sus compañeros de la ONG Pasaporte para la Cooperación

- PUBLICIDAD -
En la imagen, Pau Pérez. Imagen compartida en Twitter por Paula Juarez, del programa Sedcero.

En la imagen, a la izquierda, Pau Pérez. Imagen compartida en Twitter por Paula Juarez, del programa Sedcero.

"Una persona que lo dejaba todo por amor y que construyó sueños y muchos 'techos' para que otros pudieran resguardarse de la lluvia". Así recuerda la ONG Pasaporte para la Cooperación a su compañero Pau Pérez, la víctima mortal número 15 del atentado de Barcelona, según ha confirmado este lunes el conseller de Interior, Joaquim Forn. 

El cuerpo del joven de Vilafranca del Penedès fue hallado apuñalado en el interior de un coche en Sant Just Desvern que antes se había saltado el control policial en la Diagonal, ha dicho el conseller.

Pérez, de 34 años, era ingeniero electrónico de profesión, según informa la agencia Reuters. Esta experiencia la volcó en varios proyectos de cooperación internacional, entre ellos la reconstrucción de la ciudad de Puerto Príncipe (Haití) tras el terremoto en 2010 que acabó con la vida de 300.000 personas y dejó sin hogar a un millón  y medio.

Fue entonces cuando la ONG lo conoció y comenzó a trabajar con él en la reconstrucción "tanto física como humana del pueblo haitiano", volviendo a poner en pie edificios derrumbados y brindando apoyo a niños y niñas en situación de orfandad, según explica la organización en un comunicado.

"Pau era la persona perfecta para esta labor, le sobraba humanidad y humildad a la vez que sus conocimientos técnicos le permitían enfrentarse a casi cualquier tipo de situación", recuerda la asociación. Asimismo, añaden, "era una de las personas más trabajadoras y perseverantes que hemos conocido.  Cruzaba fronteras para dar ilusión, esperanza y futuro. Así vivía su vida", relatan sus compañeros "rotos de dolor".

Además de su solidaridad y su perseverancia, destacan su carácter afable y su simpatía. "Era una persona que le arrancaba una sonrisa a cualquiera que estuviera a su lado", comentan.  "A su lado hemos vivido momentos maravillosos y momentos muy duros. Ha sido testigo y acompañante de cambios transcendentales en muchas vidas. Le vimos reír, llorar, amar y luchar. Una lucha que no acaba aquí. Seguiremos luchando por un mundo mejor", prosigue la ONG, que desea que su muerte se convierta en un "símbolo de unión y libertad".

Pérez también trabajó en Haití con la ONG Aldeas Infantiles. El fallecido contribuyó, dice la organización, a crear 112 puntos de distribución de alimentos que atendían a casi 25.000 personas a diario. Además supervisó los trabajos de los técnicos de la construcción, electricidad y fontanería en la aldea de Santo en Puerto Príncipe.

"Pau se familiarizó con los trabajadores y habitantes de la aldea y sabía los nombres de cada una de las personas. Con los jóvenes hablaba de todo, jugaba muy bien al fútbol, era chistoso y amable", ha dicho Edzer Jacques, uno de los jóvenes que vivía en la aldea, según ha informado la ONG. 

Como recuerda Jacques, Pérez también era un apasionado del deporte. Jugó en el equipo de fútbol de su municipio, el Vilafranca CF. El club le rindió homenaje antes del comienzo del partido que disputó el pasado sábado.

Tras identificar a Younes Abouyaaqoub como el conductor de la furgoneta con la que perpetró el pasado jueves el atentado que dejó 13 muertos,  los Mossos d’Esquadra han detallado en rueda de prensa que este joven salió de Barcelona primero andando y luego con el Ford Focus blanco que robó a Pérez, que se encontraba en la Zona Universitaria, según recoge Catalunya Plural.

Josep Lluís Trapero, mayor de los Mossos, ha informado que Abouyaaqoub se escapó andando a paso ligero por el mercado de la Boqueria y a través de las calles del Raval hasta cruzar toda la ciudad hacia la Zona Universitaria. Allí, sobre las 18.30 horas, según la información recabada por la policía, el terrorista asaltó el Ford Focus de Pérez, que estaba estacionando. Todos los indicios, según Trapero, apuntan que lo acuchilló y lo dejó en el asiento posterior. Con ese coche salió por la Diagonal tras saltarse un control de los Mossos y herir a una agente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha