eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Messi vs Ronaldo: la Champions del fraude fiscal

La investigación de la Fiscalía por presunto fraude fiscal de Cristiano Ronaldo se conoce la misma semana que el Tribunal Supremo ha confirmado la pena de 21 meses a Leo Messi por el mismo motivo

Decenas de futbolistas están siendo investigados en el marco de la filtración de Football Leaks, que ha desclasificado miles de documentos

En la mayoría de los casos el fraude tiene que ver con la cesión de parte de los derechos de imagen a sociedades creadas en paraísos fiscales

76 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Un forofo mata a un amigo en una discusión sobre Cristiano Ronaldo y Messi en la India

Leo Messi y Cristiano Ronaldo EFE

España puede presumir de contar con los que actualmente se consideran los dos mejores jugadores de fútbol del mundo: Lionel Messi en el FC Barcelona y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Rivales en lo deportivo, estos dos multimillonarios parecen compartir sin embargo una característica mucho menos rutilante, como es una escasa afición a cumplir con sus obligaciones fiscales.

Una estafa a la hacienda pública que presuntamente habrían podido perpetrar igualmente jugadores como Xabi Alonso, Ángel Di María, Ricardo Carvalho, Fabio Coentrao, Radamel Falcao, Adriano Correia, Samuel Eto'o, y Javier Mascherano, entre otros, según las filtraciones de Football Leaks. También ha salido a la luz el caso de Neymar. 

En la mayoría de las ocasiones el fraude se comete con los millonarios ingresos que obtienen las estrellas del fútbol a través de sus derechos de imagen, esos que venden a enseñas publicitarias de coches, perfumes o zapatillas de deporte. Cuando fichan por un club ceden parte de estos derechos, pero otra porción de su marca personal es controlada por ellos mismos. Lo que han hecho Messi, según ha ratificado el Supremo, y Cristiano, si se demuestra en la investigación en curso, es gestionar tales derechos a través de empresas con sede en paraísos fiscales. El objetivo es escapar a una tributación por IRPF que puede llegar a ser del 45% de lo ganado, según la última reforma.

Durante casi una década, entre 2005 y 2010, los futbolistas extranjeros que eran fichados en España disfrutaron de una menor carga impositiva en virtud de la llamada "ley Beckham", diseñada para atraer talento del exterior con una tributación del 24%. A pesar de estos tipos ventajosos, el astro portugués (presuntamente) en algunos de aquellos años incurrió en delitos para pagar menos impuestos. Messi no se podía acoger a esta normativa por tener la doble nacionalidad española y argentina desde 2005.

Además, por el momento hay una importante diferencia entre la situación de Cristiano Ronaldo y Messi: la acusación contra el futbolista del Real Madrid se encuentra en una fase preliminar, mientras que el delito del argentino ha sido confirmado esta misma semana por el Tribunal Supremo.

Según las informaciones conocidas, el portugués ha sido acusado por Hacienda de haber defraudado 15 millones de euros entre 2011 y 2014 (los ejercicios no prescritos para el fisco) a través de las Islas Vírgenes ante la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid. Ahora ésta debe determinar si Cristiano ha cometido una infracción administrativa o un delito fiscal. 

El famoso jugador regularizó su situación antes del inicio oficial de las investigaciones y pagó una importante suma por aflorar los fondos que tenía en el paraíso fiscal donde resguardó sus ingresos por derechos de imagen desde 2009. Lo que debe resolver ahora la Fiscalía es si esta regularización fue correcta y si pagó la cantidad debida. Solo en Islas Vírgenes se calcula que tiene acumulados 150 millones de euros procedentes de los derechos de imagen.

En el caso de Messi, el Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 21 meses de cárcel por defraudar a las arcas públicas 4,1 millones de euros que, como en el caso de Cristiano, había obtenido por explotación de derechos de imagen. L e considera autor de tres delitos contra la Hacienda Pública cometidos en sus declaraciones del IRPF de 2007, 2008 y 2009. El futbolista alegó desconocimiento acerca de las decisiones que se tomaron en relación con la explotación de su imagen, pero los tribunales consideran que conocía que estas cantidades se escondieron a la Hacienda española a través de sociedades en Belice y Uruguay.

El año pasado, cuando ya estaba siendo juzgado, el Fútbol Club Barcelona lanzó en las redes una campaña de apoyo al jugador en ese trance.

Pero estos casos están lejos de ser una excepción en el mundo del balompié, como ha sacado a la luz la filtración de Football Leaks. Se trata de una investigación de la red de Colaboraciones en proyectos de Investigación en Europa (EIC), en la que participa El Mundo, cuyo director y tres periodistas han sido imputados  tras publicar las supuestas maniobras de Cristiano Ronaldo y Mourinho para evadir al fisco.

La investigación del EIC ha propiciado casos como el de Cristiano y también la denuncia de la Fiscalía Provincial de Madrid a jugadores como Xabi Alonso, Ángel Di María y Ricardo Carvalho y la investigación a Fabio Coentrao y Radamel Falcao, además de Adriano Correia, Samuel Eto'o, Lionel Messi y Javier Mascherano.

El caso de Xabi Alonso ha provocado recientemente la apertura de  un expediente disciplinario al fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo, por una posible falta grave de desatención en el cumplimiento de una orden: la de recurrir el archivo del proceso por delito fiscal abierto en 2016 al jugador del Bayern, según publicó El Español.

Las revelaciones de Football Leaks apuntaron en principio a un futbolista noruego fichado por el Madrid,  Martin Odegaard. Pero  se desveló que su padre se había negado a crear una empresa para gestionar los derechos de imagen del prometedor jugador. Su decisión de no delinquir se convirtió en noticia, en medio de la avalancha de revelaciones de presunto fraude fiscal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha