eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Grecia tratará de impedir el acceso de Guindos a la presidencia del Eurogrupo

Varufakis no piensa quedarse de brazos cruzados ante un candidato que procede, al igual que Grecia, de la Europa meridional y que se sitúa en primera línea entre los atacantes al Gobierno de Syriza

60 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La CE ya cuenta con que Grecia no crezca este año el 2,5 % que había previsto

En las fotos previas a las reuniones del Eurogrupo se les ve conversando amigablemente e incluso abrazándose, pero la relación política que mantienen los titulares de Economía de España y Grecia, Luis de Guindos y Yanis Varufakis, va de mal en peor. Mientras el Gobierno de Atenas, el único de la Unión Europea copado por una izquierda marcadamente rupturista con las políticas de austeridad, negocia a cara de perro con Berlín y Bruselas, el Ejecutivo español del PP se ha erigido en guardián comunitario de dicha austeridad y trata de elevar a Guindos a la presidencia del cónclave de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro.

Pero Varufakis no piensa quedarse de brazos cruzados ante un candidato que procede, al igual que Grecia, de la Europa meridional y que se sitúa en primera línea entre los atacantes al Gobierno de Syriza. Según explican fuentes helenas, Grecia hará lo posible por impedir que Guindos acceda a la presidencia del Eurogrupo. Y menos siendo el candidato respaldado por Alemania, añaden estas mismas fuentes, que reconocen que la decisión de Atenas aquí va a ser “difícil” porque el actual presidente y teórico rival del español, Jeroen Dijsselbloem, también ha sido muy duro durante las negociaciones en curso.

Guindos nunca ha escondido su intención de ser el nuevo presidente el próximo 21 de julio, día en que expirará el primer mandato del holandés Dijsselbloem, quien a su vez aspira a la reelección. El pasado 25 de abril el ministro español aseguró contar con “posibilidades” y “apoyos”. Entre otros sostenes, contaría con el de Angela Merkel pero éste debe confirmarse aún: en agosto, la canciller germana afirmó que Guindos era un “excelente ministro” y le comprometió su voto “una vez el actual presidente termine su mandato”. Pero ha llovido mucho desde entonces.

Están por ver las preferencias de los 18 países de la eurozona. “Por supuesto que tenemos apoyos”, indicó Guindos el 25 de abril en Riga a la salida del Ecofin. La prensa en Bruselas especula con que Italia y Francia estarían entre sus principales soportes, pero el ministro francés Michel Sapin declinó dar su voto al ser preguntado en la cumbre de la capital letona.

En los últimos días ha cobrado fuerza la figura de Dijsselbloem, quien se estrenó errático en el cargo a comienzos de 2013. Citando fuentes comunitarias, el boletín Europolitics señala que el papel jugado por el holandés en las tensas conversaciones con Grecia relativas a la extensión de cuatro meses del programa de rescate le habrían hecho ganar enteros. Y ahí aparece el dilema del Gobierno griego.

Las fuentes helenas aseveran que Varufakis –en última instancia, el que votará a un candidato a presidente en nombre de Atenas- está plenamente volcado en las conversaciones con las instituciones otrora conocidas como Troika y que la elección del Eurogrupo le parece una cuestión secundaria. “Sin embargo, Alemania podría respaldar a Guindos y lanzar así el mensaje de que los esfuerzos reformistas que España ha hecho terminan por ser recompensados”.

Así que Grecia buscará trabar alianzas con otros países (Francia e Italia son citadas por estas fuentes) para apoyar a Dijsselbloem o a un tercer candidato que de momento no existe. “Antes eso que ver a un vecino del sur con el que compartimos problemas pero no diagnósticos atacando indiscriminadamente a Tsipras desde una tribuna tan ben considerada como es el Eurogrupo”.

Las tiranteces entre Guindos y Varufakis existen desde el primer Eurogrupo en febrero. Entonces se reveló que  el español trató de dar lecciones a su homólogo griego y  que incluso eclipsó al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, como edecán de la ortodoxia, llegando Guindos a levantar la voz en varias ocasiones.

La tensión ha seguido flotando en el ambiente: en el último Eurogrupo de Riga, Guindos acusó de “dogmatismo” a Varufakis, cuyos tweets la víspera del cónclave le valieron calificativos como “agitador” o “amateur” por parte del español, de acuerdo con varios medios internacionales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha