eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Por qué conducimos por la derecha?

  • El 66% de la población mundial conduce por la derecha, mientras que el 34% restante lo hace por la izquierda.
  • Hay varios mitos en torno al origen de la conducción en un sentido u otro de la calzada. Desde que fue decisión de Napoléon, que era mejor para desenfundar la espada o más cómodo para llevar los coches de caballo.
  • En España había ciudades en las que se circulaba por la derecha y otras por la izquierda hasta que en 1930 se acordó que debía hacerse por el lado derecho.
- PUBLICIDAD -
Carretera. / Foto: Unsplash

¿Por qué hay países que conducen por la derecha y otros por la izquierda? Foto: Unsplash

¿Nunca te has preguntado por qué en España se conduce por la derecha y en Inglaterra se hace por la izquierda? Hay infinidad de mitos que rodean el origen de la conducción en un sentido u otro de la calzada, cada cual más estrambótico que el anterior.

En la actualidad alrededor del 66% de la población mundial conduce por la derecha, mientras que el 34% restante lo hace por la izquierda. ¿Qué lleva a un país a decantarse por un sentido o por el inverso? Hay muchas teorías al respecto pero la más plausible es que se trata de una cuestión meramente de uniformidad en la conducción.

Pero viajemos al pasado. Un grupo de arqueólogos descubrió hace años en nuestro país unas huellas de carros en un camino de la época romana que demostraban que el tránsito se realizaba entonces por la izquierda. Son muchos los que se han apresurado a explicar que antiguamente los jinetes circulaban por el lado izquierdo para tener la mano derecha libre para desenfundar su espada en los peligrosos caminos. Asimismo, los coches de caballos circulaban por la izquierda para que el cochero tuviera la mano derecha libre para fustigar a los caballos, a la vez que estaba lejos del lado derecho de la calzada y así no lastimaba a los viandantes con el látigo, a quién iba acompañándolos o a quién venía en sentido contrario.

Decisión del Papa y de Napoleón

Fue el pontífice Bonifacio VIII quién ordenó en 1300, año jubilar, que los peregrinos que se dirigían a Roma lo hicieran por la izquierda. Por su parte, en Londres, en el año 1756, se reguló la circulación en el London Bridge por el lado izquierdo y ya en 1835 esta regulación se extendió a todos los caminos y carreteras del imperio británico.

Con la proliferación de coches de caballos y con la llegada de la Revolución Francesa se comenzó a conducir por la derecha en casi todos los países europeos, influenciados o conquistados por Francia. Se dice que fue una norma impuesta por Napoleón, aunque no se tiene constancia de ello, y que aplicó a todos sus territorios. La excepción se mantiene en Inglaterra – quizás debido a su enemistad con Napoleón o a que los galos no llegaron a conquistar a los británicos – que además exportó esta manera de circular a sus colonias, muchas de las cuales siguen manteniendo la conducción por el lado izquierdo de la calzada.

Ya con la llegada de los automóviles, en el siglo XX, aparecieron coches con volantes a los dos lados, pero finalmente el modelo estadounidense (donde se circulaba por la derecha) T de Ford fue el que acabó triunfando e importándose a la mayoría de países del mundo, exceptuando Reino Unido y Australia.

En España en cada ciudad se conducía en un sentido; en el caso de Barcelona se circulaba por la derecha, mientras que en Madrid se hacía por la izquierda. Ya en los años 30 se reguló la circulación de vehículos y trenes por la derecha, exceptuando el Metro de Madrid que al ser anterior a aquella normativa sigue circulando a día de hoy por la izquierda.

Londres. / Foto: Unspash

Ten especial cuidado si vas a conducir en tu viaje a Reino Unido. Foto: Unsplash

Consejos si vas a conducir por la izquierda

Si vas a viajar a Inglaterra, Escocia, o Australia y sueñas con recorrer sus paisajes en coche, los siguientes consejos no te vendrán mal. Además de informarte sobre las normas de conducción del país al que viajas, puede ser una buena idea alquilar un coche pequeño con cambio automático, ya que si no tendrás que cambiar la marcha con la mano izquierda y además de tener menos fuerza para hacerlo -si eres diestro- te hará perder la concentración en la carretera.

Empieza a conducir en pueblos pequeños o zonas rurales, meterte en Londres el primer día puede ser, además de caótico, una prueba para tu estrés y tus sentidos. Pero si no vas a conducir también debes tener los sentidos alerta, ya que para cruzar debes mirar en sentido contrario al que estamos acostumbrados. En las calles de Londres tienen pintado en los pasos de peatones look right (mira a la derecha) and look left (mira a la izquierda), para ahorrar sustos pero, sobre todo, accidentes.

- PUBLICIDAD -