eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Animan a secundar el paro laboral de mujeres: “La desigualdad a la que nos abocan es violencia”

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ellas están convocadas a un 'parón' internacional del trabajo 

La Red Feminista de Extremadura denuncia la presencia de un sistema patriarcal que “oprime, menosprecia, cosifica, maltrata, mata a las mujeres por el hecho de serlo y otorga privilegios a los hombres sobre el resto de la humanidad por el hecho de ser hombres”

- PUBLICIDAD -
Participantes en la huelga de cuidados el pasado 29-M en Málaga. Foto: Colectivo Feministas en Movimiento

Proponen un paro de jornada completa. De media jornada, de una hora o de un minuto… según las posibilidades. Un paro en el cuidado de niños y ancianos, en las tareas de hogar.

La Red Feminista de Extremadura se adhiere al ‘parón’ internacional de mujeres del próximo 8 de marzo al que se sumarán colectivos de más de 40 países como respuesta a la actuales "violencias sociales, institucionales, políticas, sexuales.." que sufren ellas por el simple hecho de ser mujeres.

Se trata de una jornada reivindicativa en la que animan a las extremeñas a alzar la voz contra la violencia machista, la brecha salarial o la discriminación laboral.

“En España este parón cobra verdadera importancia. Además de la desigualdad existente nos duele el elevado número de mujeres asesinadas en la última década y la realidad creciente en lo que llevamos de año”.

¿Por qué paro y no huelga?: “Asuntos legales aparte (permisos, organización) la huelga no visibiliza a todas aquellas mujeres que trabajan los cuidados sin cobrar, sin nómina”.

La red extremeña explica que la protesta es fruto de los diferentes movimientos internacionales en los que el feminismo está confluyendo a día de hoy. Y supone una llamada de atención. “No existe ni un solo país en el mundo donde la igualdad entre hombres y mujeres sea real. La base de la misma es el patriarcado. La raíz del problema crece dentro de un sistema que oprime, menosprecia, cosifica, maltrata, mata a las mujeres por el hecho de serlo y otorga privilegios a los hombres sobre el resto de la humanidad por el hecho de ser hombres”.

Trabajos de hombres y mujeres

Las tareas del hogar y los cuidados las ocupan ellas, no ellos. Hay profesiones ‘feminizadas’ y otras que son cosas de hombres. La red feminista critica que las actividades de las que se ocupan los hombres han pasado a ser las más valoradas, “y en un mundo capitalista neoliberal como en el que vivimos, las mejor pagadas”.

“En la era de la globalización donde todo se compra y se vende, las mujeres sostenemos la vida (los cuidados) desde la precariedad sin que se reconozca. Labor sin la que no sería posible que los hombres estén ocupando los puestos de decisión, los puestos de poder”.

Apuntan a algunas cifras, por ejemplo que el 99% de la riqueza mundial está en manos de hombres según el Banco Mundial. También, según Oxfam, que de las 62 personas más ricas del mundo, solo nueve son mujeres. Otro de los apuntes, que el 75% del trabajo de cuidados no remunerados lo desarrollan mujeres en todo el mundo.

Los cuidados del hogar

El trabajo de cuidados garantiza que las generaciones futuras, los niños y las niñas, sean personas sanas y formadas para contribuir a sostener y a construir la sociedad actual.   "Aunque las mujeres después de mucho esfuerzo y vindicaciones hemos podido superar límites impuestos, como votar, ir a la universidad, acceder al mundo profesional... el trabajo de cuidados sigue recayendo sobre nosotras, especialmente el de las personas dependientes: menores, personas mayores y con diversidad funcional".

“Queda claro que trabajamos gratis o por muy poco para quienes más tienen. Esta desigualdad aplastante pone de manifiesto que no es posible no ser cuidado, ya que todas y todos nacemos vulnerables, todas y todos somos susceptibles de enfermar, envejecemos y cada vez seremos más personas mayores en un mundo cada vez más viejo. Sin embargo esta labor no se reconoce y eso tiene consecuencias terribles para las de siempre, por eso queremos ponerlo de manifiesto”.

Afirman que sin este trabajo la sociedad no podría salir adelante. “No tiene sentido que se invisibilice, se le reste importancia o no se considere un trabajo al nivel del empleo remunerado”. Pero van más allá: Además de recaer sobre las mujeres las tareas, “socialmente se nos ha exigido que las hagamos desinteresadamente, por amor”.

“Los varones que ya tenían dado el derecho al trabajo remunerado no ven necesario asumir las tareas de cuidados, pues cuentan con nosotras para asumir ese pilar que sostiene nuestra sociedad”. “Todas estas personas que cuidamos, o que nos cuidan, sostienen la vida. Por lo tanto el derecho a una vida digna con todas sus necesidades cubiertas, debería ser un hecho”.

Frente a estas desigualdades critican que el patriarcado es un sistema ‘vertical’ que “se sostiene sobre los privilegios de los varones, las violencias, el machismo y la desigualdad”: “Los hombres están arriba en este sistema y para mantenerse se han rodeado de unos privilegios de los que no ven motivo alguno para prescindir”.

¿Ha avanzado la sociedad?

La red feminista extremeña comenta que en España la ley ha igualado mucho en derechos a las mujeres y a los hombres, "pero la sociedad no ha avanzado tanto como lo han hecho las leyes". "Es tarea de todas y todos trabajar por ello, implicando a la sociedad, al sistema judicial, a las instituciones. Es desde el movimiento feminista desde donde estamos reclamando esa tarea se lleve a cabo”.

“Sabemos que esto requiere un esfuerzo político, compromiso, seguimiento y recursos. Sabemos también que esta tarea en el contexto de la crisis austericida, lejos de tener avances va por el camino del retroceso".

"La desigualdad a la que nos abocan es violencia y es consecuencia de muchos factores históricos determinados en función del género pero, como dice Ángela Davis es interseccional, pues también afecta según tu lugar procedencia, la clase social a la que pertenezcas, entre otros muchos factores". 

Un gran pacto social

Para que las violencias machistas desaparezcan "necesitamos un gran pacto social que revierta todas estas actuaciones y que nos convierta en sujetos de pleno derecho".

"Somos las feministas quienes reclamamos a la sociedad y al Estado el impulso de este pacto a través de las instituciones. Queremos dar protagonismo a las personas especialistas, a las mujeres feministas y a las supervivientes de violencias machistas que trabajan para mejorar las condiciones de todas las que, como ellas, han sufrido y la sufren a diario".

Advierten además que es necesario que los hombres tomen conciencia de su responsabilidad y construyan nuevos modelos de masculinidad no violenta para construir juntos la sociedad del buen trato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha