eldiario.es

Menú

GALICIA

La huelga de Bershka en Galicia gana impacto tras su primera semana e Inditex opta por el silencio

Las trabajadoras piden la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais tras romperse la mesa de negociación con la multinacional, que evita pronunciarse seobre el conflicto laboral abierto en la provincia de Pontevedra

El personal vuelve a manifestarse ante la sede central de la compañía y reitera que seguirá denunciando la "precariedad" que padece

A preguntas de este diario Inditex no ha querido hacer declaraciones sobre la huelga, la negociación o la posibilidad de una nueva reunión

- PUBLICIDAD -
Las trabajadoras, ante una de las tiendas de Bershka cerradas por la huelga

Las trabajadoras, ante una de las tiendas de Bershka cerradas por la huelga CIG

La huelga en las tiendas de Bershka de la provincia de Pontevedra cumple una semana con un seguimiento total y con la ratificación en asamblea de su continuidad. El pasado miércoles las más de 60 empleadas decidieron por unanimidad seguir con el paro después de que la larga reunión mantenida con personal directivo de Inditex este martes terminase sin acuerdo.

La multinacional gallega accedió a abonarle al personal el plus de 80 euros mensuales del que disfrutan sus compañeras de la misma cadena en la provincia de A Coruña, pero no el de 50 euros del que también disponen. Las trabajadoras aceptaron, durante la negociación, rebajar a 25 euros la cantidad para desbloquear el conflicto y poner fin a la huelga, pero la dirección se limitó a ofrecer un aumento de 10 euros el año que viene, otros 10 euros en 2019 y otros 10 euros en 2020, hasta un total de 30 euros más al mes para las jornadas completas.

También consiguieron que la empresa aceptara mejorar -e igualar con las trabajadoras de A Coruña- el tiempo de descanso, el permiso por lactancia, el derecho a la elección de vacaciones o los permisos, pero la dirección de Recursos Humanos de Inditex no aceptó equiparar salarialmente al personal de las diferentes provincias. Las conversaciones se han roto y no hay ni fecha para reiniciar los contactos, por lo que las empleadas ya han solicitado la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais. A preguntas de este diario Inditex no ha querido hacer declaraciones sobre la huelga, la negociación o la posibilidad de una nueva reunión.

Nueva manifestación ante la sede de la empresa

Asamblea de las trabajadoras de Bershka en una sede del sindicato CIG

Asamblea de las trabajadoras de Bershka en una sede del sindicato CIG CIG

La asamblea del personal de Bershka ha acordado, además de continuar con la huelga, volver a manifestarse este viernes ante la sede de Inditex en Arteixo (A Coruña), tras la que recibieron una llamada de la dirección para llevar a cabo la reunión celebrada en Santiago. Con la de este jueves, la huelga cumple ya una semana y mantiene cerradas las cinco tiendas de la cadena en Pontevedra (tres en Vigo, una en Vilagarcía y otra en la capital provincial) desde el pasado jueves.

En la concentración celebrada este jueves ante una de las tiendas en Vigo, las trabajadoras han recibido el apoyo del BNG con la presencia de su responsable local, Serafín Otero, que anunció que el Bloque trasladará la situación de "discriminación y explotación laboral" a la Comisión Europea a través de una iniciativa de la portavoz nacionalista en Bruselas, Ana Miranda.

En la base del conflicto en Bershka están los bajos salarios que cobran las empleadas (unos 130 euros mensuales menos de lo que reciben, por ejemplo, las de las tiendas de la provincia de A Coruña por el mismo trabajo) y la generalizada precariedad, con un 90% de contratadas a tiempo parcial, horarios que les impiden conciliar con la vida familiar y vacaciones inferiores a los 13 días en verano.

El personal recuerda que lucha contra "la temporalidad, la flexibilidad, la carga de trabajo, los bajos salarios, en resumen, la precariedad", que son el pan de cada día en nuestros centros de trabajo". Y exigen que "las empleadas y empleados del comercio, un sector ampliamente feminizado", dejen "de ser trabajadoras y trabajadores de segunda y tengan unas condiciones laborales dignas".

Ortega percibe otros 628 millones en dividendos

La huelga en Bershka llega a su primera semana justo el día en el que el fundador y primero accionista de Inditex, Amancio Ortega, cobra 628 millones de euros por la última retribución del año que pagará la empresa textil a sus accionistas. Sumará así, en este año, un total de 1.256 millones en concepto de dividendos de la compañía gallega.

También en este jueves, la revista Forbes ha publicado el listado anual de las personas más ricas de España. Ortega se mantiene a la cabeza con un capital de 70.000 millones, seguido de su hija, Sandra Ortega, con 6.500 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha