eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis Game of Thrones: The Lost Lords, emoción e intrigas en estado puro

Telltale vuelve a la carga con el segundo episodio de su nuevo juego estrella, Game of Thrones: A Telltale Games Series. El universo de Canción de Hielo y Fuego es uno de los universos de fantasía épica más crudos y sorprendentes que existen hoy día, y con el primer episodio Telltale logró plasmar sus intrigas y traiciones a la perfección. ¿Repite éxito con esta continuación, o pierde fuerza durante el camino?

- PUBLICIDAD -
Game of Thrones: A Telltale Games Series The Lost Lords

En diciembre, Telltale dio una noticia que enloqueció a la comunidad de fans de la saga literaria Canción de Hielo y Fuego, los seguidores de la serie Juego de Tronos de HBO y, por supuesto, a los incondicionales del estudio desarrollador: una de sus icónicas aventuras ambientada en el universo de Poniente.

Telltale, padre de grandes éxitos como The Walking Dead o The Wolf Among Us, ya sabía lo que se hacía, y convirtió el primer episodio de su Game of Thrones: A Telltale Games Series en una experiencia narrativa espectacular, con unos personajes y unos giros que nos dejaron sin habla. Si no has leído nuestro análisis del primer capítulo, Iron from Ice, no dudes en hacerlo ahora, porque merece la pena.

Esta misma semana, el segundo episodio del juego, The Lost Lords, ha salido a la venta. Después de la buena impresión con el primero, empezamos a jugarlo con mucha expectación. ¿Pero ha cumplido? ¿Supera el primer episodio o supone un bajón? Descúbrelo en nuestro análisis.

Los Señores Perdidos

¡Atención! Antes de empezar a leer: si no has terminado el primer episodio de Game of Thrones, recomendamos que te saltes algunos párrafos, ya que incluyen spoilers de su argumento y desenlace. Lee bajo tu responsabilidad.

Para los que no recuerden bien lo que pasó en "Iron from Ice", ahí va un pequeño resumen. Los Forrester son una Casa noble de Poniente, banderizos de los Stark (los conocidísimos Stark de Invernalia, de la saga de novelas y la serie de televisión). Tras la infame Boda Roja, lord Forrester y su hijo mayor, Rodrick, heredero de la familia, mueren a manos de los Frey. Esto pone a la familia en una difícil situación, ya que no tienen casi soldados ni aliados que los ayuden a recuperarse.

En "Iron from Ice" nos metíamos en la piel de tres personajes: Gared, el escudero de los Forrester, que al final del episodio era enviado al Muro; Mira, la hija mayor de los Forrester, que vive en Desembarco del Rey como dama de compañía de Margaery Tyrell e intentará ganar alianzas para su familia; y por último Ethan, el nuevo jefe de la Casa Forrester, apenas un niño. Tras multitud de sorpresas y giros (¡Atención, gran spoiler, no seguir leyendo si no has acabado el episodio!), Ethan es asesinado por Ramsay, el hijo bastardo de Bolton, nuevo Guardián del Norte tras la caída de los Stark.

Como su título bien indica, "The Lost Lords" trae de vuelta a los señores perdidos de la Casa Forrester. En primer lugar a Asher, el segundo hijo, que fue expulsado por su familia hace años por algo que no se nos revela en el primer episodio, pero que a lo largo del segundo acabaremos oyendo de sus propios labios. Asher se encuentra en Yunkai, una de las ciudades al otro lado del Mar Angosto, donde se gana la vida como cazarrecompensas junto a su compañera, Beskha. Asher no tiene nada que ver con el resto de sus familiares: es despreocupado, malhablado y divertido, y enseguida nos damos cuenta de por qué fue "desterrado" de Ironrath, la fortaleza de los Forrester. Asher está decidido a seguir con su vida como matón a sueldo, pero todo se tuerce cuando aparece su tío (al que podíamos enviar en busca de Asher durante el primer episodio) para contarle la mala situación de su familia.

Game of Thrones: The Lost Lords

Por otro lado tenemos a Mira, a la que ya conocimos en el primer episodio, y que sigue siendo dama de Margaery. A medida que avanza la historia, Mira se encontrará más entre la espada y la pared, teniendo que decidir en varias ocasiones si es fiel a su señora o antepone a su familia. Para lograrlo en muchas ocasiones tendrá que decidir si comete actos "ilegales", que podrían costarle la cabeza de descubrirse. Lo que Mira no sospecha es que, mientras busca alianzas, ha comenzado a molestar a las personas equivocadas.

El tercer personaje vuelve a ser Gared, el escudero enviado al Muro para convertirse en recluta de la Guardia de la Noche. Gared está decidido a convertirse en explorador para cumplir el último deseo de lord Forrester, pero enseguida se topará con diversos problemas. Algunos reclutas no le harán la vida fácil, mientras que el lord Comandante de la Guardia lo considerará problemático. El único que lo "apoyará" será Jon Nieve (Kit Harington en la serie de televisión, que también da su apariencia y voz para el juego), que comenzará a enseñarle como sobrevivir en el Muro.

"The Lost Lords" tiene un cuarto protagonista, que supone una auténtica revelación. De nuevo, si quieres evitar grandes spoilers, salta de párrafo. Este cuarto personaje no es otro que Rodrick, el primogénito y heredero de los Forrester, que aparentemente murió durante la Boda Roja, pero que despierta en un carro lleno de cadáveres. Rodrick está malherido, y llega a Ironrath por pura casualidad. Una vez allí, tras ser atendido, le informan de que difícilmente volverá a andar con normalidad. Además, también le quedan unas importantes cicatrices en la cara como recuerdo. Rodrick tendrá que asumir su papel como nuevo señor de Ironrath, vengar la muerte de su padre y Ethan y conseguir aliados para que su Casa sobreviva.

Game of Thrones: The Lost Lords

Más decisiones y más acción.

El sistema de juego de "The Lost Lords" no innova respecto a "Iron from Ice", pero sí que incluye más variedad. Mientras que en el primer episodio la mayoría del tiempo teníamos que hablar y escoger respuestas en las conversaciones, en este capítulo hay más acción y muchas más decisiones que tomar.

Concretamente, las escenas de acción triplican las de la primera parte. Como en todos los títulos de Telltale, las batallas consisten en una sucesión de Quick Time Events que debemos acertar si no queremos morir antes de tiempo. Además, estos son más complicados que los de la primera parte, poniéndonos en más de un aprieto.

"The Lost Lords" también permite tomar muchas más decisiones que parece que tendrán consecuencias verdaderas en los próximos episodios. Además, las acciones de alguno de los personajes afectan a los otros realmente, aunque no lo parezca a simple vista. En este sentido, una decisión tomada por Mira puede echar por tierra todos los planes de su familia en Ironrath, mientras que otra puede ponerla en peligro.

Las escenas en las que podemos movernos por el escenario, interaccionando con el entorno y descubriendo sus secretos, siguen siendo escasas, aunque hay bastantes más que en la primera parte, así que se agradece. En general, "The Lost Lords" tiene más aspecto de videojuego, en lugar de serie interactiva, aunque no por ello pierde la gran narrativa y la emotividad.

Game of Thrones: The Lost Lords

Una mayor variedad de escenarios y una mejora en el apartado gráfico.

Artísticamente, el segundo episodio de Game of Thrones supera a su predecesor. En "Iron from Ice" apenas visitábamos tres o cuatro escenarios distintos, y todos eran interiores, ya que fueran salones de madera o pequeñas habitaciones. "The Lost Lords" es más espectacular, ya que muestra emplazamientos tan dispares y atractivos como las sucias calles de Yunkai o los coloridos jardines de Desembarco del Rey, junto al mar. Eso sin olvidar su impresionante recreación del Muro y de la fortaleza de la Guardia de la Noche.

Este atractivo artístico se ve acentuado por una mejora apreciable en los gráficos. Los personajes y los objetos parecen ligeramente más definidos, mientras que los escenarios que los rodean han mejorado drásticamente su calidad. Da la sensación de que a Telltale le costó encontrar "la fórmula" que esta historia necesitaba en el primer episodio, pero en este lo han solucionado gratamente.

Los bugs y glitch de la primera entrega no continúan en "The Lost Lords", y si lo hacen son tan mínimos que no se aprecian a simple vista. Si nos detuviéramos a analizar cada escena en busca de fallos probablemente los encontraríamos, pero no son molestos ni afectan a la inmersión.

El apartado sonoro del juego sigue siendo una delicia. El doblaje de actores de la serie, como Peter Dinklage, Natalie Dormer o el ya mencionado Kit Harington son inmejorables, así como el de los personajes "exclusivos" del juego.

La banda sonora sigue emocionando o poniéndonos a tono para la acción cuando tiene que hacerlo. Hay momentos en que la música nos pone los pelos de punta, haciéndonos creer que nuestra vida corre realmente peligro, mientras que en otro nos reta a seguir jugando sin soltar una lagrimilla.

Game of Thrones: The Lost Lords

Conclusiones.

"Iron from Ice" era un buen episodio, con una narrativa muy decente y unos personajes que conseguían que nos preocupáramos de ellos con una facilidad pasmosa. Además, el desenlace nos dejó a todos con la boca abierto y con un intenso hype por el segundo episodio. "The Lost Lords" no tiene un desenlace así (aunque eso no le resta fuerza), pero lo compensa con giros durante todo el episodio que sólo podemos aplaudir. Los nuevos personajes nos conquistan desde el primer instante, demostrando que la narrativa siempre ha sido y sigue siendo el punto fuerte de los juegos de Telltale.

Gráficamente este episodio también presenta una mejora, con una mayor variedad de escenarios y un estilo artístico más cuidado. En cuanto al sistema de juego, se agradece que hayan incluido más escenas de acción y más tomas de decisiones importantes, ya que son lo que dan vidilla a esta clase de títulos.

En definitiva, "The Lost Lords" es una gran continuación. Si Telltale sigue en esta línea con los próximos episodios, podríamos encontrarnos con uno de sus mejores juegos, superando incluso a The Walking Dead o The Wolf Among Us.

Game of Thrones: The Lost Lords puntuación

Lo mejor:

  • La historia y los personajes siguen atrapándonos con cada minuto que pasa. La trama podría estar en la serie de HBO sin ningún problema, e incluso superar a alguna de los libros.
  • El apartado gráfico ha experimentado una mejora que se aprecia.
  • Hay una mayor variedad de escenarios, que aportan mucha riqueza al apartado artístico.
  • La jugabilidad ha mejorado, incluyendo más escenas de acción y más tomas de decisiones. Es decir, más de lo que nos gusta en un juego de Telltale.

Lo peor:

  • La duración del episodio no es suficiente. En un par de horas podemos terminarlo, lo cual es una desgracia si tenemos en cuenta que hay que esperar más de mes y medio para jugar al próximo.
  • No le habría venido mal algún tipo de innovación, como un nuevo tipo de Quick Time Event. Algo que se desmarcara de los anteriores juegos de Telltale.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha