eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

The amazing odyssey of growing up, la aventura de seguir adelante

Ludipe, AC Ojeda, Rubén Calles y Alex Zarzalejo firman un videojuego alternativo desarrollado en directo durante un fin de semana de encierro en las oficinas de AlPixel Games.

Tratando de reflejar “una historia simple: el hecho de crecer”, sus responsables han utilizado elementos cotidianos como cartulinas, clips y pinzas de tender la ropa junto a técnicas de stop motion para crear un apartado visual muy llamativo.

- PUBLICIDAD -
The amazing odyssey of growing up

Videojuego hardcore, videojuego retro, videojuego indie, videojuego alternativo. En una época en la que se le tiene que poner etiquetas a todo, no somos pocos los que nos sentimos un tanto perdidos, más aún teniendo en cuenta la cantidad de nuevas formas que están surgiendo durante los últimos años frente a los típicos juegos comerciales. Términos como ‘desarrollador indie’ o ‘game jam’ van colándose en nuestro vocabulario, sin embargo, ¿sabemos de qué hablamos cuando los usamos?

Muchos no tienen ni idea de qué es lo que hace un desarrollador indie. Los ven como si fueran seres de otro planeta que, de vez en cuando, salen del garaje de sus padres en el cual crean videojuegos extraños para dejarse ver en ferias y eventos. Otros no saben diferenciar un videojuego indie de una propuesta de ‘bajo presupuesto’ por parte de una gran editora, y muchos otros ni se plantean siquiera la diferencia que puede haber entre cualquier juego del montón y un juego alternativo. Parte de la culpa de que todo esto sea así es por supuesto nuestra, de los medios, pero no vamos a entrar ahora en este tema.

El caso es que todo esto es un caos incluso para los que seguimos la actualidad del videojuego de cerca. Por eso nos gustó tanto la iniciativa de los diseñadores Ludipe AC Ojeda con el artista Rubén Calles y el músico Alex Zarzalejo, quienes con la colaboración de  Made in Spain pasaron todo el fin de semana del 7 y 8 de noviembre encerrados en las oficinas de  AlPixel Games con el objetivo de dar forma a un videojuego alternativo.

Podríais decir que qué diferencia hay con cualquier otra jam. Bien, la particularidad de esta #AltJam radica en que durante todo el tiempo que estuvieron trabajando en el juego, desde la toma de decisiones respecto al diseño hasta que estuvo perfectamente terminado y publicado, había una cámara presente retransmitiendo imagen y sonido en directo vía Internet. Es decir, cualquiera podía meterse en Twitch para ver como daban vida a lo que acabó siendo The amazing odyssey of growing up.

¿Y cómo surgió esta idea a priori tan disparatada? Ludipe asegura que “ se juntó que nos apetecía hacer una jam juntos con aprovechar la oportunidad de hablar de juegos alternativos y desarrollo abierto. Siempre estamos dispuestos a hacer cualquiera de estas cosas”. Vamos, que estos chicos se apuntan a un bombardeo; “ hacer una jam puede ser duro y dejarte agotado, pero nos lo pasamos genial. En un principio intentas comportarte con total dignidad, hasta que el agotamiento extremo, la cafeína y las cervezas hacen de las suyas”.

The amazing odyssey of growing up

Como decimos The amazing odyssey of growing up ya está publicado, esperando a que cualquiera lo descargue de forma gratuita pudiendo aportar, si así lo desea, el correspondiente donativo a sus responsables. Pero, ¿qué podemos esperar de este juego alternativo? El diseñador AC Ojeda lo define como “ el reflejo de una historia simple: el hecho de crecer. En la primera parte del juego el objetivo es “ aprender por ti mismo, enfrentarte a los miedos sólo para avanzar” mientras que “ en la segunda parte encarnas el papel de la experiencia” controlando a una mano que parece caer del cielo.

Ojo, porque no es la mano de Dios, “ es la mano de un padre que ayuda a su hijo. Ayudas a avanzar, por eso al final se funde todo en uno y aparece más grande. Al unir la experiencia personal y el proceso de ayuda a otros, se evoluciona. Con estas palabras ha explicado el trasfondo del juego AC Ojeda, quien además ha calificado la experiencia de desarrollar un juego en directo como “ una locura, una suerte de Gran Hermano sin edredoning y con mucha moral para intentar llegar al final”. Todo un reto con un claro objetivo en mente “ dar rienda suelta a la verdadera creación frente al mero producto material”.

Dejando a un lado temas como la idea que hay detrás del juego, lo primero que entra por los ojos es un apartado visual realizado a base de cortes de cutter sobre cartones y cartulinas, utilizando otros tantos elementos de uso cotidiano como pinzas de tender la ropa y clips de oficina para crear los diferentes elementos que conforman el mundo de The amazing odyssey of growing up. El principal responsable de todo esto, quien además tuvo que aplicar a fondo sus conocimientos sobre stop motion, es Rubén Calles, artista en AlPixel Games.

The amazing odyssey of growing up

Rubén asegura que la idea de utilizar estos elementos tan peculiares y una técnica tan aparentemente anacrónica como el stop motion dentro de un videojuego llevaba desde hacía ya mucho rondándole la cabeza: “ al parecer Ludipe también llevaba mucho tiempo queriendo trabajar en algo pequeñito con este estilo, y en una de esas locas conversaciones en la ofi ambos coincidimos en que era oportuno llevarlo a cabo en una jam autoimpuesta, más aún si lo que buscábamos era algo como un juego alternativo”.

En cuanto a las dificultades de llevar a cabo esta tarea tan laboriosa con una cámara grabando todo lo que hacían, Rubén asegura que “ el mayor reto fue buscar qué acabado darle a esta técnica, si una bidimensionalidad o una tridimiensionalidad, si los elementos estarían en una sola línea o bien en diferentes planos de profundidad”. La gran mayoría de estos quebraderos de cabeza quedaron atrás en cuanto se asentaron las bases del diseño del juego pero, ¿qué hay de esa cámara retransmitiendo todos sus movimientos? “ La cámara no supuso un problema más allá de los primeros minutos, al final no tenías más que verme en el streaming recortando, pegando y montando marionetas tirado en el suelo. Creo que me metí demasiado en el mundo del juego”.

En conclusión, parece que el resultado de este experimento ha sido más que positivo. De esas 48 horas de encierro han surgido no pocas ideas interesantes, un videojuego totalmente diferente a casi cualquier otro que nos podamos encontrar y el sentimiento por parte de sus responsables de que el esfuerzo ha merecido la pena. Además aquellos que se animaron a seguirlo vía streaming pudieron aprender de primera mano cómo se desarrolla un videojuego alternativo; mientras que quienes ese fin de semana estaban a otra cosa siempre pueden sentarse ahora frente al PC,  descargar The amazing odyssey of growing up y disfrutar de esta pequeña obra de arte.

The amazing odyssey of growing up
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha