eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento plantea a Cifuentes que la reforma de la línea 1 se haga por tramos

El Ayuntamiento propone que la reforma se haga por tramos y durante tres años, en lugar de cerrar prácticamente toda la línea durante cuatro meses

La delegada de movilidad asegura que no se informó al Consistorio de la reforma y pide "coordinación" entre las dos administraciones

- PUBLICIDAD -
Cifuentes, durante su visita a la línea 1 / Comunidad de Madrid

Cifuentes, durante su visita a la línea 1 / Comunidad de Madrid

El Ayuntamiento va a presentar a la Comunidad de Madrid una alternativa a la reforma de la línea 1 de Metro para que se desarrolle a lo largo de varios años y no sólo en uno, lo que implica cerrarla casi por completo durante cuatro meses. El Consistorio también planteará un sistema alternativo al anunciado por Cristina Cifuentes para aquellos ciudadanos que se vean afectados por el cierre.

El Consistorio ha hecho visible hoy su descontento con la reforma por boca de la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y del director del gerente de la EMT, Álvaro Fernández de Heredia. Ambos han criticado el plan de Cifuentes, que prevé cortar la línea 1 de Metro -la segunda en número de viajeros-, entre las estaciones de Plaza Castilla y Sierra Guadalupe (25 de las 33 paradas) de finales mayo a septiembre.

Sabanés ha aclarado que el Ayuntamiento comparte con la Comunidad la necesidad de reformar la línea de Metro, pero disiente en las formas. Su plan, que presentarán en el Consorcio de Transportes, plantea que la reforma se lleve a cabo dividiendo la línea en tres tramos, cuyas obras se acometerían en 2016, 2017 y 2018. "No hay nada que indique que sea una obra que no se pueda hacer por tramos", ha asegurado.

El Ayuntamiento quiere que primero se reforme el tramo entre las estaciones de Atocha y Tribunal, en 2017 el tramo entre Tribunal y Plaza Castilla, y que en 2018 se hagan las obras entre Atocha y Sierra Guadalupe. Estas obra sería integral, y no como plantea la Comunidad, cuyo plan requiere volver a cerrar la línea casi por completo el próximo año.

Sabanés también ha dejado claro que no comparten la solución que Cifuentes prevé para aquellos madrileños afectados por el cierre de la línea. La Comunidad quiere que ese recorrido se supla con autobuses, para lo que ha puesto en marcha un concurso público por el procedimiento de urgencia. Para Álvaro Fernández de Heredia da la impresión de que "la Comunidad de Madrid está improvisando".

El gerente de la EMT ha señalado que con una línea de autobuses no se puede suplir una de Metro. Solo puede llevar un máximo de 1.500 pasajeros por hora, cuando la línea 1, en hora punta, mueve un total de 13.000 pasajeros cada hora. Álvaro Fernández ha criticado que la Comunidad no haya planteado una solución más completa y se haya limitado a sustituir el metro por autobuses.

Así, la EMT plantea que, si finalmente la reforma se lleva a cabo de manera integral, se pongan en marcha servicios especiales de autobuses que conectan con el Cercanías, y se refuercen las líneas en los distritos afectados, especialmente en Vallecas. Esta zona es la más afectada, porque en su área se van a cerrar 12 estaciones y carece de conexión con otras líneas que sirvan de alternativa a los viajeros.

En cualquier caso, Fernández ha dejado claro que el Ayuntamiento apuesta por la reforma por tramos. Según los estudios que tiene la EMT, ha dicho, cerrar 25 estaciones de la línea 1 incrementará en 25.000-30.000 coches, dificultará las vías de acceso a la ciudad y aumentará el tráfico en las arterias principales.

Sabanés ha afirmado que el Ayuntamiento no había sido informado previamente del plan de reforma, anunciado por Cifuentes en la madrugada del pasado día 12. Únicamente hubo "alguna medio información" en reuniones técnicas sobre una idea "nada concreta" de la obra. Así, ha pedido que ambas administraciones se coordinen "en beneficio del transporte público colectivo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha