eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Madrid intenta que Hacienda le permita incrementar el gasto social

Ahora Madrid busca el apoyo del PSOE para su Plan Económico Financiero y que el Ministerio no les obligue a hacer recortes por el incumplimiento de la regla de gasto

Los socialistas critican que el Ayuntamiento haya dado por hecha su adhesión al Plan sin haberlo debatido previamente

El Ayuntamiento quiere que Hacienda les permita sortear la regla de gasto atendiendo a la buena salud de las cuentas municipales

- PUBLICIDAD -
Carmena estudia ofrecer espacios a colectivos que estén dentro de la legalidad

La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. EFE

El Ayuntamiento de Madrid intenta que el Ministerio de Hacienda les permita llevar a cabo el incremento del gasto social y las inversiones que tenían previstas. Ahora Madrid ha presentado un nuevo  Plan Económico Financiero (PEF) que hace una reinterpretación de la regla de gasto, pero no ha conseguido por ahora el apoyo de su socio en el Consistorio, el PSOE. El equipo de Gobierno advierte de que no aprobar el plan implicaría tener que hacer recortes por valor de 430 millones de euros en los presupuestos del próximo año.

El primer paso para convencer a Hacienda se dio el pasado 14 de julio, cuando la Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó un nuevo Plan Económico Financiero (PEF) para los años 2016-2017. El Consistorio asegura que con él se garantiza el aumento del gasto social, la inversión en infraestructuras y en servicios públicos, pero garantizando también la capacidad de seguir amortizando la enorme deuda que soportan las cuentas municipales.

"El Plan permite que el Ayuntamiento pueda incrementar el gasto y la inversión en 1.183 millones de euros entre 2016 y 2017, y al mismo tiempo lograr importantes superávits (511 millones de 2016 y 347 millones en 2017)", explica el Consistorio en el comunicado que difundía los detalles de la medida.

El Ayuntamiento deja constancia en ese comunicado de que elabora el PEF a iniciativa propia, sin que se lo haya requerido el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Sin embargo, se ha visto obligado a ello en previsión de que las cuentas de 2016 incumplirán la regla de gasto en 430 millones de euros.

La regla de gasto es un instrumento fiscal que busca equilibrar el incremento del gasto de las administraciones con su capacidad para financiarlo. En la práctica, impide que las administraciones locales aumenten su gasto de un año para otro por encima de una tasa, que para este ejercicio está fijada en el 1,8%.

Hacienda no ha advertido aún al Ayuntamiento de que incumple esa regla, pero fuentes del Consistorio aseguran que ya con conscientes de que se superará ese límite, como ocurrió con las cuentas de 2015, los últimos presupuestos de Ana Botella.

Así, la solución del Ayuntamiento pasa por elaborar este PEF con una "reinterpretación" de la regla de gasto para convencer a Hacienda de que, con el remanente de tesorería, se puede afrontar el incremento del gasto y seguir pagando la deuda. Es decir, que el Ministerio haga una excepción al incumplimiento de la regla de gasto atendiendo a la buena salud de las cuentas municipales.

Sin el apoyo del PSOE

El Ayuntamiento no ha conseguido sacar adelante el plan en la Comisión de Economía porque no recibió el voto a favor del PSOE. Ahora Madrid cargó contra los socialistas, a los que acusó de irresponsabilidad. El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, dijo que  "votar en contra o abstención es votar a favor de los recortes".

La concejal socialista Carlota Merchán alude a una discrepancia más de forma que de fondo para no apoyar el PEF. En conversación con eldiario.es, critica que el Ayuntamiento haya presentado el PEF sin haberse sentado antes con el PSOE, sin que se haya producido un debate "sosegado y profundo" sobre la cuestión, y reclamando una adhesión inmediata.

Merchán argumenta que la decisión del Consistorio de hacer una interpretación alternativa a la regla de gasto puede tener consecuencias para otras administraciones. "Tiene una transcendencia muy grande", dice la concejal del PSOE, que pide a Ahora Madrid sentarse a hablar "con todos los documentos encima de la mesa".

Por ahora ambas partes no se han emplazado a una reunión. Fuentes del gobierno municipal muestran su "absoluta" disposición a negociar, y a que el PEF se apruebe de forma consensuada. Esas mismas fuentes indican que el plan es coherente con lo que consta en los presupuestos de este año, que se aprobaron con el voto a favor del PSOE.

En principio el tiempo apremiaba porque la idea del Ayuntamiento era llevar el PEF al Pleno el próximo día 27. Sin embargo, el gobierno municipal ha decidido posponer su aprobación. Fuentes del Ayuntamiento aclaran que hay tiempo para aprobar el plan porque Hacienda aún no lo ha requerido, pero que es imprescindible que salga adelante para evitar aplicar recortes el próximo año.

Este es el principal argumento de Ahora Madrid para presionar a los socialistas. Si no se aprueba el PEF, el Ayuntamiento podría verse obligado a recortar el exceso de gasto, 430 millones de euros, en los presupuestos del próximo año.

Para que eso no ocurra hay que aprobar el PEF y que el Ministerio de Hacienda le dé el visto bueno. El Ayuntamiento asegura haber incorporado en él las recomendaciones que les hicieron desde el Ministerio tras varias reuniones. Según El País, Hacienda  habría rechazado ya ese documento por el aumento del gasto corriente.

Desde el Ayuntamiento aseguran que no tienen conocimiento de ese rechazo de Hacienda, que no han recibido ningún documento y que, de hecho, el PEF no ha podido ser aún valorado porque no se ha aprobado. Fuentes del Consistorio confían en que el Ministerio acabe dando su visto bueno al Plan Económico Financiero, cuya interpretación alternativa de la regla de gasto podría servir de precedente para otros ayuntamientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha