eldiario.es

Menú

Cambios en el organigrama del grupo parlamentario regional reavivan la bronca en Podemos Madrid

Un grupo de diputados, con el portavoz José Manuel López a la cabeza, se ausentaron de la reunión interna, según fuentes del grupo parlamentario y del partido

López, cuya continuidad en principio no está en duda, defiende la vigencia del proyecto: "Yo soy el responsable porque con él nos presentamos a las elecciones"

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El portavoz de Podemos en Madrid, sobre su posible cese: "Ahora toca trabajar"

El portavoz de Podemos en Madrid, José Manuel López, en una imagen de archivo. EFE

La prevista renovación de la dirección del Grupo Parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid ha reavivado la guerra interna en la organización a nivel regional. Las elecciones generales del 26 de junio han puesto fin a la frágil tregua que se alcanzó  tras la cadena de dimisiones orgánicas que en marzo acabaron con la destitución del secretario de Organización estatal, Sergio Pascual.

El miércoles, según  publican varios medios y ha podido confirmar eldiario.es, se produjo un plante de un grupo de diputados regionales entre los que estaba el portavoz, José Manuel López, y varios dirigentes del grupo, entre otros. La intención: evitar que se tomara una decisión sobre el relevo en determinados cargos entre los que no está el del propio López.

La reunión tenía como objetivo realizar una propuesta de nuevo organigrama del propio Grupo Parlamentario para que el Consejo Ciudadano Regional, el máximo órgano de dirección de Podemos en Madrid, la tomara en consideración a la hora de diseñar la nueva dirección. El relevo al frente del grupo estaba previsto desde el principio de la legislatura ya que la intención es que algunos cargos fueran rotatorios.

Entre los cambios previstos no estaba el del portavoz, José Manuel López, según diversas fuentes parlamentarias y del partido. Pero sí el de algunos de sus colaboradores. También estaban sobre la mesa los puestos de asesores y técnicos, remunerados por la Asamblea.

En declaraciones a los medios al inicio del Pleno de este jueves, López ha asegurado no tener "miedo" a ser apartado de sus funciones y ha calificado de "chiquillada" la intención de dividirles entre "pablistas y errejonistas". López ha pedido "altura de miras, responsabilidad, cabeza fría" para dejar de lado "ambiciones desmedidas".

El portavoz ha reconocido que Podemos se encuentra en un "proceso de reflexión" tras las elecciones del 26J, que en Madrid supusieron un importante revés para el partido al perder votos y escaños y ver cómo el PP aumentaba su ventaja. López ha pedido calma hasta que se celebren las reuniones de los órganos previstas para este fin de semana.

Este sábado el Consejo Ciudadano Estatal se reúne en Madrid para analizar el proceso electoral y comenzar a asentar las bases del nuevo Podemos que, tras el final del largo ciclo electoral, tiene que prepararse para una larga temporada en las instituciones como oposición.

López también ha defendido el proyecto que tiene como líder parlamentario para Madrid y considera que él debe comandarlo: "Soy el responsable de él porque con él nos presentamos a las elecciones".

Según las fuentes parlamentarias y del partido consultadas por eldiario.es, junto a López se levantaron de la reunión algunos de los diputados que en marzo provocaron una grave crisis regional con consecuencias a nivel estatal ya que se cerró con la destitución del secretario de Organización, Sergio Pascual.

El líder del partido, Pablo Iglesias, consideró entonces que Pascual no había hecho lo necesario para poner fin a una guerra regional que debilitó sus posiciones durante las negociaciones de investidura con el PSOE.

Entre los dimitidos entonces y que han participado en la espantada de este miércoles hay diputados cercanos al secretario político de Podemos, Íñigo Errejón. Algunos son colaboradores suyos y tras las elecciones del 26J  salieron en tromba a criticar algunas decisiones del secretario general, como la confluencia con IU, porque en su opinión habían contribuido a no lograr los objetivos.

El plante del miércoles impidió que la reunión del grupo parlamentario contara con el quórum necesario para adoptar una decisión, lo que obligó a posponer la decisión del Consejo Ciudadano Regional, que lidera Luis Alegre, uno de los principales colaboradores de Pablo Iglesias. Tras la cadena de dimisiones de marzo, Alegre se apoyó en el sector de Anticapitalistas para mantener la dirección del consejo.

Entonces se decidió que el Consejo Ciudadanos Autonómico fuera el que definiera  "la línea política" de la Asamblea regional y "por lo tanto la toma de decisiones políticas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha