eldiario.es

Menú

Científicos del DIPC demuestran que cristales curvados de platino se pueden usar en estudios de fotoemisión de rayos X

Un grupo de científicos del Donostia International Physics Center (DIPC), el Centro Mixto (CSIC-UPV/EHU) de Física de Materiales y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), ha demostrado que los cristales curvados de platino se pueden usar en estudios de fotoemisión de rayos X de alta resolución.

- PUBLICIDAD -

En un comunicado, fuentes del DIPC han indicado que el trabajo, publicado en Nature Communications, supone "un nuevo empuje a la investigación fundamental en el campo de las reacciones químicas y catalíticas del platino, un elemento básico en los catalizadores usados en la industria del automóvil".

Las mismas fuentes han destacado que la importancia del platino (Pt) radica en que es "un elemento básico en los conversores catalíticos o catalizadores usados en la industria del automóvil". Los catalizadores modernos incluyen superficies de óxidos como soporte de nanopartículas de Pt. Estas nanopartículas de Pt son las responsables de acelerar y optimizar el proceso de conversión del monóxido de carbono (CO), altamente tóxico, en dióxido de carbono (CO2), un gas inocuo y naturalmente presente en la atmósfera.

Los científicos hasta ahora se han centrado en usar monocristales planos, es decir, muestras de cristales con una sola cara o plano ordenado, para tratar de entender cuál es el proceso de oxidación del CO en las superficies metálicas. El objetivo es identificar las posiciones atómicas activas y regular la cinética de la reacción, siendo la técnica analítica más poderosa para realizar ese tipo de estudios la fotoemisión mediante rayos X.

En su trabajo, los investigadores del DIPC y del Centro Mixto de Física de Materiales (CFM) han demostrado que los cristales curvados de platino también pueden ser utilizados en estudios de fotoemisión de rayos X de alta resolución en sincrotrones.

La parte experimental de esta investigación se ha realizado en el Laboratorio de Nanofísica del CFM y se ha completado en el sincrotrón de la Universidad sueca de Lund.

En los cristales curvados, al contrario de lo que ocurre en un monocristal plano, la densidad de posiciones atómicas activas, es decir, la densidad de escalones atómicos, va cambiando de forma suave y progresiva en la misma muestra, facilitando un análisis racional y preciso del papel que juegan dichos sitios activos en una reacción química dada.

Según el profesor de la UPV/EHU Enrique Ortega, "la ventaja de trabajar con un cristal curvado es que en una única muestra tienes infinitas superficies del mismo cristal". "Es como si pudieras hacer docenas de experimentos a la vez, ganando en rapidez, y sobre todo en precisión y fiabilidad", ha apuntado.

Los cristales curvados de Pt que los científicos han usado en este estudio han sido manufacturados por Bihurcrystal, una compañía donostiarra que vio la luz en el año 2013 como 'start-u'p gracias al apoyo del CFM y el DIPC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha