eldiario.es

Menú

Gobierno vasco pone en marcha la campaña "Abre tu casa, ganas seguro" para captar vivienda vacía para alquiler

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Juan María Aburto, ha puesto en marcha la campaña "Abre tu casa, ganas seguro" para captación de vivienda vacía para los programas de alquiler protegido. Para el próximo ejercicio, el objetivo es captar unas 400 viviendas.

- PUBLICIDAD -
Gobierno vasco pone en marcha la campaña "Abre tu casa, ganas seguro" para captar vivienda vacía para alquiler

En una rueda celebrada en la sede de la SPRI en Bilbao, en la que ha estado acompañado de la directora de Alokabide, Irune Berasaluze, y de la viceconsejera de Vivienda, Covadonga Solaguren, Aburto ha explicado la vivienda vacía supone en Euskadi aproximadamente un 6% sobre el parque total de viviendas.

El Gobierno estima que una parte de las 42.000 viviendas que permanecen deshabitadas en Euskadi podría movilizarse para el alquiler protegido a través de los programas públicos de captación de vivienda Bizigune y ASAP, con el objetivo de atender la demanda creciente.

Según ha asegurado, aunque el problema en Euskadi es "mucho menor" que el que se da en otras zonas del Estado, "aun así" "es necesario que el número de viviendas vacías disminuya con la incorporación de las mismas al mercado de alquiler".

"Ése es el objetivo. Por eso lanzamos esa campaña, que además de estar presente en radio, en cartelería exterior y marketing directo, como novedad va a contar también con un stand que, recreando el pequeño salón de una casa, será probablemente el soporte publicitario más visual y representativo de esta campaña", ha añadido.

Juan María Aburto ha manifestado que esta campaña se dirige a todos los propietarios de viviendas que no estén habitadas porque el Gobierno vasco "no se conforma con mantener el actual número de viviendas del parque público de alquiler ni con captar una parte de las viviendas que ya están en el marcado ordinario de alquiler".

"Les animamos a abrir su casa al alquiler porque creemos que es la mejor manera de rentabilizar ese activo y porque ganan todas las partes. Y que lo hagan, además, a través del Gobierno vasco porque, de este modo, van a contar con más tranquilidad, con la confianza y con la seguridad que ofrecen los dos programas públicos de captación de viviendas vacías, ASAP y Bizigune", ha apuntado.

El consejero ha recordado que supone tranquilidad porque, "al finalizar el contrato, la vivienda no va a tener desperfectos ni el propietario impagos". "Va a ser el Gobierno quien se va a encargar que esa vivienda, una vez finalizado ese contrato de alquiler vuelva al propietario en las mismas condiciones en que éste lo entregó", ha afirmado.

Asimismo, ha destacado que el Ejecutivo también da "tranquilidad" porque actúa como avalista, "bien a través del alquiler directo o como asegurador, en un caso Bizigune, y en el otro ASAP". Además, ofrece "seguridad" ya que el Gobierno "paga la renta, aunque la vivienda quede vacía durante el tiempo estipulado, y asegura las rentas impagadas".

En este sentido, ha apuntado que, aunque se haya producido el cese de un inquilino, si esa vivienda está en el programa de Bizigune, hasta que se produzca un nuevo contrato de alquiler, el Ejecutivo sigue pagando la renta al propietario. Además, ha dicho que, en el caso de ASAP, "van a estar asegurados los posibles impagos".

MOVILIZACIÓN DE 5.000 VIVIENDAS

Juan María Aburto ha afirmado que sus programas, desde su puesta en funcionamiento, han logrado movilizar más de 5.000 viviendas libres, que se encontraban vacías y en desuso, y en la actualidad ofrecen un hogar de alquiler a personas que, "seguramente, sin la existencia de estos programas, no podría acudir al mercado libre".

En función de los datos apuntados por el Gobierno vasco, Bizigune gestiona en la actualidad alrededor de 5.100 viviendas y ASAP ha logrado, desde su puesta en funcionamiento el 1 de octubre, 44 adhesiones.

A juicio del consejero, es "importante" mantener el actual parque de Bizigune y ASAP, pero el Gobierno vasco, con esta campaña, quiere dar "un paso más en la línea de facilitar una vivienda digna a quien no puede disponer de ella en el mercado ordinario".

En especial, se dirige "a todas aquellas personas que han quedado en una situación de precariedad y exclusión social como consecuencia de la crisis". "Sin una vivienda, es muy difícil conseguir, de verdad, la inclusión social", ha manifestado.

Aburto ha asegurado que éste es "uno de los principales retos" que el Ejecutivo "tiene sobre la mesa y, como tal, de esa manera se recoge en el Plan Director de Vivienda 2013-2016, cuando se subraya que un instrumento de primer orden para lograr ese objetivo es la movilización de viviendas deshabitadas que puedan incorporarse al programa de alquiler".

Para conseguir ese objetivo, ha apuntado que su Departamento ha abordado una serie de modificaciones en los dos programas de captación de vivienda vacía mediante el nuevo decreto de diciembre de 2013, que regula el programa Bizigune, "en el que se mantienen las principales garantías dirigidas a las personas propietarias y también en el de ASAP.

En este último, se ha puesto en funcionamiento el nuevo procedimiento de solicitud de adjudicación de las viviendas a través de la página web del Departamento "en estrecha colaboración con los agentes colaboradores, tanto del sector público, como Sestao Berri o Bidebi", como del privado, con la participación de más de diez agentes de la propiedad inmobiliaria.

MEDIDAS

En cuanto a las modificaciones "más relevantes", ha especificado que, en relación con las personas inquilinas, se posibilita que en la web las personas puedan conocer de antemano las principales características de las viviendas y decidir si solicitan o no su adjudicación.

También ha apuntado que se han elevado lo ingresos mínimos de las personas arrendatarias desde los 7.000 hasta los 12.000 euros, con el objetivo de reducir "la zona de imperfección de los programas Bizigune y ASAP".

En tercer lugar, ha indicado que "se facilita al máximo el proceso de solicitud, de forma que las personas interesadas puedan llevarlo a cabo a través de la página web".

Sobre los propietarios, ha indicado que se ha establecido un plazo mínimo de seis meses de duración al contrato de mandato que le vincula con el agente colaborador.

El consejero ha asegurado que todas estas medidas tienen como objetivo "mejorar la gestión del programa", en concreto, con el fin de reducir las renuncias y acortar también los procedimientos de adjudicación para "mejorar el nivel de satisfacción de los propietarios, de los arrendatarios y de los agentes colaboradores".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha