eldiario.es

Menú

Histórico blindaje de seguridad para la bajada de Celedón en Vitoria

Casi un centenar de policías, diez controles de acceso y 'new jerseys' de hormigón blindarán la Virgen Blanca y alrededores desde horas antes del chupinazo del 4 de agosto

El alcalde insiste en que no es una medida antiterrorista, sino para evitar el acceso con vidrios al centro de la ciudad

- PUBLICIDAD -
Bajada del Celedón en las Fiestas de la Blanca Paloma (Vitoria).

Bajada del Celedón en Vitoria

España lleva en alerta terrorista 4 (sobre 5) desde hace dos veranos y las autoridades cada vez se toman más en serio los dispositivos de seguridad. En Vitoria, como cada 4 de agosto, miles de personas (en algunos casos se ha hablado hasta de 80.000), colapsarán todo el corazón de la ciudad en el arranque de las fiestas, en la tradicional bajada de Celedón, y la ciudad llevará a cabo un histórico despliegue de seguridad. Los alrededores de la plaza de la Virgen Blanca quedarán blindados y se establecerán hasta 10 controles de acceso (más otras dos entradas prohibidas). Se movilizarán 90 efectivos policiales de la Policía Local y de la Ertzaintza (incluidos antidisturbios y equipos de Intervención) y instalarán unas barreras de seguridad de hormigón llamadas 'new jersey'.

Formalmente, se trata de un plan para evitar que los asistentes al chupinazo accedan a la plaza y aledaños con botellas de vidrio, según han reiterado este viernes en rueda de prensa el alcalde, Gorka Urtaran, y el concejal de Seguridad, Carlos Zapatero. Sin embargo, fuentes policiales han explicado a eldiarionorte.es que, si bien efectivamente se tratará de evitar que una sola botella de cristal se cuele y provoque cortes y heridas (quien lo haga recibirá una multa de 90 euros), el despliegue permitirá cumplir con otras misiones preventivas. 

Desde las 15.00 horas del viernes 4 de agosto, es decir, tres horas antes del inicio de la fiesta, la denominada "zona sin vidrio" quedará cerrada al tránsito (con algunas excepciones para residentes o trabajadores). Se establecerán diez puntos de acceso restringido custodiados por efectivos de Policía Local y Ertzaintza. Según Urtaran y Zapatero, serán "voluntarios" de Egibide, un centro educativo de la ciudad que siempre colabora en la limpieza y el buen desarrollo del Celedón, quienes hagan las revisiones para evitar la entrada con vidrios o carros de la compra con bebidas, aunque la realidad impondrá que los registros reales los hagan los agentes de la autoridad.

"Se lleva haciendo seis años en Pamplona", han recalcaldo Urtaran y Zapatero sobre los controles de acceso al chupinazo. El Ayuntamiento, en este sentido, ha pedido paciencia a los vitorianos y visitantes y que se acerquen con tiempo al centro de la ciudad. Las entradas serán por Prado, General Loma (Parlamento), General Álava, Correos, Olaguíbel, San Francisco, Correría, Zapatería y Herrería (las tres en el cruce con San Roque) y Diputación.

Sin "ley seca"

Urtaran y Zapatero han bromeado que los controles del uso del vidrio en la plaza no supondrán que haya "ley seca" en Vitoria durante el Celedón. El alcalde, incluso, ha señalado que el que desee puede seguir llevando "champán". Los responsables municipales recordado que se están distribuyendo recipientes de plástico para introducir las bebidas a la Virgen Blanca y alrededores. El año pasado, en La Blanca, hubo el doble de intoxicaciones etílicas (146) que heridos por vidrio (70) y muchas afectaron a menores de edad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha