eldiario.es

Menú

El paro por debajo del 10%, 130.000 becas y coordinación contra el yihadismo

Los 70 folios del pacto del PNV y del PSE-EE recogen numerosos "compromisos" sectoriales

- PUBLICIDAD -
La afiliación de extranjeros subió a 1.733.626 personas en octubre, 6.592 más

EFE

El documento "Pilares para construir una Euskadi con más y mejor empleo, más equilibrio social, más convivencia y más y mejor autogobierno" recoge un amplio catálogo de "compromisos" del Gobierno de coalición de PNV y PSE-EE para los próximos cuatro años en los más diversos ámbitos.

1. EMPLEO: BAJAR EL PARO

La tasa de desempleo en Euskadi está en el 12,80% (EPA de octubre). PNV y PSE-EE prometen que bajará del 10% “al final de la presente legislatura”. Para ello, se aprobará en el primer semestre de 2017 un “programa marco de empleo y reactivación económica” con especial énfasis en apoyar a “jóvenes, mayores de 45 años y parados de larga duración, mujeres y personas dependientes”. Asimismo, se promoverá una “reforma y modernización de Lanbide”, para el cual PNV y PSE-EE reclaman más competencias con la asunción de las “políticas pasivas de empleo”, es decir, de las prestaciones que abona el antiguo Inem.

2. SANIDAD: REDUCIR LAS LISTAS DE ESPERA

En materia de salud, el acuerdo PNV-PSE-EE baja muy al detalle. Se alude, por ejemplo, a “mantener las listas de espera por debajo de los ratios establecidos” y a reforzar las infraestructuras sanitarias con actuaciones en Eibar, Urduliz, Cruces, Basurto y Txagorritxu.  Igualmente, “se garantizará la sostenibilidad” económica de Osakidetza “potenciando alternativas a la hospitalización tradicional”, como la “telemedicina”. 

3. EDUCACIÓN: NUEVOS COLEGIOS

PNV y PSE-EE hablan de la necesidad de alcanzar un “pacto educativo” que siente las bases de una nueva Ley de Educación con la escuela pública como eje “esencial” de un sistema en el que el 50% de los alumnos estudian en la red concertada. Ambos partidos plantean caminar hacia un modelo educativo más “plurilingüe” para “todos los centros”, aunque con matices en función de la “realidad sociolingüística” de cada zona. En este sentido, el documento habla del euskara como lengua propia, aunque sin marginar “a la otra lengua que también es de Euskadi”, el castellano. Se apuesta por “lograr un mayor equilibrio” a la hora de escolarizar al alumnado extranjero, con una “integración” tanto en la red pública y en la red privada para evitar guetos. El abandono escolar caería hasta el 8% y 130.000 escolares al año se beneficiarían de becas. El aprendizaje de euskera para adultos hasta nivel B2 será gratuito. Habrá, finalmente, OPE anuales para “aumentar el personal” y dar “estabilidad” a los interinos y nuevos colegios en Basauri, Ugao, Güeñes, Bilbao, Muskiz, Vitoria (dos), Bergara, Hernani, Zestoa y Zumaia. En materia universitaria, se alcanzará el 1,5% del PIB entre gasto público y privado.

4. AYUDAS SOCIALES: EVITAR LA CRONIFICACIÓN

Se apuesta por “consolidar” la renta de garantía de ingresos para “responder a las nuevas situaciones de pobreza” y para evitar la “cronificación” de los perceptores en la “marginación social”. Una de las propuestas es hacer “un cálculo más individualizado de la renta y del patrimonio” para evitar que personas que necesiten apoyo económico queden excluidas del sistema. No se alude para nada a la idea de aligerar Lanbide sacando a los colectivos no empleables que cobran prestaciones y derivándolos a otras ventanillas de la Administración. Se potenciarán, asimismo, “los actuales mecanismos de inspección y control para evitar posibles abusos” y fraude. Igualmente, se incrementará la dotación presupuestaria de las ayudas de emergencia social y se promoverá “una normativa que haga frente a la pobreza energética”. Finalmente, se dará desarrollo a la Ley de Vivienda y se defenderá su “constitucionalidad” ante el Gobierno de España.

5. REACTIVACIÓN ECONÓMICA: SIN 'FRACKING'

El documento alude a planes de apoyo para ‘pymes’ y emprendedores, una apuesta por la I+D+i (5% más de fondos cada año hasta llegar al 3% del PIB en esta materia) y el impulso de la marca Basque Country. El PSE-EE ha llevado al PNV a firmar una política energética que incluye la “no utilización del ‘fracking’ de conformidad con la ley aprobada por el Parlamento Vasco”.

6. ADMINISTRACIÓN Y ECONOMÍA: SIN REFORMA DE LA LTH

En materia administrativa, PNV y PSE-EE desean cerrar de una vez con el Estado resolver el contencioso por la liquidación del Cupo, que asciende a 1.600 millones de euros. Asimismo, ambos partidos plasman por escrito su deseo de “consolidación de las cuentas”, es decir, de ir a déficit cero “de conformidad con los objetivos” comunitarios y estatales, aunque “sin afectar a las políticas sociales”. El PSE-EE también ha dejado su sello al otorgar al Parlamento Vasco un cierto papel de armonización fiscal “con anterioridad” a que las tres Diputaciones, competentes en la materia, acometan cambios tributarios. La “acción coordinadora” se extenderá también a la lucha contra el fraude fiscal. Lo que no consta es que se vaya a reformar la Ley de Territorios Históricos, que regula el reparto competencial entre las instituciones autonómicas y forales (sí habrá una Ley de Funcionamiento y Organización del Sector Público Vasco para evitar duplicidades y racionalizar el “entramado” de empresas públicas). Ese compromiso sí estaba fijado en el acuerdo de estabilidad que nacionalistas y socialistas rubricaron en 2013 si bien el PNV nunca mostró interés político ante la iniciativa del PSE-EE. Está previsto también que haya una Ley de Transparencia y consolidar también el canon de capitalidad para Vitoria.

7. TRANSPORTES: SOTERRAR EL AVE

En la próxima legislatura se aprobará una Ley de Movilidad Sostenible, compatible con otra más general de Medio Ambiente, Cambio Climático y Conservación de la Naturaleza. El gran objetivo, sin embargo, es “culminar” de una vez la ‘Y vasca’ y “resolver la integración” del nuevo ferrocarril de alta velocidad en las ciudades, para lo que se apuesta abiertamente por el soterramiento. También se reclama la transferencia de las líneas de Cercanías de Renfe y de la antigua FEVE. A nivel más local, hay compromiso de diseñar una línea de tren hasta el aeropuerto de Loiu y de ampliar los tranvías de Vitoria y Bilbao. En materia de infraestructuras, el Gobierno vasco reclamará al Ministerio de Fomento la gestión de los tres aeropuertos y de los dos puertos marítimos.

8. EiTB: PROMOVER LA PLURALIDAD

La radiotelevisión pública vasca será “modernizada” y “racionalizada”. Se promoverá la “objetividad y el respeto a la pluralidad” en los servicios informativos del ente y se buscará un marco de financiación “transparente, sostenible y eficiente”.

9. DEPORTES: SIN MENCIÓN A LAS SELECCIONES VASCAS

PNV y PSE-EE no aluden en su acuerdo al impulso a las selecciones deportivas vascas. Sí se incentivará, por el contrario, “la organización de eventos deportivos internacionales que permitan la proyección exterior” y que sean “tractores de actividad turística”.

10. IGUALDAD: LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Se impulsará una Ley de Víctimas de la Violencia contra las Mujeres, con “medidas concretas para el resarcimiento económico y moral” de las personas afectadas. Asimismo, habrá un “pacto social por la Inmigración y contra el Racismo y la Xenofobia”. En materia de cooperación al desarrollo, no se cita el compromiso legal de alcanzar el 0,7% del presupuesto.

11. SEGURIDAD: INVESTIGACIÓN DE CORRUPCIÓN

PNV y PSE-EE apelan en genérico a que la Ertzaintza sea la Policía “exclusiva” en Euskadi. No se detallan medidas en ese sentido, aunque sí hay propuestas para reforzar el carácter “integral” de este cuerpo. Por ejemplo, se da mucha importancia a que la Ertzaintza participe en pie de igualdad con las Fuerzas de Seguridad del Estado en el denominado CITCO, la mesa de seguridad nacional contra el yihadismo. Asimismo, se dotará de “más recursos a las unidades encargadas de la investigación y persecución de los delitos de corrupción”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha